Alemania refuerza lazos con India en medio de la creciente influencia de China

0
75

La canciller alemana está, con doce de sus ministros, de visita oficial en la India para buscar formas de fortalecer la cooperación comercial. El Parlamento alemán pidió reforzar las relaciones bilaterales con el país.

La Canciller alemana Angela Merkel llegó este jueves (31.10.2019) a la India para una visita de tres días en la que pretende buscar formas de fortalecer los lazos económicos y estratégicos bilaterales. Merkel está acompañada por una delegación empresarial de alto nivel, así como por 12 ministros del gabinete alemán, que se reunirán con sus homólogos indios para explorar áreas de cooperación.

Durante su visita, Merkel mantendrá conversaciones con el primera ministro Narendra Modi, el presidente Ram Nath Kovind y otros altos funcionarios. En el orden del día figuran una serie de temas, entre ellos el comercio y la inversión, la agricultura y la alta tecnología. Se espera que ambas partes firmen acuerdos para promover la cooperación en temas como el desarrollo sostenible, la movilidad urbana y la inteligencia artificial.

La visita de Merkel se produce días después de que el Parlamento alemán aprobara una resolución en la que solicitaba la mejora de los vínculos entre Alemania y la India. Durante el debate en el Bundestag, el ministro de Asuntos Exteriores alemán Heiko Maas describió a la India como un “pilar de la estabilidad” en el sur de Asia. “Desde el punto de vista europeo, sería peligroso limitar demasiado la política asiática a China, especialmente porque tenemos un socio en la India que está mucho más cerca de nuestros valores y de cómo entendemos la democracia”, dijo Maas.

Un socio natural

“Hasta ahora, tanto en Alemania como en Europa, nos hemos centrado más en China, mientras subestimábamos la importancia de la India”, explica Johann Wadephul, vicepresidente del grupo parlamentario conjunto de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de la Canciller Angela Merkel y su partido hermano bávaro, la Unión Social Cristiana (CSU).

Aunque los europeos se benefician de las relaciones comerciales con China, el objetivo declarado de Pekín de convertirse en el actor tecnológico y económico dominante en el mundo para 2049 significa que China plantea un reto económico creciente para Europa, dijo Wadephul a DW. “Ningún país de Europa o de Asia que desee oponerse al creciente poder de China puede hacerlo confiando sólo en sí mismo”, dijo. Por eso, subrayó Wadephul, buscamos construir “una alianza de multilateralistas” con “valores compartidos”.

“Como la mayor democracia del mundo, India es un socio natural de Alemania dentro de esta gran alianza”. Wadephul también se refirió al tema de la libertad de navegación, diciendo que Alemania está comprometida con un “océano Indo-Pacífico libre y abierto”.

“No se trata sólo de una cuestión de solidaridad con la India, sino que se deriva de una preocupación más amplia por las rutas de mar abierto”, subrayó, señalando posibles puntos álgidos, como el Estrecho de Hormuz y los mares del sur y el este de China, entre otros. “Estos puntos de fricción presentan un desafío de seguridad global que India y Alemania deben abordar juntos”, dijo Wadephul.

Gitantesco mercado

Los vínculos comerciales y de inversión entre Alemania y la India han aumentado rápidamente en la última década. Alemania es el socio comercial más importante de la India en la UE y el sexto más importante para el país a nivel mundial. El intercambio de bienes y servicios entre ambos países está valorado en más de 18.000 millones de euros. Alemania es también el séptimo mayor inversor extranjero en la India, con 11.700 millones de dólares en inversiones directas entre abril de 2000 y marzo de 2019.

Para Alemania, la India representa un mercado gigantesco con un enorme potencial para hacer negocios. La importancia de la India crece por la disputa comercial entre Estados Unidos y China, la incertidumbre que supone el “brexit” y la amenaza de aranceles estadounidenses a productos europeos.

Inversiones recíprocas

Modi, por su parte, aspira a convertir a la India en una economía de 5 billones de dólares para 2024, de los 2,7 billones actuales. La inversión extranjera es crucial para alcanzar ese objetivo y también para transformar la India en un centro manufacturero, una de las prioridades de Modi, con el objetivo de crear suficientes puestos de trabajo para la población joven del país.

Pero la India ha demostrado ser un mercado difícil para las empresas extranjeras, que se quejan de la excesiva burocracia, la corrupción y la falta de infraestructuras adecuadas, entre otros problemas. “Señalamos a nuestros socios indios los obstáculos que siguen existiendo y que disuaden a las empresas alemanas y europeas de invertir”, dice Wadephul, haciendo hincapié en la necesidad de “aumentar las inversiones recíprocas”.

El legislador alemán también señaló que el Gobierno indio está haciendo un esfuerzo para eliminar los obstáculos a la inversión extranjera. India saltó 14 puestos, hasta el 63, en la clasificación anual del Banco Mundial de facilidad de hacer negocios, publicada recientemente.

No obstante, la economía indica se enfrenta actualmente en retroceso, con un crecimiento que cae del 8% anual a mediados del año pasado a un 5% en el último trimestre del que hay datos disponibles. El Banco Central ha recortado su pronóstico de crecimiento para este año del 6,9% al 6,1%.

Las perspectivas de crecimiento a largo plazo, según los expertos, dependerán de la habilidad del Gobierno de Modi para impulsar difíciles pero necesarias reformas estructurales, como la revisión de las complejas leyes laborales del país, de las regulaciones de la propiedad de la tierra o el saneamiento de las empresas estatales con problemas.

Dejar un Comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor entre su nombre aquí