IBM inventa batería sin cobalto para autos eléctricos y procedente de compuestos del mar

0
589

Con el cobalto y el níquel en el punto de mira y envueltos en conflictos éticos y medioambientales, el laboratorio de baterías de la tecnológica IBM ha descubierto una aleación de materiales que no precisa de ingredientes conflictivos.

Según explica, los materiales para esta batería se pueden extraer del agua de mar, y en las primeras pruebas ha demostrado que podría superar las capacidades de las baterías de iones de litio tradicionales en términos de coste, tiempos de carga, densidad de energía y seguridad.

Baja inflamabilidad de los electrolitos: el quid de la cuestión

Este diseño de batería utiliza un material de cátodo libre de cobalto y níquel, así como un electrolito líquido, cuya combinación demostró una capacidad para suprimir las dendritas de metal de litio durante la carga, reduciendo así la inflamabilidad. Algo que se considera un inconveniente significativo para el uso de metal de litio como material anódico.

Las dendritas son las cavidades internas que evidencian el deterioro de la batería tras varios ciclos de carga y descarga. Así, los ánodos de litio pueden llegar a resultar problemáticos debido al crecimiento de dendritas después de muchos de estos ciclos, lo que puede provocar cortocircuitos.

Pero según el laboratorio de IBM han conseguido acotar este problema mejorando incluso la tecnología de las baterías de iones de litio.

IBM cree que esta nueva batería tiene un coste de desarrollo más bajo que el de las baterías de iones de litio, un tiempo de carga más rápido, mayor densidad de energía, una alta eficiencia energética y baja inflamabilidad:

“Las pruebas actuales muestran que se requieren menos de cinco minutos para que la batería, configurada para alta potencia, alcance un estado de carga del 80 %. Combinado con el costo relativamente bajo de obtener los materiales, el objetivo de un vehículo eléctrico de carga rápida y bajo costo podría convertirse en realidad”.

La compañía, que no ha ofrecido más detalles de su batería, también promete que su descubrimiento ofrece una altísima densidad de potencia, más de 10.000 W/L, y una alta densidad de energía: más de 800 Wh/L.

Los usos podrían extenderse de los coches eléctricos a aviones y redes de energía inteligentes, así como a camiones eléctricos.

Como este descubrimiento se encuentra actualmente en una fase inicial de investigación, IBM Research se ha unido a Mercedes-Benz Research, Central Glass, uno de los principales proveedores de electrolitos de batería del mundo, y Sidus, un fabricante de baterías, para crear un nuevo ecosistema de desarrollo de baterías de próxima generación y emprender la etapa inicial del desarrollo comercial.

Por suerte la esfera científica está avanzando a pasos agigantados buscando alternativas al litio, al cobalto y a las tierras raras con sodio, grafeno, azufre, carbono, calcio e incluso depósitos supervolcánicos.

 

Dejar un Comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor entre su nombre aquí