Relojes muy creativos @alvarodabril
Nov12

Relojes muy creativos @alvarodabril

En la historia Humana siempre hemos querido medir el tiempo. Uno de los tantos mecanismos fué la Clepsidra o relojes de agua. Hoy conoceremos algunos de los diseños modernos más creativos del planeta Una clepsidra o reloj de agua (del griego κλέπτειν kleptein, ‘robar’; ὕδωρ hudor, ‘agua’) es cualquier mecanismo para medir el tiempo mediante el flujo regulado de un líquidohacia o desde un recipiente graduado, dando así dos tipos diferentes de relojes según la dirección del flujo. Las clepsidras datan de la antigüedad egipcia (mrḫyt) y se usaban especialmente durante la noche, cuando los relojes de sol perdían su utilidad. Los primeros relojes de agua consistieron en una vasija de cerámica que contenía agua hasta cierto nivel, con un orificio en la base de un tamaño adecuado para asegurar la salida del líquido a una velocidad determinada y, por lo tanto, en un tiempo prefijado. El recipiente disponía en su interior de varias marcas de tal manera que el nivel de agua indicaba los diferentes períodos, tanto diurnos como nocturnos. Los relojes de agua también se usaron por los atenienses para señalar el tiempo asignado a los oradores. Más tarde fueron introducidos en los tribunales de Roma, con el mismo fin y además se usaban en las campañas militares para señalar las guardias nocturnas. El reloj de agua egipcio, más o menos modificado, siguió siendo el instrumento más eficiente para medir el tiempo durante muchos siglos. Conozca los relojes más creativos del...

Read More
Relojes Despertadores creativos y extravagantes
Abr13

Relojes Despertadores creativos y extravagantes

Los relojes son de los objetos más necesarios, pero generalmente portadores de malas noticias, pues nos obliga a despertarnos. Así tengan dulces voces o hermosos sonidos, al final son odiosos. El primer sistema para despertarse a una hora determinada fue inventado por los griegos hacia el año 250 a. C. Consistía en un pájaro mecánico que sonaba cuando lamarea subía de nivel. El despertador tal y como se conoce hoy fue inventado por el relojero Levi Hutchins de Nuevo Hampshire, EEUU, en 1787. Hasta entonces la gente era despertada por el sol pero el relojero se despertaba a las cuatro de la madrugada, hora en la que aún no ha salido el sol. Hutchins colocó una palanca en el número cuatro para que, cuando la manecilla marcase esa hora, sonase una campana. Conozca ahora el video “Cómo hacer Promociones Efectivas“, entrevista del programa Negocios en Telemedellín a Alvaro Abril, por el Director Juan Carlos Yepes. Ver el video haciendo CLIC AQUÍ ( http://www.youtube.com/watch?v=K-3Ck5qkrvE ) Síganos en Twitter  @alvarodabril –  Alvaro Abril, Conferencista Marketing Digital en Colombia, Perú, Panamá, Venezuela y Guatemala, con más de 9.900 seguidores. email: presidente@dineroclub.net Desarrollo de sitios web (creación de páginas web administrables), email marketing (envíos masivos de correo) y experto en redes sociales. Puede llamar al celular en Colombia: 313-650-26-83 / grupo de Facebook: www.facebook.com/dineroclub Los antiguos conocieron varias especies de relojes. Vitrubio habla del reloj de agua o clepsidra, el de aire, el de sol y de otras especies que nos son desconocidas. Los egipcios medían con la clepsidra los movimientos del Sol. De igual medio se valía el ilustre astrónomo para sus observaciones. Las clepsidras y los relojes de sol fueron inventados en Egipto en tiempos de los Ptolomeos; las clepsidras fueron después perfeccionadas por Escipión Nasica o según otros por Ctesibio (discípulo de los oradores romanos medían con ellas la duración de sus discursos.) Se cree que los grandes relojes de pesas y ruedas fueron inventados en Occidente por el monje benedictino Gerberto (Papa, con el nombre de Silvestre II, hacia finales del siglo X) aunque ya con alguna anterioridad se conocían en el Imperio bizantino.  Según otras fuentes, el primer reloj de que habla la historia construido sobre principios de mecánica es el de Richard Wasigford, abad de San Albano, que vivió en Inglaterra hacia 1326, pues al parecer la invención de Gerberto (después Silvestre II) no era más que un reloj de sol. El segundo es el que Santiago Dondis mandó construir en Padua hacia 1344 y en el cual según refieren se veía el curso del sol y de los planetas. El tercero fue el que había en el Louvre de París, mandado traer de Alemania por el rey Carlos V de Francia.  El antepasado directo de estos instrumentos podría ser el complejo mecanismo de Anticitera, datado entre 150 y 100 a. C En España, la noticia más antigua de la instalación de...

Read More