Jakob Fugger, el banquero más rico de la historia @alvarodabril

Jakob Fugger.

“Durante la época que vivió Fugger, el Renacimiento, el mundo estaba controlado por dos figuras: el emperador del Imperio Romano y el Papa. Y Fugger financió a ambos“.

Para algunos historiadores económicos, Jakob Fugger ha sido el hombre más rico de la historia de la humanidad. Banquero y mercader de Augsburg, logró acumular en el siglo XVI, no solo la mayor fortuna de su época, sino que además parece que, teniendo en cuenta el valor del dinero de aquel entonces, reunió una riqueza aún mayor que la que poseen los multimillonarios de hoy en día. 

Si viviera hoy, Jakob Fugger (1459-1525) sería más rico que Bill Gates, Warren Buffet, Carlos Slim y Mark Zuckerberg combinados.

Según su biógrafo Greg Steinmetz, durante su vida el banquero y mercader alemán -apodado “El rico”- llegó a amasar una fortuna equivalente hoy a US$400.000 millones.  

Fugger subía Emperadores al Poder

El Emperador Maximiliano murió en enero de 1519 y le dejó a su nieto y heredero Carlos las tierras de los Habsburgo, la Circunscripción de Borgoña, una disputada opción de sucesión a la corona de emperador y una montaña de deudas con Jakob Fugger. Para asegurar políticamente a largo plazo sus inversiones, Fugger ayudó al pretendiente a la corona en su elección como emperador. La candidatura de Carlos transfirió la suma de 852.000 florines en concepto de sobornos, a los príncipes electores. El candidato contrario, el Rey Francisco I de Francia, no pudo decantar la balanza a su favor, pues sólo ofreció 300.000 florines. De la suma total, los Fugger aportaron casi dos tercios, 544.000 florines, mientras que el resto lo aportaron la Familia Welser y la banca italiana. De esta forma, el nuevo emperador, en cuyo reino «nunca se ponía el sol», quedaba profundamente en deuda con los Fugger.

Su obra más famosa es Fuggerei: un proyecto de viviendas sociales que creó en su ciudad de Augsburgo, en el sur de Alemania, y que sigue siendo conocido porque quienes viven allí pagan un alquiler de US$1 al año.

Proyecto de vivienda social de Fugger, que aún existe.

Steinmetz, exeditor de The Wall Street Journal, lo considera el hombre más acaudalado de la historia y así tituló el libro que escribió sobre Fugger en 2015.

Jakob Fugger, (6 de marzo de 1459 en Augsburgo—30 de diciembre de 1525 en Augsburgo) conocido como Jakob Fugger el Rico (y ocasionalmente también el Joven), fue el banquero y comerciante más rico y conocido de Europa en su tiempo. En español se le conoce también por el apellido de Fúcar.

Jakob Fugger en su mansión.

Nació en el seno de la familia de comerciantes Fugger de Augsburgo, que en pocos años llegaría a ser una de las primeras empresas del capitalismo temprano. Su habilidoso aprovechamiento de los recursos naturales consiguieron para su empresa el monopolio del mercado del cobre en Europa y plantaron los cimientos del reconocimiento internacional y la riqueza de la empresa familiar Fugger.

Entre sus clientes bancarios estaban la alta nobleza, las casas reales europeas y la Iglesia católica. Subvencionó guerras y elecciones de reyes, asegurando así a sus negocios un rápido crecimiento y ejerciendo mediante la financiación un influjo político considerable. Su fortuna, que para los estándares actuales alcanzaría una cuantía apenas imaginable, le granjeó el sobrenombre de «el Rico». 

Comercio de ultramar

Tras el descubrimiento de Vasco de Gama en 1498 de una vía marítima hacia la India, que le dio el monopolio del comercio de especias a Portugal, Jakob Fugger participó de este lucrativo negocio. Los comerciantes de tendencia conservadora confiaban en la ruta comercial tradicional del Levante mediterráneo que conectaba la Ruta de la seda con Venecia. Jakob Fugger, por el contrario, desvió su atención hacia la nueva ruta descubierta y consiguió el 3 de octubre de 1503 un permiso de la Casa de Indias para abrir un puesto comercial en Lisboapara comerciar con especias como la pimienta y otros bienes como perlas y gemas. Apenas dos años más tarde la casa Fugger financió, junto a otras casas de comercio, el primer viaje a la India. Las tres naves partieron de Lisboa en abril de 1505 y llegaron a la costa oeste de la India el 13 de septiembre ese año. El viaje terminó en 1506 en lisboa y aunque el rey de Portugal se quedó con un tercio de la mercancía, reportó una ganancia neta del 175%.

Como inversión de futuro, participó en la financiación de la expedición de Fernando de Magallanes. El viaje alrededor del mundo y el descubrimento de la ruta occidental hacia la India prometía acabar con el monopolio portugués sobre las especias, lo que reportaría ganancias aún mayores.

Su fama se extendía por toda europa, siendo incluso admirado por mercaderes, reyes y papas (en la imagen adjunta puedes ver su retrato pintado por mismísimo Durero). Era un gran hombre de negocios, con excelente ojo para la minería, las tierras y los préstamos a  particulares, compañías privadas y estados. Su habilidad para las finanzas le proporcionó una cartera de activos financieros diversificada, rentable y difícil de doblegar. Su dimensión económica llegó al punto de ser el principal prestamista del emperador Carlos V, a quién financiaba para el crecimiento de su imperio.

Su portafolio consistía en cuatro clases principales de activos:

1. Inmuebles, sobre todo tierras.

2. Negocios, entre los que destacaban las minas.

3. Préstamos, incluyendo créditos a los más grandes imperios de la época.

4. Dinero. Oro y plata, que eran las monedas de entonces.

Antecedentes de Jakob Fugger

Jakob Fugger fue el noveno de diez hijos de Jakob Fugger el Viejo (1398–1469) y su esposa Barbara Bäsinger (1419–1497), hija del maestro acuñador Franz Bäsinger.

Los Fugger, la segunda generación que vivía en Augsburgo, eran prósperos comerciantes con prestigio en la ciudad. De procedencia humilde, pues era hijo de un tejedor, Jakob Fugger el viejo consiguió, ocho años antes de su muerte, ser uno de los doce hombres más ricos de Augsburgo.

Los hermanos mayores, Ulrich, Georg, Andreas, Johann (Hans) y Peter aprendieron desde muy jóvenes el arte del comercio junto a su padre. La sucesión en los negocios de la familia parecía asegurada con los cinco hermanos mayores, así que los padres decidieron que Markus y su hermano Jakob, los más jóvenes, debían seguir una carrera clerical.

Ambos fueron educados en un monasterio y Jakob fue nombrado pronto canónigo en el monasterio franciscano de Herrieden, mientras ocurrían muchas vicisitudes a los gerentes del negocio familiar. Sus hermanos Andreas y Hans murieron durante su aprendizaje en Venecia a causa de una fiebre en la década de 1460. En 1469 falleció su padre y en 1473 Peter Fugger, el cabeza de la rama de Núremberg de la familia. Como en 1478 murió también su hermano Markus, que entonces manejaba los intereses de la familia en Roma, y Ulrich quedó como cabeza de familia, su hermano Jakob volvió del monasterio para ocuparse de los negocios.

Legado de Jakob Fugger

1. Creó la primera multinacional

En su época la actividad económica era poca. Los ricos vivían de su tierra y del trabajo de los campesinos, que recibían a cambio protección.

Fugger negoció derechos mineros a cambio de sus préstamos y así logró monopolizar el comercio de cobre y plata. Además, comerció especias. Así, fue uno de los fundadores del capitalismo.

2. Creó el primer servicio de noticias

Fugger sabía que la información es valiosa y por ende quiso acceder a ella antes que sus competidores.

Para ello le pagó a mensajeros para que le trajeran información sobre la actividad comercial y política de distintas ciudades.

Sus sucesores mantuvieron la tradición y eventualmente crearon las Fugger Newsletters, que algunos consideran uno de los primeros diarios de la historia.

3. Creó las cuentas de ahorro, en su versión moderna

Ya otros, como los Médici, tenían bancos, pero la Iglesia Católica no permitía el pago de intereses, por considerarlo usura.

Fugger convenció al Papa Leo X -un cliente suyo- de levantar esa prohibición y empezó a ofrecer un interés del 5% anual a los clientes que depositaban su dinero en su banco de Augsburgo.

4. Financió a exploradores

Tenía 33 años cuando Colón descubrió América. Interesado en el potencial económico de estas expediciones financió el primer viaje a India.

También fue uno de los financistas del viaje alrededor del mundo de Fernando de Magallanes.

5. Provocó la Reforma protestante

Uno de los negocios que mantuvo Fugger con el Vaticano fue la venta de indulgencias.

Lo propuso como forma de financiar la catedral de San Pedro. La mitad de lo recaudado iba para ese fin y la otra mitad se la quedaba.

Este año se cumplen 500 años desde que Martín Lutero protestó contra este negocio, dando pie a la Reforma.

 

Author: por Dineroclub

Share This Post On
468 ad

Publique su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *