Costumbres Extrañas en otras Culturas

0
745

El ser Humano, en general, tiene principios morales similares, pero el aislamiento cultural que tuvimos durante milenios, ha provocado algunas variantes inusuales, que pueden producir desde “Envidia de la buena” hasta “Horror”.

Qué son las fukubukuro y por qué enloquecen a los japoneses

Miles de japoneses esperan en largas colas durante horas al comienzo de cada Año Nuevo para hacerse con una preciada bolsa de papel que llaman fukubukuro.

Fukubukuro son “bolsas sorpresa” o “bolsas de la suerte” que básicamente contienen artículos misteriosos para el consumidor, desde ropa hasta comida, dependiendo de la tienda que las esté vendiendo.

Ese tipo de ventas se inició como una manera en que las tiendas en Japón se podían deshacer de su inventario antiguo al comienzo de cada año, pero ahora se ha convertido en una tendencia nacional.

“La emoción de no saber”

Las ventas de fukubukuro empiezan todos los años el 1 de enero y generalmente continúan durante la primera semana de ese mes o hasta que se agoten.

Para muchos japoneses el Año Nuevo no es lo mismo sin fukubukuro. 

No se sabe exactamente como se inició la moda -hay múltiples versiones- pero una dice que empezaron a venderse a principios del siglo XX, cuando comenzaron a surgir los tiendas por departamentos en Japón.

La explicación es que las tiendas por departamentos buscaban cómo deshacerse del inventario antes del inicio del año nuevo, así que decidieron llenar bolsas al azar con los artículos que les sobraban y venderlas a un buen descuento.

Hoy en día, tiendas por departamentos por todo Japón, incluso las cadenas globales como Starbucks y Armani, participan en esta tendencia. 

Sin embargo, las bolsas ya no se llenan aleatoriamente con sobras. Por lo general están repletas de artículos de alta calidad que costarían significativamente más si se compraran por separado.

El precio de las fukubukuro fluctúa desde un par de dólares hasta unos cuantos cientos.

Miles de personas hacen cola durante horas frente a sus tiendas favoritas para hacerse con una fukubukuro ya que, usualmente, su venta es limitada.

Poliandria en el Himalaya

Seguro que has escuchado más de una vez hablar de la poligamia, pero ¿y de la poliandria? En regiones remotas del Himalaya continua la tradición en la que una mujer puede contraer matrimonio con varios hombres, normalmente todos hijos de una misma familia.

Sí, has pensado bien: puede tener tantos maridos como cuñados. De esta forma los hermanos pueden mantener las tierras familiares unidas sin tener que dividirlas en diferentes herencias. Pero no es el único motivo, también consideran que el amor fraternal se pierde cuando los hermanos se casan con diferentes mujeres.

La mujer, sus respectivos maridos y los hijos de todos ellos viven bajo el mismo techo. La prioridad para mantener momentos íntimos con la mujer se dictamina por orden de edad, si el más joven quiere mantener relaciones sexuales con su mujer debe esperar a que los otros hermanos mayores no se encuentren en casa.

La Gordura Masculina es bella en la tribu Bodi

Un ejemplo de que la belleza es relativa y sujeta a los cánones marcados por una determinada comunidad o sociedad. En esta tribu de Etiopía la perfección va de la mano con la obesidad. Aquí ser gordo es sinónimo de elegancia y poder. No importa lo brillante e inteligente que seas, si no eres obeso, no eres nadie. La grasa como símbolo de finura solo se da en los hombres, las mujeres, por el contrario, son delgadas y de aspecto cuidado.

Esta obsesión por engordar se debe a la celebración anual –cada mes de junio del Ka’el. Una ceremonia que comienza seis meses antes con la preparación de los aspirantes. Cada familia puede presentar a un candidato soltero. Estos son aislados durante los seis meses previos sin poder moverse ni mantener relaciones sexuales. Es durante este periodo cuando deben realizar la dieta hipercalórica compuesta por la mezcla de leche y sangre animal.

