Conozca sobre la Química del Amor

0
681

¡El amor es ciego! ¡Los polos opuestos se atraen! La ciencia explica qué sucede con nuestras hormonas cuando Cupido nos ha tocado con su flecha.

El amor entra por el estómago

Los recién enamorados producen la hormona feniletilamina, que frena el apetito. Cuando están juntos, también se libera otra hormona, la oxitocina, que también inhibe el apetito. Cuando las parejas llevan más tiempo juntas, ya se sabe, la cosa cambia. Las personas con relaciones estables pesan, en promedio, más que los solteros.

Mariposas en el estómago

En la fase de enamoramiento, el cuerpo está regulado por las hormonas testorenona y estrógenos. Estas se liberan principalmente por estrés y causan nerviosismo en el tracto gastrointestinal. Cuando se ve al ser amado, se libera la hormona del estrés, la adrenalina, y, junto con las hormonas de la felicidad, produce hormigueo en el estómago.

El amor es ciego

La dopamina es una sustancia que envía la sensanción de enamoramiento al cerebro y oculta cualquier error de la persona amada. Las endorfinas transmiten sentimientos de felicidad y satisfacción. Si además se activa la hormona oxitocina por el contacto físico, se crea un vínculo duradero que va más allá del enamoramiento que dura aproximadamente seis semanas.

Hay química

En el amor, el lema es “cuanto más diversidad, mejor”. Los genes desempeñan un papel relevante en la defensa contra los agentes patógenos. Cuanto más diferente sea el acervo genético de los padres, mejor equipada estará la descendencia para luchar contra los agentes patógenos.

Mucha dulzura

Desde nuestra infancia, las golosinas o chuches tienen un efecto de recompensa. Por eso, la palabra “dulce” tiene un sentido muy positivo en todos los ámbitos de nuestra vida. Por ejemplo, cuando decimos que una persona es dulce.

Dios los cría y ellos se juntan

Se ha demostrado científicamente que las parejas que llevan mucho tiempo juntas se parecen. Este fenómeno se conoce en sociología como “homogamia”, es decir sentir atracción por las similitudes: situación económica, creencias políticas, religión, nivel social, etc.

Los polos opuestos se atraen

Hombres y mujeres se diferencian a la hora de buscar pareja. Los hombres se fijan más en el aspecto físico; las mujeres, en el estatus e inteligencia. Con frecuencia, las personalidades opuestas se atraen y funcionan en las relaciones de pareja. Por ejemplo, un miembro de la pareja lleva la voz cantante y al otro, no le gusta tomar decisiones.

Compartirlo todo

Lo ideal es compartirlo todo, pero hay que tener cuidado, por ejemplo, con las enfermedades de trasmisión sexual. Todavía se desconcoce cuántos microorganismos pueden traspasarse de una piel a otra.

El problema de las alergias

Si las relaciones no cuajan, podría deberse a una alergia a ciertos olores. En general, no reaccionamos alérgicamente hacia una persona, sino a algo que está usando. Pueden ser alérgenos que provienen de otros lugares, cremas o jabones que contienen eugenol o limoneno. Precisamente con las alergias, la psique afecta al sistema inmunológico, positiva o negativamente.

 

Dejar un Comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor entre su nombre aquí