Erdogan visita Basílica de Santa Sofía tras ser convertida en Mezquita

0
556

La visita por sorpresa llega durante las obras de reconversión y antes del primer rezo musulmán, que se celebrará el viernes próximo. El edificio, de casi 500 años de antigüedad, fue en sus inicios, una catedral.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, realizó el 19 de julio 2020 una visita a la antigua Basílica de Santa Sofía en Estambul, la primera desde la controvertida reconversión del edificio, que era un museo desde la década de 1930, en una mezquita.

Erdogan observó los trabajos de reconversión en el interior del edificio, indicó la presidencia, que difundió fotos en las que se ven andamios. La sorpresiva visita tuvo lugar días antes de la primera oración musulmana en Santa Sofía desde su reconversión, en la última semana de julio 2020.

En ella participan medio millar de personas y durante la ceremonia los mosaicos cristianos que adornan el interior de la antigua basílica serán cubiertos.

La semana pasada, el más alto tribunal administrativo de Turquía revocó una decisión gubernamental, que databa de 1934, que confería a Santa Sofía el estatuto de museo.

En cuanto se hizo pública esta decisión, Erdogan anunció la reconversión de Santa Sofía en mezquita. Formidable obra arquitectónica construida en el siglo VI, Santa Sofía es patrimonio de la Humanidad declarada por Unesco y una de las mayores atracciones turísticas de Estambul. Ya fue mezquita entre 1453 y 1934.

La decisión de restituirlo al culto musulmán ha suscitado críticas en el exterior, sobre todo en Grecia, país que sigue de cerca el destino del patrimonio bizantino en Turquía. El papa Francisco se manifestó “muy afligido” por esta reconversión.

El Centro de Diálogo Interreligioso e Intercultural Rey Abdullah Bin Abdulaziz (Kaiciid) expresó también el viernes su preocupación por la reconversión, al considerar que ese paso amenaza con debilitar los esfuerzos internacionales para evitar el uso de la religión como “catalizador de la división”.

Hoy mismo, una destacada líder de la Iglesia evangélica alemana, Margot Kaessmann, califica de “lamentables” en una columna del semanario conservador Bild am Sonntag “los juegos políticos de un presidente que pretende impresionar al islamismo conservador”. “Después de 85 años, Santa Sofía se utiliza para hacer una demostración de poder y sembrar la discordia”, dice la teóloga, anterior jefa de la iglesia evangélica.