Caper, el carro de compra de supermercado con Inteligencia Artificial

0
621

Hace unos años este tipo de conceptos bien te podrían parecer demasiado lejano y futurista, sin embargo, es probable que ahora mires este carrito de la compra con otros ojos. Caper, que es el nombre que recibe, cuenta con inteligencia artificial y podría estar en los pasillos del súper antes de lo que imaginas.

Caper, el carro de la compra con IA

Una startup llamada Caper Labs ha sido la responsable de diseñar y desarrollar esta idea.

La firma imagina así un futuro en el que los supermercados hagan uso de unos carros inteligentes con todas las funciones y elementos necesarios para que hacer la compra sea una actividad cómoda, sencilla y en la que en ningún momento necesites la asistencia de nadie. Ni siquiera a la hora de pagar.

Lo primero que llama la atención del carro, sin duda, es su gran pantalla táctil a través de la cual se manejarán todas las funciones.

Podrás llevar el control de todo lo que vas metiendo en el carro, consultar los ingredientes de las recetas que el propio sistema te sugiera, ver las ofertas existentes y recibir recomendaciones en función de lo que estás comprando (si has cogido pasta y tomate, ¿por qué no coger coger también carne picada y hacer unos espaguetis a la boloñesa? Igualmente podrás en ella buscar, gracias a un mapa interactivo del establecimiento, dónde están las cosas para ir directo y sin perderte por los pasillos.

Para monitorizar lo que tienes dentro del carro, este cuenta con un escáner de código de barras y con unos sensores de peso, capaces de detectar qué alimentos concretos metes y qué cantidad de ellos en caso de que compres a granel.

También en este proceso de identificación juegan un papel crucial tres cámaras de reconocimiento de imagen que, basándose en la inteligencia artificial, logran identificar todo lo que cojas.

Una vez tengas todo, solo tendrás que finalizar la compra y pagar directamente en el carro, metiendo las cosas en una bolsa y dejando el carrito Caper en su sitio. Listo.

Evidentemente la existencia de este tipo de carros implicará que los supermercados necesiten menos cajeros, rebajando así costes, aunque incidiendo negativamente en la oferta de empleo.

En cuanto al usuario, se gana rapidez (no hay que hacer cola para pagar), no te pierdes ofertas que podrían interesarte, y llevas un buen control de lo que estás comprando en todo momento.

Aunque te pueda parecer mentira, este carrito de la compra ya se está usando en dos tiendas minoristas de Nueva York, las cuales, según la compañía, han incrementando las ventas como resultado de su uso. ¿Te ves con un carro como este haciendo la compra?

 

 

Dejar un Comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor entre su nombre aquí