Gafas para Perros: Un MegaNegocio y una Necesidad Creada

0
677

La clave para crear un negocio exitoso es encontrar una necesidad insatisfecha y satisfacerla. Pero a veces, para citar a Steve Jobs, “la gente no sabe lo que quiere hasta que usted se lo muestra”.

Por ejemplo, probablemente nunca se dio cuenta de que su perro necesitaba gafas protectoras. Luego vino Roni Di Lullo y creó Doggles : gafas para perros.

Roni Di Lullo, inventora de Doggles

Las ventas del primer año fueron de $ 100,000.

Las ventas del año pasado fueron de $ 10 millones.

Esta es la historia de cómo un programador de software de Hewlett-Packard utilizó sus habilidades informáticas y su amor por el mejor amigo del hombre para crear un imperio de productos para mascotas. Sin embargo, cuando Di Lullo comenzó, la gente en su primera feria comercial se burlaba de ella. “Estábamos sentados en la cabina, y la gente simplemente caminando, apuntaban con sus dedos y se burlaban. Eso fue en 1997.

Di Lullo pasó meses intentando adaptar gafas de sol, gafas de esquí y gafas de natación para su perro, hasta que se dio cuenta de que iba a tener que crear un par desde cero. “Hice los diseños en un programa de CAD”, dijo. Di Lullo invirtió $ 25,000 en el concepto, y ella comenzó a producir y vender Doggles más como un hobby que cualquier otra cosa. 

Luego, en 2002, “entonces sucedieron algunas cosas muy grandes”. CNN hizo una historia sobre la compañía. Aún más grande, Di Lullo decidió llamar en frío al número gratuito de PetSmart. “Acabo de decir: ‘¿Cómo presento un producto?'” Se le dio una dirección y Di Lullo le envió a la compañía un par de Doggles. “Un par de semanas más tarde, recibí un correo, una carta real, en la que decía que se habían llevado el producto a todas sus tiendas”.

De repente Di Lullo necesitaba encontrar un fabricante. Hasta entonces, ella misma había estado juntando el producto final a mano. “Acabo de comenzar a hacer llamadas telefónicas”, finalmente me decidí por un fabricante en Taiwán.

Doggles proporciona a los perros con protección UV. También son flexibles y resistentes a los golpes. Di Lullo dijo que son populares entre los motociclistas cuyos perros viajan en sidecars, o los conductores cuyos perros les gusta asomarse a las ventanas. Los oftalmólogos veterinarios los encuentran útiles después de la cirugía ocular canina, y son populares entre las unidades militares y policiales K-9. El único lugar donde Doggles no trabaja es en el agua, porque las gafas tienen orificios en el costado para evitar que se empañen.

La tendencia de las gafas para perros se creó cuando el Ejército de los Estados Unidos requería que sus perritos tuvieran protección frente a las arenas del desierto.

Las gafas para perros pueden parecer solo un juego o una curiosidad para compartir en redes sociales. Pero en algunos casos su uso es muy recomendable.

Vemos en qué ocasiones son necesarias y cómo acostumbrarles a llevarlas.

¿Los perros necesitan gafas de sol?

No deberíamos preocuparnos por la exposición al sol de un perro sano, o no más de lo que lo hacemos nosotros mismos. Los perros, y los animales en general, siempre intentan girar la cabeza para no mirar directamente al sol. Por tanto los rayos ultravioletas no les producen lesiones por sí solos.

Pero sí pueden empeorar los síntomas de determinadas patologías oculares, o desencadenarlas si hay cierta predisposición, ya sea por su raza o por sus características familiares.

En esos casos, los beneficios de las gafas de sol sí compensarán claramente el esfuerzo de adiestrarlos para que las acepten.

¿Qué perros deberían llevar gafas de sol?

Las gafas para perros son una buena medida de prevención para perros y gatos que padecen determinadas patologías oculares, o que están más predispuestos a padecerlas.

Entre estas enfermedades están especialmente algunas patologías de la córnea como las queratitis inmunomediadas, pero también la sequedad ocular, algunos tumores oculares y las cataratas. No se ha podido demostrar si los problemas de retina también pueden verse afectados, pero se considera que sí.

El caso más claro de problema que empeora con las radiaciones ultravioletas, y que resulta muy difícil de tratar y de controlar en determinadas condiciones ambientales, es el pannus, una queratitis superficial crónica propia de perros pastores como el pastor alemán.

También algunos casos de tumores, como los carcinomas de células escamosas, los melanomas y los hemangiomas pueden empeorar por las radiaciones ultravioletas, e incluso aparecer como consecuencia de una excesiva exposición al sol. Los gatos de color más claro, o blancos, están más predispuestos a desarrollar este tipo de tumores relacionados con los rayos UV.

Tanto el sol como el viento pueden hacer aparecer, o empeorar, el síndrome de ojo seco en perros más predispuestos, como son los de ojos saltones o braquicefálicos: bulldog francés, inglés o carlino.

Las alergias oculares también tienden a empeorar con el viento y el sol.

¿Deben llevar gafas de sol en la playa? ¿Y en la alta montaña?

En situaciones de alta exposición a los rayos solares, las gafas para perros son una medida de prevención tan buena como para las personas, especialmente en perros con patologías oculares como el pannus, ojo seco, o animales de piel más clara.

Hay que tener en cuenta que no solo se trata de protegerlos en la playa, sino también en la montaña, ya que el efecto de la nieve, igual que el del mar, es el de potenciar las radiaciones ultravioletas. Y que a mayor altitud más radiación, y por tanto, más riesgo de que empeore un problema ocular relacionado con la exposición al sol.

 

 

Dejar un Comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor entre su nombre aquí