Keemala, un paraíso en mitad de las selvas de Tailandia @alvarodabril

Cuando hablamos de habitación, todos nos entendemos, pero aquí es un concepto diferente. Con sus 38 villas en Keemala, cada una con su encanto único y unos interiores muy cuidados. Al igual que en otros hoteles de lujo, nada está ahí por estar, todo ha sido minuciosamente planeado, cada planta, cada roca, cada mueble tiene su motivo. Y esta misma lógica siguen las diferentes villas tradicional tailandesas. Lo que es extraordinario es que cada villa tiene su piscina privada construida en un ambiente ecológico. Lujo, modernidad y sostenibilidad van hermosamente de la mano aquí. 

Pero ir al Paraíso tiene su Costo. Por $10.000 dólares la noche un adulto puede disfrutar de este ambiente mágico.

Las hectáreas de esta villa tiene unos toques futuristas que recuerda a la película de Avatar, con sus grandes cataratas, sus piscinas escalonadas, el canto de los pájaros que inundan el ambiente y dan aún más encanto a estas villas.

Y es que este complejo de cabañas cuenta con entre 126 y 180 m² de superficie que recuerdan a las casitas tradicionales de pescadores de la región. Construidas de materiales que se encuentran en el entorno para lograr la máxima fusión.

Copas de los árboles creativas en las Tree Pool Houses

Los huéspedes que elijan alojarse aquí tendrán la oportunidad de disfrutar de esta casa árbol de dos pisos en medio del bosque y claro, con piscina. Esta casa está inspirada en el estilo de construcción de la tribu We Ha que creían en la creatividad y libertad que se halla al encontrarse en las alturas del bosque.

Un toque de aventura en las Tent Pool Villas

La vida y las aventuras de las tribus de Horn Jorn están representadas en la peculiar arquitectura de estas bonitas estructuras. Basadas en la utilidad que estas tribus nómadas necesitaban para trasladarse de un lugar a otro, los interiores son amplios e invitan a la ensoñación perfectamentefusionadas con el entorno. Y por supuesto, con piscina incluida.

 

En la cima del mundo con las Bird’s Nest Pool Villas

Alojarse aquí es una experiencia a otro nivel, con este estilo “nido” y sus 185m² la emoción está asegurada. La estructura de estas villas se encuentra influida por la tribu Rung-Nok, y que según se dice ayudan al redescubrimiento, la reflexión y que de hecho, han sido utilizadas por muchos filósofos, astrólogos, músicos y artístas que han necesitado un lugar especial en donde reconectar consigo mismo.

 

Armonía entre el cuerpo y el alma

Descubrir estas novedosas villas que te trae el gurú significa adentrarse a un mundo místico, incluso el personal del hotel se esfuerza en mantener los ritos y costumbres de su pueblo para presentarlo a todos los extranjeros que los visitan. El yoga y la medicina tradicional no faltan, al igual que los masajes y la meditación. El aspecto culinario está, por supuesto, muy cuidado también y transformará su estancia en una experiencia inolvidable. En el Keemala Resort descubriréis el equilibrio entre el cuerpo y la mente que permitirá una experiencia sin igual en Tailandia.

 

Otros Temas que le pueden interesar:

Author: por Dineroclub

Share This Post On
468 ad

Publique su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *