Los Pulpos: Criaturas marinas complejas e inteligentes

0
194

El pulpo es el invertebrado con el cerebro más grande, y probablemente el más inteligente de todos. Su inteligencia guarda semejanzas con la de los humanos, pero han evolucionado de manera muy distinta. 

Distintos estudios y experimentos han demostrado que los pulpos pueden usar herramientas, tienen memoria a corto y largo plazo, y saben resolver problemas. En libertad, el pulpo descubre su entorno de forma activa, sin esperar a que este le llegue de golpe.

El animal toma la decisión de salir a conseguir información, luego utiliza esos datos y los almacena. Esto tiene mucho que ver con la conciencia. El sistema nervioso de los pulpos es peculiar: sólo un tercio de sus neuronas está en el cerebro, las otras 80 millones se encuentran en los tentáculos. Sus brazos tienen reflejos complejos que siguen funcionando aunque pierdan la cabeza, y nunca se enredan con otros gracias a unos sensores químicos.

Todavía no entendemos del todo la inteligencia de los pulpos, pero en la Academia de Ciencias de California tienen claro que son como niños: se aburren si no les dan algo que mantenga sus cerebros ocupados

Los octópodos (Octopoda, del griego ὀκτώ oktṓ ‘ocho’ y ‒́podo ‘pie’)​ es un orden de moluscos cefalópodos octopodiformes conocidos como pulpos. Al igual que otros cefalópodos, el pulpo es bilateralmente simétrico, con la boca y el pico situados en el punto central de sus ocho extremidades.

Tienen un cuerpo blando que puede alterar rápidamente su forma, permitiendo que se escurran a través de pequeñas grietas. Arrastran sus ocho apéndices detrás de ellos mientras nadan.

Utilizan el sifón tanto para la respiración como para la locomoción, expulsando un chorro de agua. Cuentan con un sistema nervioso complejo y una vista excelente y se encuentran entre los invertebrados más inteligentes y de mayor diversidad conductual.

Habitan diversas regiones del océano, como los arrecifes de coral, las aguas pelágicas y el fondo marino; algunas especies viven en la zona intermareal y otras en la abisal. La mayoría de las especies crecen rápido, maduran temprano y son de vida efímera.

Durante la reproducción, el macho utiliza un brazo especialmente adaptado para depositar un paquete de esperma directamente en la cavidad paleal de la hembra, después de lo cual se produce una rápida senescencia y muere. La hembra deposita los huevos fertilizados en una madriguera y los cuida hasta que nacen, después de lo cual también muere.

Entre sus estrategias para defenderse de los depredadores incluyen la expulsión de tinta y el camuflaje.

el comportamiento deimático, su capacidad para impulsarse rápidamente a través del agua y esconderse, e incluso mediante el engaño.

Todos los pulpos son venenosos, pero solo hay constancia de que los pulpos de anillos azules puedan ser mortales para los humanos.

 

Dejar un Comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor entre su nombre aquí