SpaceX supera a Boeing para el envío de Astronautas

0
198

BOEING y SPACEX, empresas estadounidenses multiplican sus esfuerzos para crear una alternativa a las naves rusas en los vuelos hacia la Estación Espacial Internacional. De momento la compañía del Magnate ELON MUSK (También dueño de Tesla Motors) es la que va ganando el pulso para transportar a los próximos astronautas a la EEI (ISS).

El viceprimer ministro ruso, Yuri Borísov, comunicó sobre la finalización del programa actual de envío de astronautas a la Estación Espacial Internacional.

Rusia detendrá el transporte de astronautas de la NASA a la Estación Espacial Internacional (EEI). Al respecto cita RIA Novosti al viceprimer ministro ruso, Yuri Borísov, que precisó que ese programa de cooperación con la agencia estadounidense finalizará en 2019.

En declaraciones durante una reunión en la Corporación Espacial y Cohetes Energía (RKK Energuia), fabricante de cohetes y naves espaciales, el viceprimer ministro indicó que las obligaciones rusas respecto al actual contrato con la NASA de transporte de ida y regreso de astronautas concluirán en abril del próximo año con el acople del transbordador espacial Soyuz MS.

Fin de la cooperación

El costo de los campos para astronautas en las naves espaciales rusas ha variado a lo largo de los años, desde los 22 millones de dólares por asiento en 2007 hasta los 81 millones en 2018. A través de la compañía Boeing, la NASA había adquirido en 2016 cinco campos en las naves espaciales Soyuz de RKK Energuia.

EE.UU., que perdió su capacidad de efectuar misiones espaciales tripuladas tras el retiro de su programa de transbordadores espaciales en 2011, se encuentra a punto de sustituir esas naves por el nuevo vehículo espacial tripulado SpaceX Dragon, que planea enviar en misiones a la EEI a partir del 2019.

SPACE X se prepara con el DRAGON 2 a llevar astronautas a la Estación Espacial Internacional

Las pruebas de vuelo autónomo y tripulado de la nave espacial Dragon 2 de la compañía SpaceX se realizarán antes de los ensayos análogos del Starliner de Boeing, según información publicada por la NASA.

El primer vuelo no tripulado del Dragon 2, llamado también Crew Dragon, ha sido fechado para noviembre próximo, mientras que su lanzamiento con tripulantes debería realizarse en abril de 2019.

El Starliner de Boeing, por su parte, despegará sin tripulación a finales de 2018 o principios de 2019, según el plan de la NASA. Su primer vuelo tripulado ha sido planificado para mediados del año que viene.

Hasta ahora, Boeing iba por delante de SpaceX en los planes de lanzamiento, pero estos tuvieron que ser aplazados después de que en junio pasado se descubrieran problemas técnicos durante los ensayos de los propulsores del sistema de interrupción del vuelo de emergencia.

La agencia aeroespacial estadounidense ha escogido a las compañías Boeing y SpaceX para crear una nave espacial de próxima generación que reemplazaría a las naves rusas Soyuz, que actualmente son el único medio para transportar tripulaciones a la Estación Espacial Internacional.

NASA aprueba arriesgado plan de Musk de llenar de combustible el Dragon 2 con la tripulación a bordo

Pese al accidente sufrido en 2016 por su cohete Falcon 9, Space X está decidida a probar su nueva tecnología en su primer vehículo espacial tripulado.

La NASA permitirá SpaceX usar su tecnología puntera que implica cargar de combustible el Dragon 2, el primero vehículo espacial tripulado diseñado por la compañía de Elon Musk, no más de 35 minutos antes del lanzamiento, con la tripulación ya a bordo. 

Este 18 de agosto de 2018, Kathy Lueders, directora del Programa Comercial Crew, en el marco del cual se lanzará la nave con destino a la Estación Espacial Internacional (EEI), ha declarado que la decisión de aprobar este plan se tomó tras “un examen exhaustivo” de las operaciones terrestres de Space X. Al mismo tiempo, la funcionaria ha subrayado que el factor determinante a tener en cuenta fue la seguridad del personal.

El 1 de septiembre de 2016, el cohete Falcon 9, otra creación de SpaceX, sufrió una explosión durante los preparativos de su lanzamiento. A raíz de esto, la idea de llenar el Dragon 2 después del embarque de los astronautas había sido considerada como peligrosa por el Comité Consultivo de la EEI, según expuso su presidente, Thomas Stafford, en una carta dirigida a la NASA.

Por su parte, Elon Musk, respondiendo a una pregunta sobre este sinestro en Twitter, aseguró que los tripulantes de Dragon 2 habrían sobrevivido a un accidente de este tipo.

En una rueda de prensa celebrada el pasado 10 de mayo, Musk rechazó las dudas generadas en torno a su tecnología para llenar el Dragon 2 calificó todo el caso como “exagerado”, recogió Spacenews.

    

Dejar un Comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor entre su nombre aquí