El impacto medioambiental del incendio en la Amazonía

0
236

La situación es preocupante porque “la Amazonía es fundamental para el mantenimiento del equilibrio climático mundial”, dice la OTCA.

Voraces incendios se extienden en la Amazonia, principalmente en las zonas selváticas de Brasil y Bolivia, y, con ello, aumenta la alarma mundial por el impacto medioambiental que podría tener esta tragedia.

Aunque el fuego comenzó hace casi 20 días, fue apenas el martes pasado cuando pasó a ser noticia en todo el mundo.

La selva Amazónica se desarrolla alrededor del río Amazonas y de su cuenca fluvial. Las altas temperaturas favorecen el desarrollo de una vegetación tupida y exuberante, siempre verde. El título de el Pulmón del Planeta​ que ostenta la Amazonia no es casualidad, ya que mantiene un equilibrio climático: los ingresos y salidas de CO2 y de O2 están equilibrados. Los científicos ambientalistas concuerdan en que la pérdida de la biodiversidad es resultado de la destrucción de la selva, y que se evidencia con la aparición en el área del río Caquetá a un sistema anterior del bosque selvático en el cual se utilizaron suelos de forma permanente “tierras prietas” gracias a su progresivo abono y por lo que así evitó las migraciones.

La situación es preocupante porque “la Amazonía es fundamental para el mantenimiento del equilibrio climático mundial”, dice la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA), y señala que esta región “tiene una gran influencia en el transporte de calor y vapor de agua para las regiones localizadas en latitudes más elevadas” y, además, “tiene un papel muy importante en el secuestro de carbono atmosférico, y con ello contribuye a la reducción del calentamiento global“.

¿Dónde está la Amazonía y qué tan grande es?

La Amazonía está en la parte central y septentrional de América del Sur. Esta vasta región es parte de ocho países de Sudamérica: Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Guyana, Surinam y Brasil, naciones que conforman la OTCA.

Según esa organización, la Amazonía es más de la mitad del bosque húmedo tropical del planeta y es la mayor floresta tropical del mundo. La región representa entre 4 y 6 % de la superficie total de la tierra y entre 25 y 40 % de la superficie de América; puesto que abarca 7.413.827 kilómetros cuadrados.

¿Dónde está el fuego?

Los incendios afectan, por ahora, a las áreas de la Amazonía de Brasil y Bolivia.

Según el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE), la institución encargada de monitorear incendios y tala en Brasil, en lo que va de año el país ha sufrido 72.843 incendios.

En concreto, los focos de incendio en el ‘Gigante de Sudamérica’ crecieron un 85 % este año, si se lo compara con el 2018, y más de la mitad se concentran en el Amazonas.

Las llamas también han afectado a parte del Amazonas boliviano, en el departamento de Santa Cruz, fronterizo con Brasil. Ahí, han provocado la destrucción del Bosque Seco Chiquitano, una región ubicada entre la Amazonía y el Chaco.

¿Qué hay en el Amazonas que puede ser afectado por las llamas?

La Amazonía tiene zonas pobladas, es el refugio de varias tribus indígenas; cuenta con una extensa biodiversidad de fauna y flora; además, atesora grandes fuentes hídricas.

  • Toneladas de dióxido de carbono

La Amazonía absorbe alrededor de 1.000 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2); la mitad de lo que retenía en la década de 1990, según un artículo de la revista Nature, de 2015.

Además, la región amazónica almacena entre 150.000 y 200.000 millones de toneladas de dióxido de carbono, según un estudio publicado en enero pasado por PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences) de EE.UU.

Con estos incendios, la Amazonía se ha transformado de sumidero a emisor de dióxido de carbono, contribuyendo al calentamiento global.

  • Habitantes

Según la OTCA, en la Amazonía hay 34 millones de habitantes, 11 % de la población de los países amazónicos.

Viven 420 diferentes pueblos indígenas que hablan 86 lenguas y 650 dialectos. De esas tribus, unas 60 están en condición de aislamiento.

  • Biodiversidad

Esta región del planeta alberga a, aproximadamente, un cuarto de todas las especies de flora y fauna del mundo.

De acuerdo a cifras de la OTCA, hay más de 30.000 especies de plantas vasculares, incluyendo entre 5.000 y 10.000 especies de árboles: de ese total, 2.000 fueron clasificados por su utilidad para alimentos, medicinas y más usos.

También, hay 2.500.000 de especies de insectos, 2.500 de peces, más de 1.500 de aves, 550 especies de reptiles y 500 de mamíferos.

“Es un área importante de endemismos, lo que hace de ella una reserva genética de importancia mundial para el desarrollo de la humanidad”, señala la OTCA. 

