China estrena Star Market, el índice tecnológico al estilo NASDAQ de EE.UU. superando todas las espectativas

0
209

En una jugada muy inteligente China busca ser tecnológicamente autosuficiente a medida que la prolongada guerra comercial con EE.UU. afecta a las firmas tecnológicas chinas. De esta manera logrará capitalización de compañías de todo el planeta, y por supuesto, del mismo capital Chino, que muy seguramente comenzará a vender stocks en otros países e invertir en su país.

El índice bursátil de innovación en ciencia y tecnología de China (Star Market) ha comenzado a cotizar este lunes, superando el precio de las acciones de algunas compañías el 500 %.

Iniciativa similar al NASDAQ estadounidense con un modelo de salida a bolsa al estilo de EE.UU., el nuevo índice cotiza en la Bolsa de Valores de Shanghái con un primer grupo de 25 empresas tecnológicas.

Las acciones de las 25 empresas acumulaban este mediodía una ganancia promedio del 140 % al mediodía (hora local), aunque los títulos de Anji Microelectronics Technology, que produce materiales para semiconductores, se dispararon hasta el 520 %, superando todas las expectativas.

El nuevo índice bursátil de Shanghái fue anunciado el pasado noviembre por el presidente de China, Xi Jinping, y podría tratarse del intento más audaz de Pekín para reformar el mercado de capitales. Además, con esta iniciativa el gigante asiático busca ser tecnológicamente autosuficiente a medida que la prolongada guerra comercial con EE.UU. afecta a las firmas tecnológicas chinas.

¿Solo el comienzo?

El primer grupo de empresas del nuevo índice bursátil incluye fabricantes de chips, compañías de inteligencia artificial, empresas de biotecnología, fabricantes de baterías para coches eléctricos y proveedores de ferrocarriles de alta velocidad. Veinticuatro de las firmas que salieron al mercado esta jornada cotizan por primera vez y, según la Bolsa de Valores de Shanghái, existe una lista de más de 100 entidades esperando su turno.

Star Market es una iniciativa que apunta directamente a atraer a las compañías tecnológicas chinas que actualmente cotizan en el extranjero. Pekín viene alentando a las empresas del país a ser menos dependientes de los fondos y tecnologías foráneas, campaña que se ha intensificado durante la guerra comercial con Washington y a raíz de las sanciones contra Huawei, que no puede trabajar con empresas estadounidenses sin autorización previa del Gobierno norteamericano.

 

Dejar un Comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor entre su nombre aquí