El misterioso y mortal Valle de la Muerte en California @alvarodabril

El parque nacional del Valle de la Muerte (en inglés Death Valley National Park) es un parque nacional de los Estados Unidos localizado al este de Sierra Nevada, en el estado de California, aunque también se extiende en una pequeña parte en el estado de Nevada. Ocupa una superficie de 13 518 km² que incluyen el Valle Salino, casi la totalidad del valle de la Muerte, una parte importante del valle Panamint así como diversas cordilleras.

valledelamuerte6

 

Se trata de un parque situado en zona árida y contiene uno de los mayores relieves desérticos de la zona continental de los Estados Unidos. El punto más bajo del Valle de la Muerte, conocido como Badwater, está situado a 85,5 m por debajo del nivel del mar, mientras que el Monte Whitney, situado a unos 210 km por carretera y algo más de la mitad en línea recta, tiene una altura de más de 4 400 msnm.  El corazón del parque, llamado Death Valley National Monument, fue creado en 1933. Fue promovido a la categoría de Parque nacional en 1994, fecha en la que se amplió de forma considerable. Además de la parte central del parque, una pequeña zona, conocida como el “Agujero del diablo” (Devil’s Hole), está situada en el este del estado de Nevada, cerca de la reserva natural de Ash Meadows.

valledelamuerte2

Cuatro culturas amerindias distintas han vivido en la zona durante los últimos 10.000 años. El primer grupo, los Nevares Spring, fueron cazadores y recolectores que llegaron a la zona hace unos 9.000 años aproximadamente cuando aún existían lagos en el valle de la Muerte y en el vecino Valle de Panamint. En esa época, el clima era mucho más húmedo y una gran variedad de animales comestibles residían en la zona. En el año 3000 a. C., la tribu de los Mesquite Flat desplazó a los Nevares. Hace unos 2000 años, los Saratoga Spring se desplazaron hasta esta área, que ya era probablemente un desierto cálido y seco. Esta cultura era mucho más adelantada en la caza y la recolección y era hábil en las artes manuales. Dejaron una serie de misteriosas marcas en las rocas del valle.

valledelamuerte3

Unos miles de años después, los nómadas timbisha, conocidos antiguamente como los shoshone, se mudaron a la zona; se alimentaban gracias a la caza y a la recolección de frutas del bosque y piñones. Debido a la diferencia de altitud entre el valle y las cimas de las montañas, los timbisha siguieron un patrón migratorio vertical. Sus campos de invierno se encontraban cerca de las fuentes de agua en el valle. Cuando la primavera y el verano avanzaban, las plantas comestibles brotaban en zonas más elevadas al calentarse el ambiente. En noviembre se trasladaban a las cimas de las montañas donde recolectaban piñones antes de desplazarse de nuevo hacia el valle para pasar el invierno. Algunas familias de timbishas viven aún en el parque, en Furnace Creek.

valledelamuerte5

El misterio de las rocas del Valle de la Muerte

Hay un lugar en la Tierra donde sucede algo muy extraño. Es Racetrack Playa en el Parque Nacional del Valle de la Muerte (Estados Unidos). Allí las rocas se mueven. Enormes bloques de piedra se deslizan sobre el suelo como si alguien, un ser invisible, las empujara. Son muchos los científicos que han estudiado el caso y aunque han conseguido describir con minuciosidad el fenómeno no han dado con una explicación contundente. Tampoco nunca nadie ha visto a las rocas en movimiento.

valledelamuerte7

El Valle de la Muerte es una cuenca desértica situada en la parte más seca, calurosa y baja del sureste de California. Llega a los 86 metros por debajo del nivel del mar. Racetrack Playa está rodeado por un anillo montañoso de casi 5 kilómetros. Es ahí y solo ahí donde las piedras se mueven, explica América Valenzuela en su blog Cóctel de Ciencias.

Las rocas son simples dolomitas procedentes de las montañas circundantes. Muchas se mueven tan rápido como una persona caminando. Otras viajan por parejas de tal manera que dejan un rastro parecido a los surcos de un coche. La mayoría pesan poco, alrededor de 4 kilos, pero otras tantas alcanzan los 15 kilos. Hay una enorme, apodada Karen, que pesa 300 kilos.

Fueron los geólogos Jim McAllister y Allen Agnew los que observaron por primera vez en la década de los 40 del siglo XX las extrañas rocas cuando elaboraban un mapa de la zona. Años más tarde, en 1952, el geólogo Thomas Clement fue hasta el lugar para estudiar el extraño suceso. Cuando emprendió las observaciones una tormenta eléctrica le sorprendió y tuvo que refugiarse. A la mañana siguiente había amainado y salió a investigar. Vio el camino que habían dejado marcado algunas rocas en sus movimientos. La mayoría iban en la dirección del viento, de suroeste a noreste, así que asumió que el fenómeno estaba provocado por el viento que empujaba las rocas sobre el barro húmedo. Sin embargo, no encontró ninguna correlación entre el tamaño de la roca y la longitud de las huellas.

Desde entonces los estudios científicos se han sucedido con conclusiones de lo más variadas. Por eso el fenómeno despierta la suspicacia. De las rocas movedizas se ha dicho de todo. Su movimiento se ha atribuido a extraterrestres, anomalías magnéticas y gravitacionales, corrientes de agua desconocidas o a un sucio truco para atraer turistas.

valledelamuerte4

En 2010 científicos de la NASA hicieron un estudio exhaustivo. Han descartado que las rocas se muevan por efecto de pequeños movimientos sísmicos, por un animal o por un simple efecto de la gravedad, es decir, que estuvieran deslizándose porque el terreno estuviera inclinado. Tampoco han registrado en la zona niveles anormales de radiación o algún campo magnético exagerado.

La conclusión a la que han llegado es que el viento es la fuerza que mueve las rocas sobre el suelo con una fricción mínima. El roce con el suelo disminuye por efecto de una combinación variable de factores, entre los que figuran la humedad, el hielo que a veces se forma por las bajas temperaturas de la noche o las bacterias que crean una capa deslizante en el suelo. Los vientos de hasta 150 kilómetros / hora que arrecian la zona pueden explicar el movimiento de algunas rocas, pero no, por ejemplo, de la pesada Karen. Así que el misterio aún está sin resolver.

Charcoal Kilns de Wildrose, Valle de la muerte, California

Estas construcciones datan de 1877, cuando George Hearst, dueño de la Modock Consolidates Mining Company decidió construir estos secaderos en Wildrose. El carbón que producían los secaderos se utilizaría como combustible para dos fundiciones de plomo-plata construidas en Aarhus Range a 25 millas de los kilns. Los secaderos se utilizaron desde el verano de 1878 hasta el cierre de las minas.

Charcoal Kilns2

Cada uno de los diez secaderos tenía una altura de 7,62m y un diámetro de 9,14m. Cada uno tenía 42 barras de pino que tras arder durante uan semana producían aproximadamente 84t de carbón. En ellos trabajaban 40 empleados que cortaban la madera y la colocaban dentro del secadero, también trabajaban temporalmente gente del poblado de Wildrose para llevar el carbón a la fundición.

Charcoal Kilns

 

 

Charcoal Kilns3

 

 

 

Wildrose Charcoal Kilns

charcoal kilns5

 

 

Author: por Dineroclub

Share This Post On

Publique su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *