10 estrategias para promover una droguería (farmacia)

0
652

En muchas ocasiones la rutina, las operaciones diarias o la costumbre hacen que como dueño o gerente de un local pierdas de vista los pequeños detalles que hacen de un negocio un gran éxito o un fracaso.

Y estos pequeños detalles para mejorar nuestro punto de venta no tienen que significar un gran desembolso de presupuesto, son ligeros ajustes que se deben realizar en muchas ocasiones sin un gasto extra, sólo haciendo reajuste en los recursos a asignar.

Para hacer estos cambios sólo se requiere de creatividad, observación y mucho sentido común para identificar cómo se sienten tus clientes al visitar tu negocio o saber cómo te perciben como marca.

  1. Tu local habla por ti y por tu marca

Vigila y cuida que el local esté siempre en buen estado, ya que proyecta lo que es tu marca y la importancia que se les da a los clientes. Por lo que cuidar pequeños detalles como la limpieza del lugar, los olores, el mantenimiento en general, el orden de pasillos y su distribución, así como la accesibilidad puede hacer la diferencia y sumar puntos para fidelizar a tus clientes y convertir su preferencia en aumento de ventas.

Busca crear áreas cómodas para el tránsito de tus clientes con un buen ambiente y ofréceles la experiencia que quieres que vivan en tu negocio.

2.Cuida la señalización y los mensajes fuera y dentro de tu local

Invierte en presumir tu marca y fijarla en la referencia de tu público. Una correcta señalización externa hará que tu marca y tu negocio sean referencia. Por lo que invertir en un buen anuncio que atraiga la atención de forma inmediata es primordial.

Además del letrero principal, debes incluir de carteles, pizarras, pantallas o displays para lograr transmitir las promociones o la información que tus potenciales clientes necesiten saber para ingresar a tu local. Es muy importante comunicarles qué ofreces y cómo pueden adquirir tus servicios o productos.

En el interior de tu local, crea mensajes centrales y distribúyelos por el establecimiento. En ellos destaca tus diferenciales, tus ofertas, los productos estrella o la personalidad de tu marca. Utiliza mensajes que le ofrezcan a la gente un toque emocional.

  1. Desarrolla estrategias para vender más

Además de creatividad, debes de desarrollar estrategias para mejorar los resultados de venta por cada cliente. Para ellos puedes crear:

  • Guías de ventas cruzadas para tus vendedores. Toma como ejemplo lo que hacen marcas de ropa cuándo al comprar online siempre  ofrecen productos complementarios a las compras de sus clientes.
  • Ofrece otros productos que otros clientes ya hayan comprobado su eficacia. En el momento en el que el cliente esté pagando, coméntale lo que otros clientes se han llevado además del producto que llevan.
  • Crea paquetes o kits de productos para cada temporada, ya sea de forma fija o por promociones.
  1. Consigue alianzas estratégicas

Los pequeños negocios tienen siempre grandes oportunidades por delante. Aprende a trabajar en equipo entre diferentes Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES). Esta es una de las mejores estrategias de marketing y casi no se pone en práctica ante la falta de coordinación para hacer equipo y alianzas.

Mira por ejemplo a tus vecinos de local y revisa cómo entre sus negocios y el tuyo pueden ayudarse y colaborar para incrementar entre todos mayor promoción, publicidad y ventas para cada uno de sus negocios. Muchos de ellos pueden tener el mismo perfil de cliente que tu negocio, aunque vendan cosas distintas. Una forma de ayudarse es recomendándose entre sí y compartir su cartera de clientes y quizá hasta sus presupuestos de marketing.

  1. Consigue que tu marca esté presente en Internet

Por muy pequeño que sea tu local, o por muy sencilla que sea tu marca, es necesario que tenga presencia en Internet. Hoy el mundo está volcado en la era digital, es el primer canal que tus clientes consultan antes de adquirir un bien o servicio, o para buscar referencias de un local o una marca. Es necesario que tu marca o negocio tenga su propia página web, de no ser así estas perdiendo una gran oportunidad de captar nuevos clientes.

En esta página tus clientes y potenciales clientes deberán encontrar información valiosa que les genere confianza, así como información de servicio sobre tu marca: horarios de atención, servicios y productos,  filosofía de la empresa y compromisos con el cliente. Deberás también mostrar evidencias de tu calidad y resultados, nada mejor que opiniones de los clientes. No hay en marketing una mejor recomendación que la de un cliente.

Mientras tienes lista tu página web, puedes activar de inmediato tu página de Facebook para que quien busque cerca del área donde estás los productos o servicios que tú vendes, encuentre tu Farmacia.

  1. Haz que tus clientes te encuentren

Siguiendo con la tendencia del mundo digital, hoy cada vez más clientes y potenciales clientes utilizan servicios de geolocalización en sus computadoras o teléfonos inteligentes para encontrar lo que están buscando. Así que no esperes más a dar de alta la dirección de tu negocio local en Google Maps o Foursquare para que puedan encontrar tu marca. Esta ubicación debes vincularla con tu página de Internet, tu blog y tu página de Facebook.

  1. Refuerza tu servicio

Piensa siempre en tu cliente y la experiencia que quieres que él se lleve de tu negocio.  Aquí algunos tips: mantén tu acceso principal abierto para que sea fácil y cómo entrar a tu negocio; tú y tus empleados deben de saludar siempre al cliente; respeta el horario de tu negocio, tanto de apertura como de cierre; no coloques letreros de “volvemos en 5 minutos”; deja que tus clientes puedan tocar los productos y, si existen algunos que no pueden ser tocados, colócalos en una vitrina, en lugar de poner los molestos letreros de “No Tocar”. Desalientan a los clientes y no generan ninguna empatía.

  1. Mejora la visibilidad y ubicación de los productos

Siempre cuida que los productos que ofreces se vean atractivos y, bajo ningún concepto, deben dar la apariencia de estar desordenados. Aquí algunos tips: el mostrador debe estar siempre limpio y ordenado; cerca de la caja coloca productos de impulso, aquellos que son fáciles de desear y de adquirir; ubica una zona de tu local siempre con precios bajos y coloca la caja a mitad de tu almacén.

  1. Cuida el ambiente de tu local

En la experiencia de los clientes y usuarios, no sólo se debe de cuidar lo que ven, también lo que sienten y huelen cuando entran a tu local. Por lo que debes de aromatizar tu tienda con un aroma que inspire salud, limpieza y tranquilidad. Cuida la iluminación. La postura y actitud de tu personal en el mostrador también deben de cuidarse, son la cara de la marca y de la empresa.

  1. Sorprende a tus clientes

Los clientes pueden olvidar fácilmente lo que vieron en tu tienda o lo que les dijo algún vendedor, pero difícilmente olvidarán lo que les hiciste sentir, por lo que obsequiarles con alguna sorpresa siempre es un buen recurso, cualquier detalle es bueno, desde una pluma hasta un dulce o un cupón de descuento.

Dejar un Comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor entre su nombre aquí