Gafas que mejoran la calidad del sueño @alvarodabril

El sueño como medida de éxito y nuevo símbolo de estatus en EU

El mal descanso debilita el sistema inmunológico, perjudica el aprendizaje y la memoria, además genera pérdidas por 411 mil millones de dólares cada año en EU. 

Una reciente publicación del prestigioso diario The New York Times coloca al dormir bien como el nuevo símbolo de estatus en los Estados Unidos.

Las personas que utilizan el nuevo invento, Re-Timer obtienen finalmente una buena noche de sueño gracias a los lentes de alta tecnología que emiten luz verde.

DocuDigital

Las gafas, que parecen un par de marcos blancos sin lentes, tienen pequeñas luces LED verdes en la parte inferior.

Las gafas se pueden comprar en línea por £ 199.

Las gafas Re-Timer, fueron desarrolladas por investigadores de la Universidad de Flinders, en Australia, emiten una luz verde que ayuda a restablecer el reloj corporal imitando la luz natural.

DocuDigital

Se dice que son capaces de ayudar con jetlag, problemas de sueño asociados con los turnos de trabajo, , quedarse dormido demasiado pronto y luchando para llegar a dormir.

     

Durante años, estudios han demostrado que el mal sueño debilita el sistema inmunológico, perjudica el aprendizaje y la memoria, contribuye a la depresión y otros estados de ánimo y trastornos mentales, así como la obesidad, la diabetes, el cáncer y una muerte temprana.

El Centro de Control para la Prevención de Enfermedades en Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), llama al insomnio como un problema de salud pública. Y un buen sueño ayuda a la plasticidad cerebral, según estudios realizados en ratones.

DocuDigital

El poco o nulo sueño resulta ser caro también: el año pasado, la Corporación RAND publicó un estudio que calculó la pérdida de negocios de mal sueño en los Estados Unidos en 411 mil millones, que equivale a una pérdida de producto interno bruto de 2.28 por ciento.

Las empresas ahora luchan contra el “presenteeism“, un neologismo que describe el desempeño mediocre de los empleados que no tienen sueño, con programas de sueño como Sleepio, un entrenador de sueño en línea y ferias de sueño, como el que recibió el mes pasado en Manhattan Nancy H Rothstein, directora de Programas de Dormir Corporativo de Circadian y también conocida como el Embajadora del Sueño, para Linkedin.

Durante los últimos años, Rothstein ha estado diseñando programas de educación y entrenamiento para dormir para una serie de compañías como Fortune 500. En la feria de sueño de Linkedin, le enseñó a los asistentes cómo hacer una cama y les regaló despertadores analógicos.

Si el sueño era el nuevo sexo hace 10 años -como lo señaló Marian Salzman, observadora de tendencias y directora ejecutiva de Havas PR North America– hoy es una medida de éxito, una habilidad que hay que cultivar y nutrir, como un “ser humano”.

“El sueño es la única cosa más eficaz que usted puede hacer para restablecer su cerebro y cuerpo”, explicó el doctor Walker de U.C. Berkeley. “Tenemos un dicho en la medicina: lo que se mide, se maneja”, afirmó.

“Puedo ver que el sueño es otra arma en la crianza de los hijos competitiva y la construcción de carreras”, dijo Salzman y agregó: “Si usted quiere que su hijo tenga éxito, ¿tiene que comprar estos dispositivos para dormir? El sueño es personal, es clase, no masa, y ahora la industria del sueño se basa en servicios técnicos, personalizados para mí. Es un matrimonio extraño de alta tecnología y baja tecnología. El té de manzanilla va a tener un resurgimiento, como la antítesis a la cosa farmacéutica entera”.

DocuDigital

El paradigma familiar del éxito solía centrarse en la narrativa de la cama corta: titanes corporativos y líderes mundiales -como Martha Stewart- contaron el descanso abreviado como prueba de sus proezas. Resulta que los durmientes cortos, como se les conoce, pueden tener una mutación genética, como Arianna Huffington señaló en su libro de 2016, “La revolución del sueño: Transformando su vida una noche a la vez”.

El Ejército de los EU ha proclamado el sueño como un pilar del desempeño de los soldados. Y Jeff Bezos, el director ejecutivo de Amazon, que solía llevar un saco de dormir para trabajar cuando era un programador de computadoras, dijo que sus ocho horas de sueño cada noche eran buenas para sus accionistas.

La nueva compañía de Huffington, Thrive Global, cuyos inversores de primera ronda incluyen al empresario de Internet Sean Parker y la firma de capital de riesgo Greycroft Partners, está trabajando con Accenture, JP Morgan Chase y Uber, entre otras compañías, sobre la importancia del sueño. Aetna, la compañía de atención médica, está pagando a sus trabajadores hasta 500 dólares al año si pueden probar que han dormido durante siete horas o más durante 20 días seguidos.

