Heineken & Publicidad

Gerard Adriaan Heineken

Heineken es una de las firmas más famosas del globo.  La historia empieza en 1592, cuando la viuda del cervecero Weijntgen Elberts estableció la cervecería Haystack en el corazón de Ámsterdam. El consumo de cerveza era enorme en la época medieval en parte porque resultaba más seguro que consumir agua. Así fue como el negocio de Heineken comenzó. La familia Heineken la compró hace 147 años.  A los 22 años en 1864 Gerard Adriaan Heineken compró la fábrica.

Desde hace años, la compañía potencia el crecimiento de la firma a través de las cervecerías temáticas. El sistema de franquicia se ha convertido en la mejor fórmula para desarrollar este tipo de establecimientos. Los locales se llaman Heineken LIFE.

Con una producción de 121,8 millones de hectolitros de cerveza al año, está clasificada como la tercera fábrica de cerveza del mundo detrás de InBev, SABMiller. Heineken figura como una de la cervezas importadas de más venta en los Estados Unidos. Hacia finales del 2004, Heineken era dueña de 130 cerveceras en más de 65 países y contaba con 61.732 empleados.

Gerard Adriaan Heinken puso énfasis en la calidad y la cerveza Heineken comenzó a ganar importantes premios internacionales.  Heineken fué la primera cervecería del mundo para fundar su propio laboratorio de control de calidad. Atrajo a un alumno de Louis Pasteur a la cabeza de este laboratorio. Este científico, doctor Elion, aisló una cepa de levadura de calidad superior, la levadura Heineken.

En 1889 la cervecería ganaba el Gran Prix de París y al año siguiente, tal y como corresponde a su categoría, se convertía en el proveedor oficial del restaurante de la Torre Eiffel. Gerard Heineken moría en 1893, dejando como legado una cervecería que vendía al año 200.000 hectolitros de cerveza, mientras sus competidores no pasaban de los 3.000.

Más adelante, en 1914, se hacía cargo de la empresa Henry Pierre Heineken, hijo de Gerard, que con tan sólo 28 años era nombrado consejero de la compañía, para tomar tres años después el relevo y pasar a presidir el consejo de administración. Le apodaron el “cervecero rojo”, por su apoyo a los obreros, y fue el fundador del primer fondo de pensiones de la empresa. Él y su equipo representaban una nueva generación de líderes.

El 11 de enero de 2010 firmó un acuerdo con el grupo mexicano FEMSA para adquirir su ramo cervecero, la Cervecería Cuauhtemoc Moctezuma, una de las mas importantes en México. En contrapartida, la empresa mexicana pasó a controlar el 20% de las acciones de Heineken.

Su Imagen

Charlene Heineken de Carvallo

Su nombre (que a la vez es el propio logo) siempre aparece escrito en minúsculas y con las esquinas de las letras redondeadas para que resulten amigables y no agresivas (las “e” se inclinan hacia arriba por esto mismo). El nombre escrito en mayúsculas da una imagen demasiado dura, algo que su presidente quiso evitar.

Algunos posavasos de Heineken dicen que la estrella roja en la botella de Heineken, es uno de los símbolos más antiguos y misteriosos en la elaboración de la cerveza; los cerveceros medievales la colocaban por encima de sus tinas para proteger la autenticidad y asegurar la calidad con el poder de los 5 puntos que simbolizan: Tierra, fuego, viento y agua y un quinto elemento desconocido que ellos consideraban como “magia”.

La empresa pasó luego a manos de Freddy Heineken que convirtió la marca en global. Freddy murió en 2002.

Charlene Heineken, bisnieta del fundador es actualmente la mayor accionista de la compañía.

Volver al Pasado con Heineken


Comercial HEINEKEN Robot

Heineken y el supermercado (gracioso)

Heineken. La cava

Heineken y la ópera

Otros Temas que le pueden interesar:

Author: por Dineroclub

Share This Post On
468 ad

Publique su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsapp Dineroclub.net