Antoine Schneck [Fotografía] – El artista de los Retratos

0
361
Antoine Schneck es un fotógrafo francés nacido en 1963 que vive en París.
En 2007 Antoine fue a Burkina Faso y se quedó en un pequeño pueblo. Regresó con más de 300 retratos. Luego hizo series en China, la India y Mali.
Sentado en una silla en una tienda de tela blanca, el modelo se sitúa contra un fondo negro mientras Antoine, invisible, opera desde fuera, a través de un agujero practicado en la tela por el que pasa la lente de su cámara. Separados de sus cuerpos, sin ningún accesorio, esos rostros tienen la cruda fuerza expresiva de una máscara con una dimensión humana.
«Tenía doce años cuando me encontré en un armario con una cámara Kodak Retinette. Mis padres hacían fotos de la familia con una Instamatic. Me compré “Fotografía en 10 lecciones” y me lancé al blanco y negro. Entre los nombres de Cartier-Bresson, William Klein o Marie-Laure de Decker, el de Marc Riboud se volvió más familiar para mí cuando, siendo yo amigo de sus hijos, me propuso ayudarle a clasificar sus diapositivas a su regreso de China. Tenía diecisiete años y durante los diez años siguientes me alejé de mi sueño infantil – la fotografía – para probar con otras cosas. Estudiando arquitectura aprendí a dominar el espacio, y en la escuela de Louis Lumière la iluminación. Luego fui camarógrafo de televisión, ganador de la Fundación Carat, viajé por el mundo estudiando la organización del trabajo en la radiodifusión. A los treinta años decidí dejarlo todo y retomar la fotografía.»
«Mis retratos son creaciones. Le dedico tiempo en los países escogidos, pero también a mi regreso a París.
En el sitio, instalo mi estudio. Creo una especie de evento, una situación que conduce a una discusión y encuentro fotográfico. Entonces muevo a mi sujeto y lo fotografío desde fuera, para capturar su personalidad inocente. Quiero que mi imagen lea su rostro.»
«Para comprenderla [la personalidad de los sujetos], he escogido borrarme yo de la fotografía. Así es que mi modelo entra en mi efímero estudio y yo quedo fuera. Como consecuencia, la persona no reacciona ante el fotógrafo. Está en su burbuja. Lo que ofrece no está empañado por eventos o miradas externas. Hay una suerte de plenitud que es lo que intento capturar.»

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Dejar un Comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor entre su nombre aquí