Consejos para Marketing en Tiendas pequeñas

Nuestro negocio pequeño aunque no tenga las economías a escala que tienen las grandes cadenas, puede verse beneficiado por la flexibilidad y capacidad para tratar mejor . Hay reglas sencillas que rigen el mundo del retail. Exploremos algunas de ellas.

Síganos en Twitter  @alvarodabril –  Alvaro Abril, Conferencista Marketing Digital en Colombia, Perú, Panamá, Venezuela , con más de 8400 seguidores. email: presidente@dineroclub.net Desarrollo de sitios web (creación de páginas web administrables), email marketing (envíos masivos de correo) y experto en redes sociales. Facebook: www.facebook.com/dineroclub

  1. Pónselo fácil: Es indispensable que el producto tenga muy claro el precio y en caso de que no se conozca su uso, debe tener algún folleto corto a su lado explicando con imágenes y pocas palabras cómo usarlo. Si pones una caja con una pieza que no se sabe que es, y tampoco se sabe el precio, con toda seguridad no se venderá.
  2. En la variedad está el placer: ofrece variedad, ofrece sorpresa. Aunque no poseas un stock muy amplio, debes tener siempre productos nuevos cada semana, en lo posible incluso en varias marcas y precios. Además, la variedad hace que se acerquen consumidores con distintas necesidades y a eso se le llama ‘Diversificar el Riesgo‘.
  3. Estimular la Rotación de Inventario. Cuando percibas que un producto se está quedando en ventas y tiene baja rotación, inmediatamente bájale su valor así no ganes tanto, no dejes que algo obsolezca. Cuando la gente ve un producto por mucho tiempo en tus estanterías estará convencido de que no se vende y tampoco lo va a comprar. Además es muy saludable para tu economía rotar productos.
  4. Si el producto es bueno, no hace falta insistir: la insistencia genera desconfianza ya que muestra la necesidad imperiosa de vender. Tus productos se venden como churros y tu no necesitas insistir, es tu cliente el que necesita darse cuenta. Aún cuando tu producto no sea excelente, no insistas demasiado en su venta.
  5. Un buen cierre. Si tu cliente sale por la puerta sin comprar, es posible que nunca lo haga o lo haga en otro lugar. El punto anterior debe tenerse en cuenta, pero de hacer cierres efectivos vive tu negocio.
  6. Dale motivos para quedarse: ofrécele un café y aprovecha para mostrarle nuevas cosas o los catálogos de algunos de tus distribuidores. Si le enseñas cosas que están en stock tendrás oportunidad de tentarlo. Por otro lado, si le enseñas los nuevos productos de tus proveedores estarás haciendo un pequeño “estudio de mercado” y dándole motivos para volver.
  7. La ley del tráfico. A mayor público en tu local, mayores ventas: acuérdate qué les gusta comprar y avisa a tus clientes de que recibirás nuevas cosas. Organiza algún evento en tu negocio y dales una invitación. Cuanto más tiempo estén en tu negocio, más probabilidades hay de que compren.
  8. Crea lovemark hacia tu negocio: si eres capaz de tocarle la fibra seguro que compra. No razones con datos, con procentajes, con cálculos. Evita que tu cliente razone, consigue que sienta. La gente no compra racionalmente sino emocionalmente. Ni siquiera un auto que debería comprarlo racionalmnete se vende de esa manera. Analiza el último auto que compraste. Te pusiste a pensar en su motor, potencia y tasa de seguridad ? No, seguramente cuando el vendedor te sentó en el vehículo y sentiste ese “olor a auto nuevo” te nació el impulso de comprarlo al instante.
  9. Hazte su amigo: crea lazos a nivel personal y emocional. Confiará más la próxima vez. Si un nuevo cliente es tímido, inseguro o reservado tu debes vencerle saludándolo, entablando conversación con él e indagando que le gusta de tu negocio.
  10. No preguntes cosas obvias: no digas jamás “Hola! Puedo ayudarte?” porque es evidente que si. Puedes preguntar qué está buscando o simplemente puedes explicarle como son las secciones de tu tienda. En general, debes evitar las preguntas cerradas (preguntas con respuestas “si o no”) y hacer preguntas abiertas como “Que estás buscando?” o “Has visto la nueva colección?”.
  11. Crea alternativas al descuento: intenta no rebajar tus precios. Es mejor añadir valor al producto principal (por ejemplo, en el caso de una cámara de fotos, regalar una funda, ofrecer un descuento de un 50% en un trípode si lo adquiere en el mismo momento, entregar un manual de fotografía bien completo u ofrecer un curso gratuito de fotografía). En última instancia, si nuestro cliente busca una respuesta en lo económica, siempre podemos hacer un descuento en el producto principal si así lo desea.
  12. Establecer un programa de recompensas al cliente o fidelización. Todos estamos familiarizados con los beneficios de los programas de puntos que las grandes empresas tienen. Pero no hay razón para que una pequeña empresa no pueda tener un programa de recompensas al cliente, también. Puede ser tan simple como un descuento en el cumpleaños de un cliente o tan complejo como un sistema de puntos canjeable por varios premios, como descuentos en la mercancía. Si se hace bien, los programas de recompensas puede realmente ayudar a fidelizar a los clientes y aumentar las ventas.
  13. Distribución de muestras gratuitas a los clientes. ¿Por qué tantas empresas incluyen muestras gratuitas de otros productos cuando usted compra algo? Debido a que puede aumentar las ventas en muchos sentidos. Cuando alguien se enfrenta a dos productos, pero uno de ellos cuenta con un producto adicional, escogerá el que le brinda más ventajas, y además percibirá que la empresa productora es tan benévola que regala cosas.  Esta estrategia puedes hacerla con otros productos de tu empresa que necesitan ser impulsados o efectuar ventas cruzadas con otras empresas, donde puedan intercambiar productos de muestras para expandir mercados. Por ejemplo, una marca de Yogurt trae una muestra gratis de salchicha . Son productos complementarios. El Yogurt venderá más y las personas conocerán o recordarán que necesitan comprar esa marca de embutidos.
  14. Trato VIP a sus clientes. Debe haber una diferencia clara y evidente entre clientes habituales y otros clientes – una diferencia que sus clientes regulares perciben como muestra de que usted los valora. ¿Cómo se puede esperar lealtad de los clientes si todos los clientes son tratados como “alguien de la calle”?
  15. Establezca un programa de incentivos entre sus propios vendedores. Las personas adoran más el dinero extra que el dinero base que se les entrega cada mes. Si un cliente recibe un 10% adicional a su sueldo gracias a sus ventas, hará el mayor esfuerzo por vender!  Presupuesta dentro de tus costos un porcentaje pequeño para estimular a tu cadena primaria de vendedores.
  16. En lo posible siempre regala algún pequeño detalle. Si un cliente recibe al comprar siempre un pequeño detalle, cada vez se enamorará más de tu marca y no dudará en volver. Este método lo usan muchos almacenes que son operados por Chinos y que venden arte.

Author: por Dineroclub

Share This Post On
468 ad

Publique su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *