10 Predicciones sobre el futuro del Internet de las Cosas (IoT)

0
303

Para los que piensan que la industria del software después de casi 40 años está en su madurez, están equivocados. Con las nuevas tecnologías, se requerirá millones de líneas de código para suplir las necesidades de la inteligencia artificial, la robótica y el internet de las cosas, entre otros temas.

Una búsqueda en Google de la expresión “Internet de las cosas” arroja más de 588 millones de resultados y, gracias a los medios que realizan la conexión entre dispositivos portátiles domésticos inteligentes y al automóvil conectado, el Internet de las cosas se ha convertido en parte del lenguaje popular. 

Nick Jones, vicepresidente de Gartner afirma que “El Internet de las cosas exige una amplia gama de nuevas tecnologías y conocimientos que muchas organizaciones aún deben dominar, un tema recurrente en el ámbito del Internet de las cosas es la falta de madurez de las tecnologías y los servicios, así como de los proveedores que los suministran. El diseño en relación con esta falta de madurez y la gestión del riesgo que crea supondrá un reto clave para las organizaciones que exploten el Internet de las cosas. En muchas áreas tecnológicas, la falta de conocimientos también planteará significativos retos”.

En los próximos años, el Internet de las cosas tendrá un aspecto muy distinto del que presenta hoy en día. Internet de las cosas es un mercado novedoso. Nuevos actores, con nuevos modelos de negocio, así como nuevos enfoques y soluciones, pueden aparecer de la nada y superar a los ya establecidos.

Pero los negocios constituyen el mercado clave. Si bien se habla de dispositivos portátiles y hogares conectados, el valor real y el mercado inmediato del Internet de las cosas se centra en los negocios y las empresas. La adopción de Internet de las cosas se parecerá mucho más al modelo de difusión tradicional de las TI (de los negocios a los consumidores) que al de adopción impulsada por el consumidor de los medios sociales y la movilidad personal.

 

LAS 10 TENDENCIAS PRINCIPALES DEL INTERNET DE LAS COSAS:

1. Plataformas

La plataforma es la clave del éxito. Las “cosas” tendrán cada vez más aplicaciones cuyo coste se reducirá y la conectividad llegará a costar céntimos. Cabe recordar que las plataformas de Internet de las cosas agrupan muchos de los componentes de infraestructura que ofrece un sistema de Internet de las cosas en un único producto. Los servicios que proporcionan estas plataformas corresponden a tres categorías principales:

  • Control de dispositivo y operaciones de bajo nivel, tales como comunicaciones, monitorización y gestión de dispositivos, seguridad y actualizaciones de firmware.
  • Adquisición, transformación y gestión de datos del Internet de las cosas.
  • Desarrollo de aplicaciones para Internet de las cosas, incluyendo lógica controlada mediante eventos, programación de aplicaciones, visualización, analítica y adaptadores para conexión a sistemas empresariales.

2. Estándares y ecosistemas

Gartner señaló que, a medida que proliferen dispositivos de Internet de las cosas, emergerán nuevos ecosistemas y se producirán “batallas comerciales y técnicas entre dichos ecosistemas” que “dominarán áreas tales como los hogares inteligentes, las ciudades inteligentes y la sanidad. Es posible que las organizaciones que crean productos tengan que desarrollar variantes para admitir diversos estándares y ecosistemas, al tiempo que deban prepararse para actualizar los productos durante sus respectivos ciclos de vida a medida que los estándares evolucionen y aparezcan nuevos estándares y APIs relacionadas”, afirma Gartner. Se producirá una batalla por el reconocimiento de marca de las aplicaciones de Internet de las cosas. Con miles de millones de dispositivos proyectados generando petabytes de datos, los desarrolladores de aplicaciones harán su agosto lanzando miles o incluso millones de nuevas y atractivas apps. Pero, de forma similar a lo que ocurre en el mundo de los smartphones, todas estas apps lucharán por hacerse con el favor de los consumidores y solo unas pocas lograrán encaramarse al podio para ser valoradas por los negocios y los consumidores.

3. Procesamiento de corriente de eventos

Según Gartner, “algunas aplicaciones de Internet de las cosas generarán volúmenes de datos extremadamente altos que deberán analizarse en tiempo real. Los sistemas que crean decenas de miles de eventos por segundo son algo habitual y, en ciertas situaciones de telecomunicaciones y telemetría, pueden producirse millones de eventos por segundo. Para abordar dichos requisitos, se han creado las plataformas informáticas de flujo distribuido (DSCP). Suelen utilizar arquitecturas en paralelo para procesar flujos de datos de muy alta tasa para efectuar tareas tales como analítica en tiempo real e identificación de patrones”.

4. Sistemas operativos

Existe una amplia gama de sistemas que han sido diseñados para propósitos específicos.

5. Procesadores y arquitectura

El diseño de dispositivos con una comprensión de las necesidades de los dispositivos requerirá “conocimientos técnicos profundos”.

6. Redes de área extensa de baja potencia 

Las soluciones actuales son patentadas, pero aparecerán estándares y dominarán el mercado. Según Gartner, “las redes móviles tradicionales no proporcionan una buena combinación de funciones técnicas y costes operativos para aquellas aplicaciones de Internet de las cosas que necesitan cobertura de red de área extensa combinada con un ancho de banda relativamente bajo, una buena duración de la batería, bajo coste en términos operativos y de hardware, así como una elevada densidad de conexión.

El objetivo a largo plazo de una red de área extensa de Internet de las cosas es proporcionar tasas de datos que van desde cientos de bits por segundo (bps) hasta decenas de kilobits por segundo (Kbps) cubriendo todo el país, una duración de batería de hasta 10 años, un coste de hardware de punto final de aproximadamente 5 dólares estadounidenses y soporte para cientos de miles de dispositivos conectados a una estación base o su equivalente. Las primeras redes de área extensa de baja potencia (LPWAN) estaban basadas en tecnologías patentadas, pero a largo plazo los estándares emergentes, como es el caso de Narrowband IoT (NB-IoT), probablemente dominarán este espacio”.

7. Redes de Internet de las cosas de corto alcance y baja potencia

Las redes de corto alcance que conecten dispositivos de TI serán complejas. No existirá una sola infraestructura común para conectar dispositivos.

8. Gestión de dispositivos (cosas)

Los objetos del Internet de las cosas que no tienen un carácter efímero —que han llegado para quedarse— requerirán una gestión similar a la que precisa cualquier otro dispositivo (actualizaciones de firmware, actualizaciones de software, etc.), lo cual plantea problemas de escala.

9. Analítica

Según Gartner, Internet de las cosas requerirá un nuevo enfoque respecto de la analítica. “Hoy necesitamos nuevas herramientas y algoritmos analíticos, pero cuando el volumen de datos aumente hacia 2021, las necesidades de Internet de las cosas puede diferir aún más de la analítica tradicional”, según Gartner. La moneda de Internet de las cosas serán los “datos.” Pero esta nueva divisa solo tiene valor si las masas de datos pueden transformarse en conocimientos e información capaces de convertirse en acciones concretas que transformarán los negocios, cambiarán la vida de las personas y producirán un cambio social.

10. Seguridad

Según Gartner, las amenazas van mucho más allá de los ataques de denegación del sueño: se trata de ataques que utilizan código malicioso, propagado a través del Internet de las cosas, con el objeto de agotar las baterías de los dispositivos haciendo que permanezcan “despiertos”. Según Gartner, “Internet de las cosas presenta un amplio abanico de nuevos riesgos y retos de seguridad en lo que respecta a los propios dispositivos de Internet de las cosas, sus plataformas y sistemas operativos, sus comunicaciones e incluso los sistemas a los que están conectados. Las tecnologías de seguridad deberán proteger los dispositivos y las plataformas de Internet de las cosas tanto de los ataques de información como de la manipulación física, para encriptar sus comunicaciones y abordar nuevos retos tales como la suplantación de “cosas” o los ataques de denegación del sueño para agotar las baterías. La seguridad en Internet de las cosas se complicará por el hecho de que muchas “cosas” utilizan procesadores y sistemas operativos simples que pueden no admitir enfoques de seguridad demasiado sofisticados”.

¿QUÉ SERÁ LO SIGUIENTE?

El mercado es infinito. Resulta apasionante pero es preciso crear software y hardware de calidad con un backend sofisticado y múltiples niveles de seguridad, proporcionando orden y sofisticación a los datos y entendiendo que la seguridad es un arte que implica el uso de técnicas criptográficas. La mayoría de las empresas no tienen el talento que necesitan para desarrollar productos seguros.

Dejar un Comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor entre su nombre aquí