Nuevo vehículo de combate anfibio de la Infantería de Marina de EE.UU. se adquiere a BAE

0
145

Estos vehículos están diseñados para operaciones de combate marítimo-terrestre de largo alcance, y serían desplegados para el año 2021. Se adquieren los primeros 20 vehículos por U$1.200 millones de dólares.

El Cuerpo de Marines estadounidense se está preparando para realizar ejercicios de fuego real para su nuevo vehículo de combate anfibio (ACV), que sería desplegado para el año 2021 y podría participar en misiones de ataques terrestres “de gran intensidad y gran escala que surjan de un asalto anfibio”, escribe en un artículo para Warrior Maven el analista Kris Osborn, quien recoge las principales características de este vehículo.

Misiones de gran alcance

El vehículo, desarrollado por BAE Systems, está diseñado para operaciones de combate marítimo-terrestre de largo alcance. Utiliza agua de mar para enfriar el motor a fin de permitirle transportar hasta 200 galones de combustible, suficiente para una misión de 365 millas (587 kilómetros), explica Osborn. En concreto, detalla, el nuevo ACV puede viajar aproximadamente 13 millas (más de 20 km) por el agua, a unos 6 nudos, desde el barco hasta la costa, y es capaz de alcanzar velocidades de 60 mph (96,5 kilómetros por hora) en tierra firme, desplazándose cientos de kilómetros tierra adentro.

A diferencia de los vehículos de asalto anfibio existentes, de tracción por orugas, los nuevos ACV tienen ruedas 8×8, “para una mayor velocidad, maniobrabilidad y capacidad de supervivencia en tierra”, recalca el analista.

Los vehículos pesan 30 toneladas y están armados con ametralladoras calibre .50, aunque también contemplan una torreta no tripulada que puede integrar un cañón de 30 mm, si el Cuerpo lo solicita. También cuentan con un motor de 700 caballos de fuerza, más fuerte que el de los vehículos de asalto anfibio actuales, señala Osborn.

Esta nueva configuración está alineada con una estrategia emergente de asalto anfibio de la Marina y de la Infantería de Marina de EE.UU. que, entre otras cosas, prevé “una posible necesidad de una mayor penetración en las defensas terrestres después de que se tome una cabecera de playa”, estima el experto.

Dejar un Comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor entre su nombre aquí