Conozca los Bonsais más antiguos del mundo

0
290

(#1) Bonsái de Ficus en Crespi, Italia. ¡Más de 1000 años de edad!

Los árboles pueden crecer durante cientos de años. Los Bonsáis, si son bien cuidados, también pueden mantenerse hasta edades muy avanzadas. Algunos de los Bonsáis más antiguos han estado en el mundo por más de 800 años; este ha sido el resultado de muchas generaciones de paciencia y trabajo duro.

Se dice que este Bonsái de Ficus tiene más de mil años; constituye el Bonsái más viejo del mundo. Es el árbol principal que se presenta en el Museo Italiano del Bonsái “Crespi”. (La imagen también es cortesía de Crespi).

(#2) Viejo Bonsái de Pino en Mansei-en, Japón. ¡Se ha examinado y comprobado que tiene más de 1000 años¡

Este pino se ha examinado y ha podido comprobarse que tiene más de 1000 años. Ha sido recolectado de los bosques japoneses. Aún se considera como un material en bruto dado que está en entrenamiento. Se encuentra en el vivero de Bonsáis Mansei-en perteneciente a la familia Kato en Omiya, Japón. Foto de Morten Albek.

(#3) Árbol de 800 años en Shunka-en, por Kunio Kobayashi

Este impresionante árbol se presenta en Shunka-en. Se estima que tiene unos 800 años de edad. Para más información lea la página de Bonsái Shunka-en, o visite el perfil del artista Kunio Kobayashi.

(#4) Bonsái de 800 años, también en Shunka-en

Mágnifico árbol conocido por su extremadamente elevada edad. Se dice que este árbol tiene más de 800 años y a la vez está catalogado como uno de los Bonsáis más caros. Su dueño, el maestro Kobayashi, es uno de los artistas de Bonsái más reconocidos en el mundo y ha ganado el prestigioso premio Primer Ministro 4 veces en Japón. Su vivero, Shunka-en, se encuentra en Tokio y está abierto a los visitantes.

(#5) El Pino Blanco Japonés que sobrevivió a Hiroshima

Este árbol ha sido entrenado como Bonsái por casi 400 años y es el resultado de 6 generaciones de arduo trabajo y paciencia de la familia Yamaki. Sin embargo, lo que lo hace realmente especial, es el hecho de que se encontraba en Hiroshima al caer la bomba atómica de 1945. Este árbol sobrevivió al impacto y fue donado posteriormente al Museo Nacional de Bonsái & Penjing en Washington. (Imagen cortesía del museo).

 

 

Dejar un Comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor entre su nombre aquí