Entre los mamíferos, el Amazonas posee enorme cantidad de especies, como los monos, el jaguar, el puma, el tapir y los ciervos. En sus aguas viven dos especies de delfines, como el delfín rosado.

Se encuentran reptiles como gran cantidad de especies de tortugas acuáticas y terrestres, caimanes, cocodrilos, y multitud de serpientes, entre ellas la anaconda —el mayor ofidio del mundo—, etc.

No hay otro ecosistema en el mundo​ con tanta cantidad de especies de aves; entre estas destacan los guacamayos, tucanes, las grandes águilas como el águila harpía, y otras muchas especies, en general de coloridos plumajes. Un 20% de las especies mundiales de aves se halla en el bosque amazónico.

Para los aficionados al acuarismo, se trata de una fuente que provee la mayor cantidad de especies piscícolas que hoy en día pueblan los comercios y acuarios del planeta. 

Un 50% de las especies mundiales de plantas se halla en el bosque amazónico. En las lagunas a lo largo del río Amazonas florece la planta Victoria amazonica, cuyas hojas circulares alcanzan más de cuatro metros de diámetro.Está constituido por los bosques donde se encuentran una cantidad increíble de árboles de todo tipo: itahuba, caricari, tajibos, cedro, ruta barcina, mandrilo y otros. El 50% de las especies de madera son exóticas.

Existen muchas especies de plantas medicinales que pueden curar toda clase de enfermedades como ser: úlceras, asma, mordeduras de víbora, problemas sanguíneos, apendicitis, problemas cardíacos, respiratorios, dentales, problemas digestivos y otros.

En algunas lagunas también existen variedades de lilaceas muy llamativas como la Victoria amazónica que llega a medir hasta los 2 metros de diámetro que es la planta acuática más grande del mundo.

Flores silvestres de increíble belleza y variedad que dan colorido a la zona, y pueden ser encontradas a lo largo de toda la zona desde los ríos hasta el monte.

  • Agua dulce

La Amazonía tiene en su interior al río Amazonas, el más caudaloso y largo del mundo, con una extensión de cerca de 7.000 kilómetros.

Esta fuente hídrica nace en los andes de Perú, a 5.597 metros sobre el nivel del mar, y corre hasta la desembocadura del Océano Atlántico, en Brasil; luego de atravesar Colombia.

“El Amazonas tiene el mayor volumen de descarga de agua (220.000 metros cúbicos por segundo) y transporta más agua que los ríos Missouri-Mississippi, Nilo y Yangtsé juntos”, dice la OTCA.

El río Amazonas y sus afluentes proporcionan el 20 % del agua dulce no congelada de la tierra

Según la OTCA, además, el ciclo hidrológico de la Amazonia “alimenta un complejo sistema de acuíferos y aguas subterráneas, que puede abarcar un área de casi 4 millones de kilómetros cuadrados entre Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela”.

Pérdida de la Amazonía

Según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), en su Informe Planeta Vivo 2018el 20 % de la Amazonia ha desaparecido en solo 50 años.

La deforestación es uno de los principales problemas en esta región. De acuerdo al INPE alrededor de 2.254 kilómetros cuadrados de la selva amazónica fueron cortados en julio pasado, un aumento del 278 % respecto al año anterior.

Lenguas en la Amazonía

Desde el punto de vista cultural la selva amazónica es una de las regiones más diversas del planeta. Los pueblos autóctonos de la región pertenecen a diferentes grupos lingüísticos entre los que no se ha probado una relación filogenética clara, lo cual sugiere que tanto la diversidad cultural como lingüística se remonta a milenios atrás. Esta diversidad pudo darse, en parte porque a diferencia de otras regiones donde desde antiguo existieron importantes imperios, en esta región no existieron sociedades estatales suficientemente duraderas como para tener un efecto nivelador en el plano cultural y lingüístico. Los grandes grupos lingüísticos de la región son:

  • Lenguas tupíes, es la familia de lenguas autóctonas actualmente más extendida en la región, aunque parte de su expansión dentro de la región pudo darse en un período reciente.
  • Lenguas ye o gê, tras las lenguas tupí es la familia más extendida en la región amazónica.
  • Lenguas caribes, es una familia que se expandió probablemente desde la parte septentrional de la Amazonía, aunque existen miembros de esta familia lingüística en el centro de la Amazonía.
  • Lenguas arahuacas, es una familia ubicada básicamente en la región circunamazónica propiamente dicha.
  • Lenguas pano-tacanas, Amazonía suroccidental.

Además de estas unidades filogenéticas de tipo lingüístico existen un número importante de pequeñas familias de lenguas que no han podido ser convenientemente relacionadas con estas y por tanto se consideran grupos independientes.

 

Dejar un Comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor entre su nombre aquí