El día de la liturgia, caminan desde su lugar de aislamiento hasta el árbol sagrado donde se dictamina el veredicto. El estado de gordura genera un cuerpo  tan deteriorado que son incapaces de avanzar más allá de unos simples metros. Ser coronado como el más gordo es el sueño de cualquier niño de la tribu, pasando a ser considerado un héroe por el resto de sus días y adquiriendo una gran reputación en el seno del poblado.

La paternidad compartida del pueblo Tapirapé

Se encuentran en la selva amazónica de Brasil. Si los sambia consideraban el esperma como el conducto de la energía masculina, los tapirapé piensan que el nacimiento de un bebé es el producto de todas las aportaciones de semen que la madre haya recibido por parte de los hombres de la tribu. Esto quiere decir que el niño tiene tantos padres como relaciones haya dado la madre durante el embarazo.

Cuantos más padres tenga la criatura, más fuerte y saludable se la considera. En la comunidad existe el termino de paternidad compartida, por lo que el niño puede dirigirse a cualquier hombre como padre.

Esta forma abierta de interpretar la sexualidad queda patente con la aceptación de relaciones homosexuales entre los miembros de la comunidad indígena, y choca con la limitación de nacimientos por mujer, tan solo tres, pudiendo ser dos de ellos del mismo sexo.

Mujeres de rostro tatuado para no llamar la atención

Myanmar cuenta con una gran diversidad étnica. En el estado de Chin se encuentran varias de estas tribus, muchas de ellas con el rostro tatuado.

Cuentan que siglos atrás eran comunes los secuestros de las jóvenes en este estado –Chin State por la extrema belleza de las mujeres. Para intentar evitar que sus hijas fueran secuestradas, les pintaban la cara con carbón y posteriormente con soluciones más duraderas como son los tatuajes.

Pronto esta tradición se fue asentando y el rostro tatuado ya no solo se usaba como prevención de secuestros, sino que también se convirtió en un reclamo sensual para los hombres y en una demostración de valentía necesaria para obtener matrimonio.

Esta costumbre se ha ido perdiendo tras su prohibición en los años 60, aunque aún quedan ancianas con el rostro tatuado, siendo las últimas mujeres que mantienen viva esta dolorosa tradición.

Plato en el labio de los mursi

La tribu Mursi, del valle Omo de Etiopia, se caracteriza por el escalofriante plato que lucen las mujeres en el labio inferior. Una tortura vista como símbolo de elegancia por ellos. El tamaño del plato, además de por estética, es una símbolo de estatus dentro del poblado. Al mismo tiempo, cuanto más grande sea el plato mayores son las posibilidades de encontrar marido y mayor será la dote –número de vacas– que reciba la familia.

El ritual comienza con un pequeño corte en el labio que se irá dilatando hasta que pueda portar un plato de hasta 22 cm. Deberán colocarlo siempre que se encuentren en presencia de hombres, pudiendo desprenderse de él al dormir, comer o en reuniones de mujeres.

A día de hoy, muchas mujeres deciden no dañar su labio; esto tiene una doble consecuencia: positiva, ante el resto de tribus en los diferentes mercados y negativa, ante la opinión de su propia aldea, puesto que una mujer sin plato tiene la tarea imposible de encontrar un marido y una familia política que respete su decisión.

Hombres Heterosexuales tomados de la mano

En la India es común que los hombres se muestren afecto entre ellos sin que esto se relacione a la homosexualidad, de hecho, muchos amigos o familiares varones se pasean tomados de las manos.

La carrera detrás del queso

En un pueblecito británico llamado Coope’s Hill celebran todos los años la tradicional carrera del queso. Es muy sencillo, desde una ladera muuuuy empinada dejan caer rodando un queso obviamente con forma circular, como casi todos los quesos, y detrás empiezan a ir tras él decenas de muchachos y muchachas a una velocidad imposible de controlar por el cuerpo humano, tanto que salen volando prácticamente.

 

 

 

Dejar un Comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor entre su nombre aquí