NEGOCIOS E INVENTOS ALREDEDOR DEL SUEÑO

En los laboratorios del Instituto de Tecnología de Massachussett (M.I.T.), en Boston, EU, el investigador futurista digital, David Rose está estudiando el sueño elaborando cuentos de dormir y hamacas, así como aceite de lavanda y capullos.

El doctor Rose, investigador, inventor, empresario y autor de “Objetos Encantados: Diseño, Deseo Humano e Internet de las Cosas”, y sus colegas han probado las mantas para inducir una sensación de placer y escuchar grabaciones de los cuentos de hadas islandeses, una investigación sobre un ambiente ideal del sueño que puede culminar en una siesta.

Mientras tanto, en la Universidad de California, Berkeley, Matthew P. Walker, profesor de neurociencia y psicología y el director del Laboratorio de Neuroimagen y Sueño, está trabajando en la estimulación de corriente continua como una cura para el insomnio en el envejecimiento del cerebro.
Walker también está investigando los millones de horas de datos de sueño humano que ha recibido de Sense, un delicado y encantador globo de policarbonato diseñado para parecerse al Estadio Nacional de Beijing que mide la calidad del aire y otros intangibles en su dormitorio.

Sense es el primer producto fabricado por Hello Inc., una compañía de tecnología iniciada por James Proud, un empresario británico, para el que el doctor Walker es el científico jefe.

En París, Hugo Mercier, ingeniero informático, ha invertido en ondas sonoras. Ha recaudado más de 10 millones de dólares para crear una diadema que induce el sueño. El producto, llamado Dreem, ha sido probado en 500 personas (de un grupo de 6 mil 500 solicitantes, dijo Mercier) y estará listo para la venta en el corto plazo.

Es entonces cuando Ben Olsen, un empresario australiano, espera introducir Thim, un gadget que se usa en el dedo y emite un sonido para despertarte cada tres minutos, justo antes de irte a dormir. Al parecer, las interrupciones del sueño pueden curar la interrupción del sueño (y el Sr. Olsen, como todos los buenos empresarios del sueño, tiene la investigación para demostrarlo).

Es su segundo aparato de dormir. El primero, el Re-Timer, un par de anteojos con pequeñas luces verde-azules que brillan de nuevo en tus ojos, tiene como objetivo restablecer el reloj de tu cuerpo. Dijo que desde 2012, había vendido 30 mil pares en 40 países.

PANDEMONIUM EN EL DORMITORIO

Pero el creciente montón de aplicaciones, gizmos y gurús -algunos de rincones improbables- ha llevado a “pandemonium en el dormitorio”, precisó Rothstein.

En 2015, el actor Jeff Bridges hizo un álbum de palabras habladas, “Soñando con Jeff”, un proyecto para Squarespace, que alcanzó el segundo lugar en la lista New Age de Billboard y recaudó 280 mil dólares para la campaña No Kid Hungry, por la que es el Portavoz nacional. Colaboró ​​con Keefus Ciancia, el compositor y productor de música, en una colección realmente extraña de cuasi historias para dormir, reflexiones sobre la muerte y también una canción de zumbido, con voz ronca familiar de Mr. Bridges y todo tipo de sonidos ambientales que muchos oyentes encontraron más Alarmante que inducir el sueño.

“Soñando con Jeff me hizo ansioso, al igual que Sleep With Me, un podcast de Drew Ackerman, un bibliotecario de voz grave en San Francisco, cuyas historias aburridas de la hora de acostars” están diseñadas para curar el insomnio y se descargan a una tasa de 1.3 millones al mes, como reportó The New Yorker el año pasado”, puntualiza Rothstein y agregó : “Me siento más atraído por las miles de canciones en la Biblioteca de Sonido de Spotify, particularmente canales enteros y aire acondicionado de oficina, y tengo una máquina de ruido blanco. Pero recientemente, desesperadamente, anhelé una intervención más sustancial, tal vez una cura para los insomnes de las 3 a.m.”

“El señor Mercier me envió su auricular Dreem, una pesada corona de goma y alambre que advirtió que sería un poco incómodo. El producto terminado, alrededor de 400 dólares, dijo, será mucho más ligero y delgado. Pero no fue el peso de la cosa que me hizo tirar de ella cada noche. Me advirtió que estaba leyendo e interfiriendo con mis ondas cerebrales, un proceso que preferiría no externalizar”, completó Rothstein.

La experta también probó con la Almohada Fantasma de 85 dólares, que tiene “tecnología de sensibilidad térmica patent-pending” diseñada para mantener la cabeza fresca. La sintió “increíblemente cómoda”, pero cuando leyó de qué está hecha, una espuma de poliuretano, perdió el sueño.

 

Otros Temas que le pueden interesar:

Author: por Dineroclub

Share This Post On
468 ad

Publique su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsapp Dineroclub.net