La triste historia de Eike Baptista, el más rico del Brasil

La historia del antiguo hombre más rico del Brasil, Eike Baptista, parece sacada de una película de hadas que se convierten en dragones. Antiguo petrolero llegó a acumular 34.000 millones de dólares, siendo el séptimo más rico del planeta.  

Eike Batista es uno de los siete hijos del empresario Eliezer Batista da Silva,  ministro de Minas y Energía en el Gobierno de João Goulart y Secretario de Asuntos Estratégicos en el Gobierno de Fernando Collor; ex presidente de la Compañía Vale do Rio Doce, entonces una empresa estatal, entre los años 1961 y 1964, y también en el período 1979-1986.

Su madre nació en Alemania y, con ella, Eike afirma haber aprendido a tener autoestima y disciplina, atributos fundamentales para su formación de empresario emprendedor.

Al inicio de la adolescencia, después de pasar su infancia en Brasil, se mudó con la familia a Europa, primero a Ginebra (Suiza), luego a Düsseldorf (Alemania) y después aBruselas (Bélgica), debido a la carrera profesional del padre. En 1974, inició el curso de Ingeniería Metalúrgica en la Universidad Técnica de Aquisgrán, Alemania.

eikebaptista2

El hombre más rico de Brasil no empezó tan millonario. A los 18 años vendía pólizas de seguro de casa en casa para sobrevivir en Aquisgrán, Alemania (el país de su madre), donde empezó estudios universitarios de Ingeniería Metalúrgica. Su familia se había trasladado a Europa durante su infancia. Cuando cumplió la mayoría de edad, sus padres regresaron a Brasil con sus seis hermanos; pero él se quedó. Buscaba un camino propio, contó siempre, alejado del ala protectora de un padre exministro de Energía y expresidente de la gran empresa minera estatal, Vale. Cuando volvió a Brasil, a comienzos de la década de 1980, hablaba cinco idiomas que le fueron muy útiles para intermediar entre los productores de oro del Amazonas y compradores brasileños o europeos. Tenía 21 años cuando fundó su primera empresa en el sector de los metales preciosos. La bautizó Atram Aurem: su logo corporativo era el sol inca, emblema también de sus posteriores firmas multimillonarias. Antes de dos años poseía ya un capital de seis millones de dólares. Batista asegura que en esa época un empleado que le debía dinero quiso matarlo de un balazo en un negocio completamente dominado por la mafia.

EIKEBAPTISTA3

Entre 1980 y 2000 el magnate apiló una fortuna estimada en 20.000 millones de dólares a través de ocho empresas de extracción de metales preciosos ubicadas en Brasil, Canadá y Chile. Todas ellas tenían la letra X al final; una suerte de amuleto de la multiplicación que podía conducirle a su meta definitiva: superar al empresario mexicano Carlos Slim como el hombre más rico del mundo. En 2010, sonriente, tuvo la ocurrencia de confesarle su deseo en público a Slim durante un programa de la televisión británica. Se creía imbatible. Había invertido en casi todos los sectores predilectos del Gobierno brasileño: energía, logística, recursos naturales.

LA CAÍDA DE EIKE BAPTISTA

eikebaptista4

La quiebra de su emporio sería la mayor, hasta ahora, de la historia brasileña (y la segunda en toda Sudamérica).

Desde entonces, Batista ha caído en desgracia y ha sido despojado de embarcaciones, motos náuticas, automóviles ostentosos, esculturas, dinero y joyas, atributos de un campeón de motonáutica y afamado galán que se casó con una célebre modelo de Playboy y no aceptaba límites a su expansión. A comienzos de este mes de febrero, la Justicia ha dado un paso más y bloqueado sus activos y bienes, los de sus dos hijos y los de su ya exmujer. Entre todos ellos superan los 1.000 millones de dólares (una cantidad que servirá para recompensar a sus acreedores). El juicio se celebra en Río de Janeiro, y aunque el ‘caso Petrobras’ le roba muchas portadas, despierta gran interés ante la renovada determinación de la Justicia brasileña por perseguir los ‘crímenes de cuello blanco’ y el morbo de ver a un modelo de éxito y presunto filántropo (“No quiero ser solo el hombre más rico de Brasil, quiero ser también el más generoso”) desintegrado en tiempo récord.

Los abogados defensores de Batista afirman que el juez que tomó ‘prestado’ el coche de lujo actúa de una forma “ilegal” e “indecente”.El ingenio popular brasileño, sin embargo, ha encontrado una mina de oro con la historia del coche, envuelto como está el país en procesos judiciales por corrupción de enorme trascendencia.

POR QUÉ CAYÓ SU FORTUNA

OGX

Gracias en su mayor parte a la compañía de petróleo y gas OGX (hoy Ogpar), cuyos primeros pozos empezaban entonces a producir. Menos de tres años después, el ya exmagnate debe al menos 1.000 millones y afronta desde noviembre un juicio que le amenaza seriamente con convertirle en el primer condenado por uso de información privilegiada en Brasil. La fiscalía está segura de que manipuló el mercado al vender millones de acciones de OGX justo antes de que la compañía anunciase la interrupción de su producción de petróleoporque sus pozos offshore (considerados una mina de oro) estaban bastante secos.

Otros Temas que le pueden interesar:

Author: por Dineroclub

Share This Post On
468 ad

Publique su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsapp Dineroclub.net