Carlos Coriolano Amador Fernández, uno de los paisas más ricos del siglo XIX
Nov15

Carlos Coriolano Amador Fernández, uno de los paisas más ricos del siglo XIX

Personas que han visto este artículo hoy: 1.716 Un hombre cuya excéntrica y osada personalidad fue a la vez motor para el desarrollo de Antioquia. Carlos Coriolano Amador fue testigo de la mayor parte de las transformaciones económicas, sociales, políticas y culturales que experimentó la región antioqueña durante la segunda mitad del siglo XIX. Pero también fue protagonista de primer orden de estos cambios: Propuso innovaciones tecnológicas en la minería de oro y plata, a través de su sociedad minera de El Zancudo; promovió la construcción de vías y puentes en los difíciles caminos del departamento; gestó la construcción del ferrocarril de Antioquia; aportó de manera significativa a la expansión comercial de Medellín y aceleró el desarrollo urbanístico de la ciudad, particularmente en todo el sector que hoy conocemos como Guayaquil. Fue uno de los hombres más ricos del país y dejó huella también en nuestra historia por sus extravagancias, su derroche, sus lujos y sus viajes al exterior, así mismo fue el primer hombre en traer un automóvil a Medellín, un cinematógrafo, un telégrafo y crear un banco el cual emitía billetes que llevaban su rostro. Empresario antioqueño (Medellín, 1835 – octubre 13 de 1919). Carlos CORIOLANO Amador fue uno de los protagonistas de la etapa preindustrial de la historia empresarial colombiana, puente de unión entre los siglos XIX y XX. Sus múltiples negocios, producto de su espíritu visionario y emprendedor, le convirtieron en un agente clave del desarrollo económico del país; no obstante, en su tiempo muchos no lo consideraron así, como lo deja entrever su sobrenombre: “El burro de oro”. Hijo de Sebastián José Amador López, acomodado comerciante de origen cartagenero, quien ocupó la gobernación de la provincia de Antioquia en 1851, Coriolano  Amador aprendió sobre comercio en los almacenes de la familia, actividad que combinaba con las clases en el Colegio de Antioquia. Luego estudió en Jamaica y en Londres. Fue autodidacta en derecho civil, comercial y minero, el cual aplicó con destreza. Era un pleitómano sagaz y, arriesgado. Contrajo matrimonio con Lorenza Uribe Lema, hija del acaudalado y prestigioso político José María Uribe Restrepo, gobernador y varias veces senador por la provincia de Antioquia. Incursionó en la política regional: fue concejal de Medellín y diputado de Antioquia en representación de los liberales. Al finalizar el siglo XIX era considerado como el inversionista y empresario más rico del país. Tempranamente manifestó su afán de lucro. Se destacó como administrador y accionista principal de la Sociedad Minera de El Zancudo y Sabaletas, de la Sociedad Minera de Los Chorros, de las que construyeron el puente de Jericó sobre el río Cauca (Puente iglesias) y la plaza...

Read More
Whatsapp Dineroclub.net