Millonarios que no dejarán toda su fortuna a sus hijos @alvarodabril

Normalmente toda pareja sueña con generar un patrimonio para dejar el legado a sus hijos. Pero qué pasa cuando la fortuna es tan grande que no hay forma posible de gastársela en toda una vida? Terminará entonces ese dinero en realidad en una cuenta bancaria enriqueciendo a otro poderoso millonario? Esa pregunta se la han hecho algunas de las figuras más ricas de la historia y han tomado decisiones radicales al respecto. Para proteger el capital, por ejemplo la Familia Rockefeller dejó todo el dinero congelado por 50 años, de esta forma se aseguraron que no lo acabarían en 2 generaciones. El problema es que por estar en un banco, precisamente el dinero perdió algo de su valor. Sus 50 descendientes heredaron cada uno 100 millones de dólares para un total de U$5,000 millones de dólares entregados.

BILLONARIOS del mundo

BILLONARIOS del mundo

“El padre que deja a su hijo una enorme riqueza, generalmente, adormece el talento y la energía de éste”. Es lo que opinaba Andrew Carnagie, el hombre que amasó, según Forbes, la segunda mayor fortuna de la historia. Este famoso empresario industrial del siglo XIX destacó por su enorme filantropía y llevó al Olimpo de las citas una de sus máximas sobre la riqueza: “El hombre que muere rico muere desgraciado”. Carnagie llegó a amasar lo que equivaldría hoy a unos 12.000 millones de dólares, pero la mayor parte de su riqueza la repartió entre bibliotecas, escuelas y hospitales. Su única hija, Margaret Carnegie Miller, recibió menos del 10% de la fortuna de su padre.

Síganos en Twitter  @alvarodabril –  Alvaro Abril, Conferencista Marketing Digital en Colombia, Perú, Panamá, Venezuela , con más de 9.300 seguidores. email: presidente@dineroclub.net Desarrollo de sitios web (creación de páginas web administrables), email marketing (envíos masivos de correo) y experto en redes sociales. Facebook: www.facebook.com/dineroclub

Carnagie estableció las máximas de la filantropía moderna y fue uno de los primeros grandes millonarios que se negó por principios a dar en herencia toda su fortuna. Su ejemplo ha sido seguido por numerosos empresarios de éxito de la actualidad. Entre los más conocidos figura Bill Gates, que se ha comprometido a donar la mitad de su fortuna a obras sociales. El fundador de Microsoft es actualmente la segunda persona más rica del mundo, sólo por detrás del empresario mexicano Carlos Slim. Él y su mujer han comprometido la mitad de su fortuna, estimada en 54.000 millones de dólares, a la fundación que lleva su nombre y que financia todo tipo de proyectos relacionados con la ciencia y la cooperación internacional.

Warren Buffet, la tercera persona más rica del mundo, también ha dejado claro que sus vástagos no heredarán la mayor parte de su fortuna. El 85% de los 44.000 millones de dólares que se estima tiene en cartera irán a parar a la caridad, la mayor parte, precisamente, a la fundación de Gates, junto al que ha creado la plataforma Giving Pledge, que empuja a los multimillonarios a donar su fortuna en vez de legarla a sus familias.

Buffet, que es bastante explícito a la hora de expresar sus ideas, ha etiquetado a aquellos que nacen ricos como “miembros del club del esperma afortunado”. Un club numeroso, al que están invitados la mayor parte de hijos de millonarios, entre los que Buffet y Gates son la excepción que confirma la regla.

“Una persona muy rica”, dijo Buffet, “debe dejar a sus hijos lo suficiente para hacer algo, pero no lo bastante para hacer nada”. Lo “suficiente” que ha hecho que sus hijos sean también grandes empresarios. El primogénito, Howard de 57 años, se ha dedicado siempre a la agricultura y, aunque explota los terrenos de su padre, este le cobra el alquiler. Su actividad en el sector primario no le ha impedido ser, desde 2010, uno de los grandes directivos de Coca-Cola. Y es que el capital simbólico contenido en el apellido es todo un reclamo para los inversores. Aunque no recibirá ninguna herencia, su padre le designó hace dos meses como sucesor al cargo de sus negocios. En su opinión ya ha demostrado su valía, aunque lo que más le guste sea montar en tractor.

10 millonarios que no legarán su fortuna a la familia

1. Warren Buffet

Es la tercera persona más rica del mundo, y está considerado como uno de los más grandes inversionistas de la historia. Ha anunciado que donará el 85% de su fortuna para fines sociales.

2. Bill Gates

El fundador de Microsoft es la segunda persona más rica del mundo. Él y su mujer han comprometido la mitad de su fortuna, estimada en 54.000 millones de dólares, a la fundación que lleva su nombre.

3. R.E. Turner

El padre del fundador de la CNN, Ted Turner, se suicidó en 1963, pero antes se aseguró de vender su negocio para que no llegara a manos de su hijo, al que consideraba un incompetente. No estaba en lo cierto. Ted logró recuperar la compañía con la ayuda de su madre y acabo fundando un multimillonario imperio mediático.

4. Vladimir Potainin

Potainin amasa una de las grandes fortunas de Rusia. Aprovechando el paso de la URSS a la economía de mercado se hizo con veinte empresas estatales, entre ellas uno de los grandes bancos del país de los soviets. En 2010 anunció que la mayor parte de su fortuna sería donada a la caridad.

5. Duncan Bannatyne

El emprendedor escocés, famoso en Reino Unido por participar como ‘business angel’ en el programa Dragons’ Den de la BBC –una especie de reality para emprendedores–, cedió un fondo fiduciario a cada uno de sus hijos, pero con estrictas condiciones. Pilló fumando a una de sus hijas y le retiró la financiación. Beber tampoco está permitido.

 

6. Peter Sellers

El actor llegó a amasar una importante fortuna, pero la herencia (unos 7 millones de dólares) fue trasmitida casi al completo a su mujer. Sus hijos, con los que no tuvo contacto durante mucho tiempo, recibieron sólo 1.300 dólares. Al parecer, ya en el lecho de muerte, se arrepintió de su decisión.

7. Eugene Lang

Lang es el fundador de la fundación I have a dream que financia la educación de cientos de niños de países en desarrollo. Su hijo también recibió dinero para educación, pero eso fue todo. Se calcula que tiene una fortuna de más de 50 millones de dólares, gracias a su compañía de tecnología, pero no dará un céntimo en herencia que, según ha declarado, “diluye la motivación”.

8. Andrew Carnegie

En 1901 Carnegie vendió su conglomerado industrial U.S Steel por 492 millones de dólares, que equivaldrían ahora a unos 12.000 millones. Sólo cedió a su única hija el 10% de su fortuna.

9. Aaron Spelling

El productor de televisión más prolífico de la historia se negó a legar su fortuna, valorada en 500 millones, a su hija, que sólo recibió 800.000 dólares. En este caso la decisión no fue alumbrada por idealismo. Se enfadó con ella por haber rodado una sitcom autobiográfica que había rechazado.

10. Yu Pengnian

El mayor empresario inmobiliario chino anunció que donará a la caridad la integridad de su fortuna, estimada en 500 millones de dólares. Fue claro al respecto: “Si mis hijos son competentes no necesitarán mi dinero. Si no lo son, dárselo sólo les hará daño”.

 

 

Author: por Dineroclub

Share This Post On
468 ad

Publique su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *