Skeleton Bar en Suiza, un lugar aterrador @alvarodabril
Jun30

Skeleton Bar en Suiza, un lugar aterrador @alvarodabril

Apuesto a que te sentirías como si estuvieras tomando una copa en un bar construido por Alien, el extraterrestre. Este establecimiento de aspecto extraño fue diseñado por Hans Rudi Giger (HR Giger), quien trabajó como diseñador de las películas de Alien, recibiendo varios premios, entre ellos un Oscar por mejores efectos especiales. Giger hizo un gran trabajo en este museo-bar, te sentirás como si estuvieras en algún lugar del universo Alien o en el interior del esqueleto de un monstruo. En cualquier caso, es muy original y refrescante ! Para lograr un Bar como Skeleton, Giger ha renovado un antiguo castillo de casi 500 años de antigüedad situado en la aldea de Gruyeres (Suiza), creando un laberinto de salas monolíticas con muros de dos metros de espesor, que guardan la mayor colección de su escultura, pintura y muebles, verdaderas obras de arte, en un alucinante recorrido de toda su carrera. En sus pinturas ilustra vívidamente la simbiosis del hombre y la máquina para producir una extraña realidad de seres biomecánicos y en su escultura el artista hace que el espectador sea parte de ellas. Hans Giger se enfrenta a sus temores más profundos en su arte. Según sus palabras: “Sólo creo aquello que me asusta”. Sus obras despiertan una sensación perturbadora, con una increíble descripción pictórica de seres que Giger ha convertido en clásicos, realizados aplicando una compleja serie de capas translúcidas aerógrafiadas. En la entrada del museo te recibe una escultura metálica de dos metros que muestra el interior de una pistola abierta por la mitad, en la que las balas tienen la forma de bebés metálicos agazapados. En la parte superior del castillo se encuentra su colección privada de arte que incluye más de 600 obras de Salvador Dalí, Bruno Weber, Günter Brus, Joe Coleman, Sybille Ruppert, Claude Sandoz, Ernest Fuchs y Friedrich Kuhn, entre otros. La zona más impresionante es el bar, alojado en un ala del castillo, que tardó cuatro años en construirse. Al entrar, te inunda la vívida impresión de encontrarte en el interior de un monstruo prehistórico fosilizado hace miles de años, el techo cruzado por hileras de vértebras que dan forma a una espectacular bóveda. Es un espacio orgánico, con muebles de pesadilla y un diseño interior que parece vivo. Las superficies de los muebles han sido pulidas de tal manera que al tacto parecen de piel, a pesar de que visualmente presentan un aspecto petreo. Esto agudiza la sensación de estar en el interior de una criatura que en algún momento tuvo...

Read More
El hombre más rico de Suiza @alvarodabril
Ene29

El hombre más rico de Suiza @alvarodabril

El fundador de Ikea, el sueco Ingvar Kamprad (de 86 años), es el hombre más rico de Suiza, gracias a las fuertes ganancias de su empresa, según informa la revista suiza “Bilanz”.  La fortuna del empresario sueco creció en otros 39.000 millones de francos (unos 32.400 millones de euros), según estima la publicación económica. Con ello, Kamprad sigue liderando como desde hace más de una década, la lista de los 300 residentes más ricos de Suiza y que recoge la revista.  Las 300 personas más acaudaladas de este año en “Bilanz” suman 512.000 millones de francos (unos 425.000 millones de euros), una cifra que supera en 31.000 millones de francos la del año pasado. Es decir que las grandes fortunas han aumentado en su conjunto un 6,5 por ciento.  Ingvar Kamprad (30 de marzo 1926) nació en una pequeña aldea agrícola en Suecia, donde su abuelo se había suicidado con una pistola cuando se dio cuenta de que no podía pagar la hipoteca de su finca de la familia. El padre mantuvo el negocio en marcha y su padre frecuentemente le dijo que nada volvería a ser igual. Decidido a probar que su padre estaba equivocado, Kamprad despertaba cada mañana a las 5:50 am. Centró sus esfuerzos en su trabajo escolar para que su padre estuviera orgulloso. Después de un año particularmente estelar, su padre le dió una recompensa en efectivo como reconocimiento por un trabajo bien hecho. Kamprad utilizó el dinero para iniciar su propio pequeño negocio, una empresa que llamó IKEA. El nombre es una combinación de las iniciales de Kamprad (IK) y las primeras letras de la granja y el pueblo donde se había criado, Elmtaryd y Agunnaryd. Comenzó la licitación de contratos de suministro de lápices y poco a poco amplió su negocio. En la actualidad, IKEA cuenta con más de 125,000 empleados y Kamprad es la undécima persona más rica del mundo, según la revista Forbes. Enseñanzas sobre negocios de Ingvar Kamprad Acción # 1: Construir alrededor de sus Clientes Muchos empresarios piensan que tienen un “gran” idea y gastan todo su dinero y tiempo desarrollarlo sólo para descubrir que los clientes no lo quieren. Una de las mejores maneras de asegurar su éxito es hablar con los clientes potenciales, crear sus productos y servicios en torno a sus problemas y darles soluciones prácticas que van a pagar. Desde el día que se fundó IKEA, Kamprad se ha dedicado a ofrecer buena calidad y buen funcionamiento de los productos a precios bajos. Esta ha sido una de las principales fuerzas impulsoras detrás del éxito internacional de IKEA y la compañía contrata a sus propios diseñadores, muchos de los cuales han llegado a ganar premios de diseño en los últimos años. Acción...

Read More
Suiza busca posicionarse en confidencialidad de datos @alvarodabril
Dic25

Suiza busca posicionarse en confidencialidad de datos @alvarodabril

Suiza ha tenido el reconocimiento por ser un lugar donde los personajes más poderosos del planeta tienen sus cuentas en forma secreta. Ahora la compañía DELTALIS aprovecha ese prestigio, además de una de las leyes de protección de datos más estrictas del planeta. Luego de garantizar total secreto de la información, aseguran que tienen a los mayores expertos en seguridad cibernética para evitar que éstos datos sean hurtados. Después de los escándalos de espionaje revelados por el ex consultor de la NSA Edward Snowden, Suiza busca sacarle provecho a su reputación de fiabilidad, seguridad y discreción para convertirse en un refugio para los datos digitales personales. Los helvéticos redescubren para esto las viejas e impenetrables infraestructuras de la guerra fría, dignas de una película de James Bond. Es uno de los efectos colaterales del escándalo por el espionaje masivo revelado por el analista informático Edward Snowden: el negocio del almacenamiento de datos digitales. “Tengo dos cosas que decir: como ciudadano europeo, me parece increíble lo que hacen los norteamericanos. Segundo, todo esto es muy bueno para nosotros porque nuestro negocio se multiplicó por tres en muy poco tiempo”, asegura Christoph Oschwald, dirigente de Mount10, uno de los centros enterrados bajos los Alpes, llamados Fort Knox, y que alberga los datos del Parlamento suizo.   Después del escándalo de la NSA, “es fantástico. Ya no tengo que explicarles a mis clientes por qué tienen que pagar”, festeja. Y para proteger los datos confidenciales, el país del reloj cucú y del secreto bancario cuenta con una gran infraestructura que están aprovechando 55 firmas locales, según el censo de datacentermap. Para seducir a los que buscan mantener lejos las miradas indiscretas, Suiza pone a disposición una serie de bunkers del ejército suizo construidos en los Alpes durante la Guerra Fría de los que las autoridades se han ido deshaciendo. Uno de ellos es el de Attinghausen, en el corazón de Suiza. Su dirección: coordenadas secretas de GPS. El lugar dispone de 15.000 metros cuadrados custodiados por la empresa suiza Deltalis que, por ahora, utiliza solo 600 metros del búnker. Para llegar a esta bóveda gigantesca es necesario adentrarse 200 metros en la montaña de granito, 1.000 metros por debajo de la cima. Las puertas deberían poder soportar un ataque nuclear gracias a sus cuatro toneladas de acero. El sitio es el ex cuartel general del Ejército suizo. Para ingresar es necesario mostrar su documento de identidad y su huella venosa, más segura que una huella digital. Luego hay que pasar por un túnel serpenteante y cavernoso de cemento. Al final, aparece un corredor inmaculado y una puerta que desemboca en una habitación...

Read More