Rolls-Royce y Finferries crean el primer barco (ferry) autónomo del mundo

0
283

Rolls-Royce y el operador de ferries finlandés Finferries, realizaron una exitosa prueba del primer ferry totalmente autónomo del mundo en el archipiélago al sur de la ciudad de Turku, Finlandia.

En la oportunidad el transbordador de automóviles “Falco” utilizó una combinación de tecnologías de inteligencia de buques desarrollada por Rolls-Royce para navegar con éxito de manera autónoma durante su viaje entre los puertos fineses de Parainen y Nauvo. El viaje de regreso se realizó mediante un sistema de control remoto.

Durante la demostración, la nave “Falco”, con 80 invitados VIP a bordo, realizó el viaje bajo control totalmente autónomo. Detectó objetos utilizando sensores de fusión e inteligencia artificial, evitando colisiones. También demostró una maniobra atraque automático con un sistema de navegación autónoma desarrollado recientemente. Todo esto se logró sin ninguna intervención de la tripulación humana.

El “Falco” está equipado con una gama de sensores avanzados que le permiten crear una imagen detallada de su entorno, en tiempo real y con un nivel de precisión superior al del ojo humano. La imagen de conciencia situacional se crea mediante la fusión de los datos del sensor y se transmite al centro de operaciones remoto de Finferries en tierra, a unos 50 kilómetros de distancia en el centro de la ciudad de Turku. Aquí, un capitán supervisa las operaciones autónomas y puede tomar el control de la nave si es necesario.

Durante las pruebas de operación autónoma en el archipiélago de Turku, Rolls-Royce cronometró cerca de 400 horas de pruebas en el mar. El sistema de bloqueo automático Rolls-Royce se encuentra entre las tecnologías que se han probado con éxito. Esta característica permite al buque alterar automáticamente el rumbo y la velocidad cuando se acerca al muelle y realizar el atraque automático sin intervención humana. Durante las pruebas en el mar, la solución para evitar colisiones también se ha probado en varias condiciones durante varias horas de operación.

A principios de este año, Rolls-Royce y Finferries comenzaron a colaborar en un nuevo proyecto de investigación llamado SVAN (Safer Vessel with Autonomous Navigation), para continuar implementando los resultados del anterior proyecto de investigación Advanced Autonomous Waterborne Applications (AAWA), financiado por Business Finland.

Mikael Makinen, presidente del área marítimo comercial de Roll-Royce, señaló: “Hoy se marca un gran paso en el camino hacia el transporte marítimo autónomo y reafirma exactamente lo que hemos estado diciendo durante varios años: el transporte autónomo sucederá. El proyecto SVAN ha sido una colaboración exitosa entre Rolls-Royce y Finferries y una oportunidad ideal para mostrar al mundo cómo la tecnología Ship Intelligence puede aportar grandes beneficios en la operación segura y eficiente de las naves.

“Este es un momento muy orgulloso para todos nosotros y hasta ahora marca nuestro hito más importante. La prueba de hoy demuestra que la navegación autónoma no es solo un concepto, sino algo que transformará el transporte marítimo como lo conocemos”.

Mats Rosin, CEO de Finferries, agregó: “Estamos muy orgullosos de que la historia marítima se haya escrito en la ruta Parainen-Nauvo una vez más. Primero con nuestra nave híbrida de renombre mundial “Elektra” y ahora con “Falco” como el primer ferry autónomo del mundo. Como armador moderno, nuestro principal objetivo en esta cooperación ha sido aumentar la seguridad en el tránsito marítimo, ya que es beneficioso tanto para el medio ambiente como para nuestros pasajeros. Pero también estamos entusiasmados con la forma en que esta demostración abre las puertas a las nuevas posibilidades y seguridad al transporte autónomo de carga marítima”.

Dejar un Comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor entre su nombre aquí