10 curiosidades de las Hormigas que ni siquiera imaginas

0
684

1. Las hormigas pueden tejer

La capacidad de formar tejidos no es exclusiva de las arañas. Las conocidas como hormigas tejedoras habitan en África, India, Asia y Australia y son capaces de segregar un material muy similar a la seda; en concreto, son las larvas las que se encargan de utilizar este poderoso material para construirse nidos en lo alto de los árboles.

Para lograrlo, trabajan en equipo. Mientras que unas hormigas van soltando los hilos conectores, otras se encargan de sujetar firmemente las ramas y hojas que completarán la estructura de su hogar.

2. Hormigas que parecen vagas, pero no lo son

Dentro de una colonia de hormigas hay jerarquías y tareas distribuidas. De forma similar a como ocurre con las abejas, las hormigas obreras son las encargadas de trabajar duramente para conseguir alimento. Pero también hay hormigas más holgazanas en la colonia, las llamadas hormigas mieleras. Mientras que sus compañeras salen en busca de comida, ellas se quedan en el hormiguero esperando su regreso, y después se comen lo que traen. ¡Pero no es egoísmo! Tiene un motivo: las hormigas mieleras se atiborran de alimento y guardan esas reservas, que posteriormente son capaces de regurgitar para alimentar a sus compañeras.

3. Practican la simbiosis

Las hormigas son uno de los animales que mejor saben aprovecharse de otros animales, aunque la verdad es que son un poco abusonas. No se trata de una simbiosis con beneficio al 50 %, sino que las hormigas son astutas como para salir más beneficiadas que su compañero.

Por ejemplo, pican y quitan las alas a los áfidos, de modo que no pueden marcharse lejos y así se pueden alimentar a su costa.

4. Realizan sacrificios de su propia especie

No decimos que les guste tener que llegar a hacerlo, pero si es necesario, las hormigas sacrifican a miembros de su colonia si así lo requiere el bien común.

Por ejemplo, sacrifican a hormigas heridas que, además de sufrir, pueden suponer un lastre para la colonia. Por otro lado, se sabe que ciertas especies de hormigas trabajan duro para asegurar y sellar el hormiguero por las noches. Para ello, salen grupos de unas 10 hormigas al exterior, que blindan la entrada con ramas, piedras y otros elementos del entorno… aun sabiendo que luego no podrán volver a entrar y eso supondrá su muerte esa noche, seguramente.

5. Construyen balsas para desplazarse por el agua

Las hormigas rojas son conocidas por ser capaces de crear balsas vivientes para transportarse por el agua. Agarrándose unas a otras crean resistentes pero livianas estructuras que les permiten cruzar terrenos acuosos sin correr peligro. Así, por ejemplo, tienen una esperanza de sobrevivir en caso de que se inunde el hormiguero. ¡Trabajando juntas salvan su propia vida!

6. La impenetrable puerta de las hormigas tortuga

Las hormigas tortuga son una de las especies más fascinantes. Se caracterizan por tener una cabeza resistente y dura, como si llevaran un casco, que utilizan a modo de puerta o muralla de su propio hormiguero.

Normalmente anidan en los troncos de los árboles, aprovechando los huecos cavados por escarabajos. Una vez ahí, en caso de peligro son capaces de utilizar sus cabezas para impedir la entrada de amenazantes depredadores y así salvar la colonia.

7. Autothysis o las hormigas suicidas

Algunas hormigas llevan dentro de su cuerpo una bomba química. Es su método de defensa, portan en su interior un líquido ácido de color amarillo que, en caso de ser necesario, pueden hacer salir explotando el depósito para herir de gravedad a sus depredadores… aunque eso suponga su propia muerte.

8. Hormigas agricultoras

Seguro que no sabías que estos insectos son capaces de cultivar hongos y cuidarlos hasta que generan levadura. ¡Una levadura muy similar a la que utilizamos los humanos para hacer pan! Después, alimentan con esa levadura a toda la colonia.

9. Hormiga vampiro de Madagascar

El vampirismo no es sólo cosa de películas de terror… ¡es real entre algunas especies del mundo animal! Es el caso de la hormiga vampiro de Madagascar, también conocida como hormiga Drácula, que se alimentan de la hemolinfa de sus larvas. Eso sí, lo hacen con mesura y mucho cuidado para no matarlas ni herirlas de gravedad.

10. Hormigas esclavizadoras

La esclavitud no es sólo cosa del ser humano, la realidad es que las hormigas también la practican. Además, ¡con miembros de colonias ajenas! La hormiga esclavizadora, natural de Europa, ataca hormigueros ajenos y secuestra a miembros de su colonia, para posteriormente llevarlos a su nido y esclavizarlos en su propio beneficio.

Dejar un Comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor entre su nombre aquí