Hallan Billones de toneladas de diamantes en el interior del planeta

0
719

Un estudio científico publicado en la revista Geochemistry, Geophysics, Geosystems revela que hay billones de toneladas de diamantes sepultados en el interior de la Tierra.

Sin embargo, su extracción es imposible (con la tecnología actual) ya que estas piedras preciosas se encuentran a una profundidad de entre 150 y 300 kilómetros. 

Según una investigación conjunta del Instituto Tecnológico de Massachusetts (EE.UU.) y universidades de varios países, los diamantes fueron detectados en las secciones más profundas de los cratones, las masas continentales ubicadas en la litosfera, entre la corteza y el manto.

Una anomalía ha permitido a los científicos a toparse con este descubrimiento. Cuando los investigadores analizaban las ondas de sonido que ayudan a ‘escanear’ el interior de la Tierra observaron que estas ondas atraviesan los cratones al doble de velocidad de lo esperado. Y es que el sonido cambia de velocidad en función del tipo de roca que atraviesa. 

Los académicos crearon simulaciones informáticas para explicar este fenómeno y han concluido que lo más factible es que las secciones más profundas de los cratones contengan unos porcentajes de diamantes de entre el 1 y el 2 %, lo que hace que el sonido los atraviese a mayor velocidad que a través de la roca estándar del cratón.

Los más grandes Yacimientos actuales de Diamantes en explotación

Mina de Yubileyny, Rusia: Este yacimiento, explotado desde 1986, actualmente consta de reservas de 153 millones de quilates, por lo cual se considera el yacimiento más importante del mundo, según cifras de 2013 aportadas por la estatal Alrosa.

Mina de Udachny, Rusia: explotado desde 1955 es el segundo yacimiento más grande de Rusia, ya que sus reservas son de 152 millones de quilates, un millón de quilates menos que su antecesora. Igualmente, esta mina está a cargo de la estatal Alrosa.

Mina de Mir, Rusia: es el tercer yacimiento más grande del mundo. Según los diversos estudios se estima que posee 141 millones de quilates. Desde 2014 se estima que la producción anual es de un millón de toneladas.

Mina de Argyle, Australia: situada en la región de Kimberly en Australia, las reservas de este yacimiento se estiman en 140 millones de toneladas. A diferencia de las minas rusas que están en los primeros lugares, en Argyle las operaciones de extracción de diamantes se realizan tanto a cielo abierto como en profundidad.

Mina de Catoca, Angola: se trata de una mina cuyas operaciones remontan a 1993. Según cifras oficiales esta mina tiene reservas de 130 millones de quilates. Sus operaciones están cargo de la estatal Endiama y de varias multinacionales como Alrosa de Rusia, Odebrecht de Brasil y Sonangol de China.

Mina de Venetia, Sudáfrica: este yacimiento explotado desde 1992 alcanza reservas de 102 millones de quilates, lo cual lo convierte en el sexo más importante del mundo. Según diversos estudios se estima la que vida útil de esta mina se aproveche hasta el 2040.

Mina de Grib, Rusia: es una de las minas cuya explotación comenzó más recientemente, exactamente en 2014. Es la séptima más grande del mundo y la cuarta más grande de Rusia; sus reservas se calculan en 98 millones de quilates.

Mina de Jwaneng, Botswana: a pesar de que sus reservas son de 88,3 millones de quilates, en término de valor y de calidad de los diamantes este yacimiento es el más importante del mundo. Las operaciones en este yacimiento comenzaron en 1982 y su vida útil se proyecta hasta 2025.

Mina de Orapa, Botswana: hasta diciembre de 2012 las reservas de esta mina, operativa desde 1971, eran de 85,7 millones de quilates. Esta mina es la más antigua de las cuatros grandes que existen en Botswana.

Mina de Botuobinskaya, Rusia: sus operaciones comenzaron en 2015 y la meta es que se extraigan 1,5 millones de toneladas anualmente. Las reservan antes de comenzar su explotación era de 70,9 millones de quilates.

Cómo se forman los diamantes

Los diamantes son átomos puros de carbono en forma polimorfa y que, bajo condiciones de presión y temperatura extremas se transforman en esta piedra preciosa.

El proceso de formación de un diamante es muy complejo y puede llegar a demorar millones y hasta billones de años. Este proceso puede ocurrir solo bajo la llamada capa litosférica, que se ubica entre 150 a 200 kilómetros bajo la superficie y en donde se dan condiciones extremas: temperaturas de entre 900 °C y 1300 °C y un nivel de presión de 30 kilobars.

Allí, el carbón se combina en una molécula cubica y en un proceso que pueden durar millones de años, se mineraliza transformándose en un diamante.

Los diamantes emergieron a la Tierra a través de erupciones volcánicas. Una vez que la magma de las erupciones se enfrió, éstos fueron escondiéndose en depósitos, donde luego fueron encontrados por el hombre.

Si bien se han encontrado diamantes en 35 países, los que tienen mayores reservas de estas piedras preciosas son Rusia, Botswana and Sudáfrica.

El diamante más grande jamás descubierto fue bautizado como Cullinan. Encontrado en Sudáfrica en 1905, tenía un peso de 3106 quilates y una longitud de alrededor de 10.5 centímetros. El Cullinan fue llevado a Inglaterra y en ese país y bajo la propiedad de la familia real fue cortado en nueve piezas, pasando a formar parte de las joyas de la corona.

Dejar un Comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor entre su nombre aquí