Nikola One, el camión del futuro de Tesla @alvarodabril

Lo próximo es un camión. Ellos lo llaman Semi-Truck, nosotros aquí podríamos llamarlo ‘camión articulado’: una parte con el motor y cabina, otra con la zona donde se lleva la carga.

Ya conocemos cómo funcionan las cosas escritas en el plan maestro de Tesla, primero nos enseñarán el concepto que hay detrás del camión, y eso será en el mes de septiembre – de ahí a que sea una realidad podemos esperar años -. La idea parece clara, reducir costes en el transporte, contaminación, y ganar en seguridad.

Hoy podemos decir que el vehículo no es una recreación creada por ordenador, es un camión real capaz de rozar los 2.000 kilómetros de una tacada.

Según sus creadores a Nikola One se lo podrá ver circulando por carreteras reales en 2020, una fecha que nos parece bastante cercana, y conociendo cómo funciona este negocio, esperemos que cumplan. Desgraciadamente no tenemos ningún detalle sobre los puntos de disponibilidad – parece que es cosa de EEUU y Canadá -, tampoco sobre el precio concreto que le van a poner a este monstruo. Al mando de la división encargada de este vehículo está Jerome Guillen, anteriormente en el mismo trabajo en Daimler, conocida por su camión autónomo Freightliner Inspiration Truck.

Una especie de híbrido sin emisiones

El hidrógeno es la fuente principal de energía de este vehículo, que se encargará de dar vida a las baterías de ion-litio de 320kWh que alimentan a los seis motores eléctricos que realmente mueven las ruedas. Estamos por lo tanto ante un sistema híbrido que lo máximo que va a escupir directamente al ambiente es vapor de agua.

Con híbrido no nos referimos a un motor que cambia entre dos sistemas diferentes para funcionar, siempre es el motor eléctrico el que manda las fuerzas a las ruedas, como en un Honda FCX Clarity. Y lo de siempre, con cero emisiones, hablamos de emisiones directas: según la forma en la que se consiga la energía original, y la creación del producto en sí, también ensucian el planeta.

Por lo tanto se ha eliminado cualquier alternativa que se había planteado en su presentación inicial, en ella se hablaba de colocar un motor de combustible para las situaciones en las que nos quedábamos sin energía. Por lo visto ya no hace falta, y además tenemos el equivalente a 1.000CV que le dan una capacidad de carga de 29.500 kilos.

En caso de que nos quedáramos sin hidrógeno, hay que comentar que las baterías podrían mover el vehículo entre 160 y 320 kilómetros.

Milton asegura que el peso del Nikola One es mucho más bajo que el de un vehículo diesel similar, unos 900 kilos menos. Esto le permite conseguir mejores prestaciones ante la misma carga, también más espacio para la misma.

Con Hidrógeno incluído

La idea de Nikola es vender el vehículo como un servicio completo, en el que el hidrógeno y los mantenimientos estén dentro de un pago mensual, algo así como un leasing. Se pagarían entre 5.000 y 7.000 dólares al mes y se tendría derecho a usar la red de repostaje que la compañía quiere instalar en Estados Unidos y Canadá.

Esto sería posible durante los 72 primeros meses de uso, prometen una red con 364 puntos – entre 2018 y 2019 -, y la garantía de mantenimiento llegaría hasta el millón y medio de kilómetros. Esa distancia o siete años es la garantía que tienen las baterías del vehículo.

Una cabina del futuro

Otro de los aspectos en los que Nikola cree que hay margen de mejora es en la habitabilidad de los camiones, ya que son lugares donde prácticamente tiene que vivir una persona largos periodos. No faltan todo tipo de comodidades como dos camas, televisión 4K, conectividad 4G, frigorífico, microondas, armario, o mesa.

También hay mejoras en diseño derivadas de las nuevas formas que se pueden conseguir con motores que no son de combustión: morro más corto para una mejor visibilidad, mejor aerodinámica para un mejor consumo y sonoridad, más espacio interior, pilares que creen ventanas más panorámicas.

Nikola Two

Acompañando al camión verdadero, también había espacio para el futuro de la compañía, con la presentación del Nikola Two. Como su nombre indica, es el segundo modelo en desarrollo, también un camión, pero con unas dimensiones menores y una capacidad de maniobras mayor.

Si todo marcha como está planificado, también estará disponible en 2020. Funcionará con el mismo sistema híbrido utilizado en el One: hidrógeno y electricidad.

    

Otros Temas que le pueden interesar:

Author: por Dineroclub

Share This Post On
468 ad

1 Comment

  1. MUY BUENA ALTERNATIVO

    EL HIDRÓGENO UTILIZADO COMO SE DISTRIBUIRÍA, COMO SE ADQUIRÍA PARA EL FUNCIONAMIENTO DE LOS VEHÍCULOS

    EN COLOMBIA TENDRÍAMOS ESTOS VEHÍCULOS, CUAL SERIA EL VALOR DEL VEHÍCULO EN COLOMBIA

    Post a Reply

Publique su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *