La Mansión creada por Ricardo Bofill con una vieja fábrica de cemento

0
254

Hoy conoceremos uno de los íconos arquitectónicos del arquitecto Ricardo Bofill.  

Ricardo Bofill Leví (Barcelona, 5 de diciembre de 1939) es un arquitecto postmodernista español.

Nacido en Barcelona, estudió en la Escola Virtèlia y después en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona, de donde fue expulsado el 1957 por sus actividades políticas. Prosiguió sus estudios en la Escuela de Arquitectura de Ginebra, Suiza.

Arquitecto Ricardo Bofill

En 1963, fundó un grupo formado por arquitectos, ingenieros, sociólogos y filósofos, sentando las bases para lo que hoy es el “Ricardo Bofill Taller de Arquitectura”, equipo internacional con más de 40 años de experiencia en diseño urbano, arquitectura, diseños de parques y jardines, y diseño de interiores. Con este equipo Bofill abordó proyectos de diversa naturaleza en diferentes partes del mundo, adaptándolos a las realidades culturales de cada lugar. En 1978 abrió un segundo despacho en París.

A lo largo de su carrera, Bofill ha recibido numerosos premios y reconocimientos, entre ellos la Creu de Sant Jordi en 1973 que otorga la Generalitat de Catalunya. En 1985 fue elegido miembro honorario del Instituto Americano de Arquitectos. Bofill es Doctor Honoris Causa por la Universidad de Metz, Francia (1995), y Officier de l’Ordre des Arts et des Lettres, del Ministerio de Cultura de Francia (1988). Es miembro del jurado de Premio Internacional Cataluña. 

El conjunto, en palabras del arquitecto, es un oasis que se vive a la vez como un monasterio alejado de la ciudad.

Las puertas, ventanas y elementos decorativos hacen referencia a la arquitectura culta, en contraste con el carácter vernáculo de la fábrica original.

Su apariencia de ruina romántica convierte al complejo en único e irrepetible.

Eucaliptos, palmeras, mimosas, olivos y cipreses crecen a sus anchas en los jardines que rodean la vivienda.

Uno de los 6 silos que forman el estudio de arquitectura alberga la espectacular escalera principal.

“La Catedral es un espacio a la vez doméstico y monumental”, dice Bofill: “Prueba que la perfecta cohesión de los dos opuestos es posible”.

Vestigios de la antigua fábrica, las dos tolvas originales se convierten en gigantescas esculturas que nos recuerdan el pasado.

Bofill diseñó la mesa de conferencias del espacio central. Las sillas son las Aluminium de los Eames.

Las zonas comunes de la vivienda se desarrollan entorno a un espacio espectacular de 4 metros de altura. Una sencilla escalera conduce al altillo superior, donde el comedor se abre a los cuidados jardines.

Secuencia de ventanas en arco cuyo ritmo regular evoca las perspectivas metafísicas de Giorgio de Chirico.

La sala rosa, por el color de sus paredes acabadas con Tadelakt marroquí, es el centro del área más privada de la residencia.

De nuevo en el salón, suelos de mármol y sofás de piel de Vico Magistretti. Mesa de mármol rojo diseño del arquitecto.

En el centro de la cocina del módulo La Residencia, mesa de mármol blanco rodeada de sillas Thonet. Dos chimeneas, una al lado de otra diseñadas por el arquitecto Óscar Tusquets, añaden calidez y ambiente al espacio.

De nuevo en La Residencia, la gran mesa rectangular del comedor fue diseñada por el estudio, y está hecha a partir de una única pieza de mármol rojo de Alicante. Las sillas son una reedición de diseños de Gaudí.

Las paredes lisas en tedelakt marroquí de las habitaciones contrastan con las de hormigón visto, ligeramente oxidadas en las zonas comunes de la planta baja.

Detalle de la bañera de mármol blanco que preside la habitación principal.

Dejar un Comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor entre su nombre aquí