Arabia Saudita no quiere depender del petróleo @alvarodabril

Riad hace una presentación ante 2.400 empresarios un ambicioso plan para diversificar las fuentes de ingreso de Arabia Saudita, para dejar de depender del petróleo y reducir el tamaño de su burocracia estatal. En ese sentido los Emiratos Árabes como Dubai sabiamente se han enfocado en el turismo construyendo una de las más maravillosas infraestructuras turísticas en un relativamente corto período de tiempo.

Arabia Saudita va a transformar su economía para reforzarse en otros sectores como el Turismo, la Informática y la industria de cría de ganados. Arabia Saudita tiene dinero con qué hacer la transformación, pero todo debe partir de la mente de los habitantes del país que no están adaptados a ser Empresarios Privados, ha sido un país muy proteccionista con sus habitantes, haciéndolos muy dependientes de los beneficios que el estado les pueda brindar.

Riad, Arabia Saudita

El déficit presupuestario de este país alcanza los U$100.000 millones de dólares debido al desplome de los precios del crudo, si bien Riad aún cuenta con una ‘balón de oxígeno’ de más de 600.000 millones de dólares acumulados durante el ‘boom’ petrolero. Pero como puede observarse son reservas que duraría sólo 6 años. Una séptima parte de sus reservas se perdieron en 2015.

La clave es el sector privado

El país busca también reducir los puestos en el sector público, que actualmente emplea un 70% de los trabajadores, ayudando crear los nuevos empleos en el sector privado. Asimismo, intentará privatizar partes de su sistema de atención médica.

Khalid al-Falih

Khalid al-Falih, CEO de la Saudi Aramco, la empresa estatal petrolera

Según ha precisado, el presidente del gigante petrolero nacional Saudi Aramco, Khalid al-Falih, Arabia Saudita “pasará de un crecimiento cuantitativo sencillo basado en las exportaciones de materias primas a un crecimiento cualitativo que esté distribuido de manera equitativa” a través de la economía. Entre los obstáculos que pueden poner en riesgo la puesta en marcha del plan presentado figuran el papel preponderante del Estado en la economía y la poca tradición empresarial. Asimismo, los actuales sistemas legal y financiero del país no sirven para alentar a los negocios privados.

Entre las cosas que se están barajando es vender una participación de la petrolera Saudi Aramco a capitales privados, al igual que la inversión en tierras cultivables en otros países para asegurar el abastecimiento alimentario de Arabia Saudita y reducir sus costos. Otro de los grandes retos a afrontar es que sus mayores reservas petroleras se encuentran en territorios ocupados por Chiitas, y la dinastía Saud es Sunita. Ante esto, existiría el riesgo de un grito independentista que dejaría a Arabia Saudita sin la mayor parte de sus combustibles fósiles.

Author: por Dineroclub

Share This Post On

Publique su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *