La Guerra Comercial y Política por el Litio @alvarodabril
Abr24

La Guerra Comercial y Política por el Litio @alvarodabril

Personas que han visto este artículo hoy: 769 En las últimas décadas el mercado de la extracción y refinado del litio ha sido un negocio en manos de tres o cuatro grandes empresas. Grandes dinosaurios que apenas han evolucionado, y que ahora se enfrentan al mayor cambio que ha vivido esta industria en su historia. Luego de leer este artículo, podrá deducir el por qué de las guerras, cambios de gobierno y demás estrategias geopolíticas. La llegada de los vehículos eléctricos ha provocado un incremento drástico de la demanda de litio. Una producción que ha visto incrementado sus precio de una forma muy importante. Como ejemplo los U$13.000 dólares por tonelada pagados en diciembre por el material llegado de China. Más del doble de lo que cotizaba dos meses antes.  Situación actual de la industria La llegada de nuevos actores amenaza con revolucionar todo el sector. Además de la oferta de los grandes fabricantes, comoRenault-Nissan o Tesla, la llegada de nombres como Apple, Google o Faraday Future, hace que el futuro de la demanda de litio sea vista con mucho optimismo, pero al mismo tiempo abra una guerra por controlar la producción de lo que ha sido denominado “la gasolina del siglo XXI”.  La apertura de las denominadas gigafábricas de baterías, disparará la demanda de litio. Se estima que para 2020 la demanda se incremente un 150%, con unos coches eléctricos que se estima tendrán una tasa de crecimiento de entre el 20 y el 30% anual. Esto supondrá que para 2021 la cantidad necesaria para atender la demanda llegue al millón de toneladas al año. Una cifra que ahora mismo está muy lejos de la actual capacidad que en 2015 se ha quedado en 202.800 toneladas. (fuente) Esto abre un nuevo escenario donde el oligopolio de la explotación del litio se tendrá que enfrentar a la llegada de nuevas empresas. Compañías más modernas, capaces de explotar el litio de una forma más eficiente y económica. Una batalla comercial de incierto resultado. Puede suponer un incremento de los precios, en caso de que incluso estas nuevas empresas no sean capaces de ofrecer el litio necesario, o podría traer una bajada por la propia competencia.  Uno de los ejemplos de las demandas de litio en el mundo, es el caso del empresario Elon Musk, quién indicó a principios de mes que expandiría la producción de los autos eléctricos Tesla. “Para producir 500.000 vehículos al año, necesitamos absorber toda la producción de litio del mundo”, afirmó Musk a los medios. Países con grandes Reservas de Litio  La mayor concentración del planeta se encuentra en el «triángulo del litio» a la zona geográfica ubicada en América del Sur, en...

Read More