Bugatti y Yates Palmer Johnson crearon lancha de millones de dólares @alvarodabril

Una embarcación de ensueño. Un yate dotado con una espaciosa suite principal de suave cuero, metal pulido, gamuza y carbono; un baño revestido de mármol y una cocina completamente equipada. 

Toma el nombre de un bote construido por Ettore Bugatti en 1930. Esta versión moderna está fabricada con fibra de carbono y utiliza un motor V8. Solo se fabricarán sesenta y seis unidades

En la cubierta, chimenea, jacuzzi, solárium y bar, además de una amplia área de descanso. Y edición limitada. Así es el Bugatti Niniette 66.

La obra de Palmer Johson Yatchs y Bugatti está inspirada en el Bugatti Chiron, auto cuyo precio alcanza los U$3 millones de dólares. El yate deportivo es el primero de una nueva línea con tres tipos de Niniettes, cuyas longitudes oscilan entre los 50 y los 80 pies de eslora. Todos ellos están también inspirados en el superdeportivo francés. El yate alcanzará una velocidad máxima de 44 nudos.

Wolfgang Dürheimer, director general de Bugatti, dijo una vez que el propietario promedio de Bugatti tiene ochenta y cuatro autos, tres jets privados y un yate. Un estatus asombroso, podríamos decir.

En la página oficial del modelo no se menciona una sola palabra sobre su precio. Aunque se asegura que será “realmente costoso”.

Efectivamente, la impronta Chiron se advierte en los laterales del bote, donde aparecen sectores de la estructura del barco similares a los laterales del auto donde van instaladas las tomas de aire.

Del mismo modo que el hypercar de la marca francesa, el Niniette 66 emplea fibra de carbono en el techo y en la mayor parte de su estructura, un casco que puede medir desde 50 y hasta 80 pies, dependiendo de la capacidad para la que esté preparado según la elección del comprador, cliente que, como es habitual en este universo del súperlujo, podrá adaptar su barco a sus gustos eligiendo entre varias opciones de personalización. Puede incorporar elementos tales como, por ejemplo, parrilla, jacuzzi, bar de champagne y baño de mármol.

El motor es un V8 que le permite navegar en velocidades de hasta 50 km/h, unos 44 nudos en idioma náutico.

En cuanto al nombre, también es parte de la historia de Bugatti. En 1930, Ettore Bugatti, fundador de la compañía que lleva su nombre, recibió el pedido del príncipe Carlo Maurizio Ruspoldi de construir una lancha rápida de lujo. Bugatti la construyó y la bautizó utilizando el apodo que le daban a la más pequeña de sus hijas, Niniette.

 

 

Author: por Dineroclub

Share This Post On
468 ad

Publique su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *