25 Estrategias Poderosas para hacer un Marketing Mix perfecto

0
199

Los caminos que tiene actualmente una empresa para darse a conocer y llegar al público son múltiples. Existen muchas herramientas para captar y fidelizar a los clientes a cambio de satisfacer sus necesidades. Si desea conocer nuestros servicios escriba a presidencia@dineroclub.com o contáctenos por whatsapp en Colombia al +573053221527

1. Marketing de Interrupción

Es el tipo de marketing que se ha practicado siempre en los medios de comunicación tradicionales. Consiste en interrumpir al usuario en su actividad y ofrecerle algo llamativo que capte su atención.

Los consumidores están bastante cansados de esta forma de publicidad y normalmente huyen de ella porque resulta molesta. De hecho, una práctica muy habitual cuando los espectadores ven la televisión es hacer zapping al llegar los anuncios. Además, para las marcas y empresas es una opción cara que no les permite dirigirse exactamente al perfil de cliente que quieren captar. Pero el Marketing de Interrupción también tiene sus ventajas. Está demostrado que los resultados se obtienen de forma rápida y son fáciles de medir.

Se calcula que en Estados Unidos los consumidores reciben una media de un millón de anuncios de este tipo al año. ¡Un millón! Es una cifra muy alta, ¿no te parece? Por eso, para no saturar demasiado al público, el Marketing de Interrupción hay que practicarlo en pequeñas dosis.

2. Marketing Indirecto o de Permiso

Al contrario que el marketing de interrupción, esta forma de hacer marketing no es tan directa e invasiva. No es publicidad pura y dura. Se trata de una manera más sutil de atraer a los posibles consumidores ofreciéndoles contenido y material de su interés. Con este Marketing Indirecto o de Permiso es posible que el usuario muchas veces ni siquiera sea consciente de la estrategia de la marca que hay detrás. A este grupo pertenece, por ejemplo, el Marketing de Contenidos que veremos más adelante.

3. Marketing de Recomendación

Antes de definirlo, te planteo una cuestión. Imagínate que hay dos restaurantes con muy buena pinta que te gustaría probar. Uno lo conoces sólo de verlo en Internet y el otro te lo han recomendado varios amigos. ¿En cuál reservas mesa? Si hiciéramos una encuesta entre nuestros lectores seguro que la mayoría elegiría la segunda opción, ¿verdad? ¡Pues eso es Marketing de Recomendación! Aprovechar el “boca a boca” (o “tweet a tweet”) en beneficio de una marca.

Este tipo de marketing se practica mucho en las redes sociales, sobre todo en Facebook, donde la capacidad de difusión y viralización de las recomendaciones es brutal. Para ello, las empresas deben tener fichados a los consumidores satisfechos con sus servicios. Esos clientes se pueden convertir en los mejores embajadores de la marca.

4. Marketing de Fidelización

En publicidad se suele decir que mantener a un cliente cuesta 10 veces menos que conseguir uno nuevo. Siguiendo esta máxima, muchas marcas apuestan por el Marketing de Fidelización. O sea, utilizar técnicas y recursos para que los clientes sigan contentos y no se vayan a la competencia. El objetivo es que la relación entre la empresa y el consumidor sea lo más duradera y satisfactoria posible. Una buena forma de conseguirlo es conociendo bien al comprador (saber sus gustos, opiniones, aficiones…) para, después, ofrecerle lo que más le interesa. Otra estrategia de fidelización es tener detalles especiales con el cliente como regalos, ofertas, descuentos o productos exclusivos.

Esta forma de marketing funciona muy bien en plataformas como Facebook o Instagram.

Una de las principales herramientas usadas para fidelizar clientes en marketing es un CRM (Customer Relationship Management).

5. Patrocinios

Es una de las estrategias de marketing más utilizadas y a la que las marcas dedican buena parte de su presupuesto. Consiste en patrocinar eventos (deportivos, musicales, culturales…), contenidos (artículos de un blog, por ejemplo), vídeos, talleres, conferencias o, incluso, espacios. La finalidad del patrocinio suele ser doble: por un lado, hay un objetivo comercial y, por otro, sirve para potenciar la imagen de marca. El hecho de que una empresa aparezca vinculada a determinados acontecimientos y esté detrás de ellos ayuda a crear y fortalecer su branding. Las redes sociales en este caso se utilizan, sobre todo, para difundir y dar a conocer esos Patrocinios.

6. Email Marketing

Consiste en utilizar el correo electrónico (de forma individual o colectiva) para presentar productos, servicios o descuentos especiales a los consumidores.

Si esta vía de comunicación se utiliza mal y los mails se envían a bases de datos masivas que no pertenecen a la marca, puede resultar invasiva para el usuario y entraría dentro del Marketing de Interrupción. Pero bien usado, el Email Marketing sigue siendo una de las herramientas más útiles y efectivas de conexión con el público. Para ello, es fundamental que las empresas consigan los datos de sus clientes y pongan en práctica una buena estrategia. Hacer una campaña de Email Marketing consiste principalmente en fijarse unos objetivos concretos (qué quiero conseguir con mis mails), utilizar herramientas de diseño de newsletter que optimicen y faciliten el proceso, redactar bien los mensajes que quiero transmitir y medir los resultados de lo que hago. Algunas de las aplicaciones más utilizadas para la creación y envío de correos electrónicos es Mailchimp o AWeber.

7. Pop-ups, banners y anuncios en páginas web

Cada vez es más frecuente cuando navegamos en Internet encontrarnos con anuncios. Algunos aparecen de forma más discreta en un lateral de la web, por ejemplo. Pero también hay modalidades más invasivas que impiden leer el contenido de la página o ver las imágenes de un vídeo. Para evitar que los usuarios perciban nuestra publicidad como SPAM debemos pensar, definir y configurar bien nuestras campañas.

8. Marketing de Afiliación

Esta modalidad de marketing online se parece a la que acabamos de ver pero con un importante matiz. Para empezar tiene dos grandes protagonistas: el anunciante y el afiliado. La relación entre ambos consiste en lo siguiente: una empresa (anunciante) se anuncia en la web de otra (afiliado) a cambio de una comisión por cada una de las ventas conseguidas a través de ese sitio. De forma que el Marketing de Afiliación sólo aporta beneficios si los usuarios hacen click en el anuncio y efectúan una compra.

9. Marketing de Contenidos o Content Marketing

Es la base del Marketing Online y consiste en ofrecer información no publicitaria de interés para el usuario. La empresa proporciona contenido útil y relevante relacionado con su sector para captar la atención de posibles consumidores que, más adelante, se pueden convertir en clientes. La idea es lograr que extraños se transformen en amigos, amigos en clientes y clientes en embajadores de la marca. Está demostrado que actualmente esta fórmula es de las que mejor funcionan. El usuario ya no quiere que las empresas le bombardeen con publicidad directa.

10. Posicionamiento en Buscadores

Utilizar los trucos necesarios para que una marca aparezca de las primeras en los resultados que ofrecen los buscadores de Internet es otra forma de hacer marketing. La optimización de los motores de búsqueda técnicamente recibe el nombre de SEO y forma parte de toda estrategia de Marketing Digital.

11. Marketing de Participación

Consiste en intervenir en redes sociales, foros y debates de Internet sin un ánimo comercial directo, simplemente para que te conozcan. Es importante no desaprovechar estos canales de conexión con los clientes potenciales y llevar a cabo una buena estrategia con la que, en el fondo, lo que pretendemos es captar seguidores. En las redes sociales una de las acciones que mejor funciona es mostrarse activo. ¿Esto qué significa? Salir del muro de tu marca y participar en otros perfiles. O sea, hacer “like”, comentar y compartir lo que otros publican. En definitiva, ser sociable.

12. Publicidad en Redes Sociales

La mayoría de las redes sociales permiten a las empresas la creación de anuncios. Los datos demuestran que, de momento, las promociones más beneficiosas y rentables son las de Facebook y Twitter.  Quizá sea porque tienen una ventaja con la que no cuentan otros canales: permiten hacer una publicidad muy segmentada y dirigida a un público concreto. Por ejemplo, a hombres solteros, de entre 25 y 40 años, que vivan en Madrid y que les guste el deporte. La posibilidad de acertar y llegar exactamente a usuarios interesantes es elevadísima. Otras redes como Linkedin, Youtube o Pinterest también ofrecen a las marcas la opción de anunciarse, aunque por ahora el retorno de la inversión no es tan evidente.

13. Videomarketing

No es otra cosa que utilizar el vídeo para ofrecer contenido de valor que resulte interesante, atractivo y que capte la atención de los usuarios. A diferencia de los anuncios convencionales que vemos en televisión, el Videomarketing suele utilizarse en el entorno online, no es tan directo ni interrumpe la actividad del espectador. Muchas veces un vídeo que se convierte en viral en las redes sociales puede ser la mejor publicidad para una marca o empresa. Existen muchos formatos audiovisuales diferentes que una marca puede hacer: demostración de cómo funciona un producto, vídeo promocional donde la empresa cuenta sus servicios, testimonios de varios clientes, entrevistas a expertos, tutorial o screencast, fotos con música, vídeo interactivo…

14. Marketing a través de Influencers

Una fórmula utilizada por las marcas para ganar visibilidad es darse a conocer a las personas influyentes de su sector. Por decirlo de una manera sencilla: si te metes en el bote a los referentes de tu campo conseguirás multiplicar tu difusión. Este tipo de marketing se utiliza y funciona muy bien en el Social Media. Cuando las marcas “conquistan” a los influencers y los convierten en sus embajadores la capacidad de llegar a mucha más gente aumenta de forma exponencial.

Ahora está de moda lo que se llama unboxing. Es un vídeo en el que se ve a alguien desempaquetando, probando y contando las funciones o características de un producto tecnológico. Algunas marcas envían sus novedades a los influencers para que hagan un unboxing y lo difundan en sus redes sociales. ¿Una buena forma de promocionarse? ¡Parece que sí!

15. Growth Hacking

Este tipo de marketing lleva años implantado en Estados Unidos pero en Colombia todavía es algo novedoso. Consiste en poner en marcha un conjunto de trucos concretos para hacer crecer una startup o pequeña empresa. Para crear esas tácticas, el Growth Hacker debe estudiar muy bien su producto o servicio, conocer (y usar) todas las posibilidades que ofrece el marketing online y, finalmente, utilizar la analítica para llegar a conclusiones.

Algunas acciones de Growth Hacking podrían ser: ofrecer un curso online gratuito a cambio de suscripciones, tener detalles especiales con los seguidores más activos de tus redes sociales o utilizar el remarketing para mostrar publicidad de tu marca a todos los que visitan alguna vez tu web.

16. Conexión online-offline

Es una forma de hacer marketing que fomenta el vínculo entre el mundo “real” y el universo online. Consiste básicamente en llevar a los clientes habituales de una marca a su página web o redes sociales ofreciéndoles algo jugoso a cambio. Y también a la inversa: promover que los seguidores de una empresa en internet hagan una acción concreta en el offline (o mundo real). Para que la conexión online-offline sea realmente efectiva la marca tiene que ofrecer al usuario algo realmente bueno que le motive a activarse.

17. Telemarketing

Son las llamadas telefónicas que hace una marca directamente a los usuarios para dar a conocer sus productos o servicios. En España las compañías telefónicas abusan bastante de esta forma de marketing para ofrecer descuentos o nuevas tarifas.

18. Publicidad Impresa

Son los anuncios que vemos en periódicos y revistas. Por lo general, las publicaciones que más páginas dedican a la publicidad son las llamadas femeninas o de “lifestyle”.

19. Anuncios en televisión, radio y cine

Son las pausas publicitarias que se hacen en medio de la programación. Si el usuario está realmente interesado en el contenido que está viendo no le queda más remedio que “tragarse” los anuncios que le muestran. Pero si el consumidor no está del todo convencido o no está dispuesto a ver la publicidad que le imponen, renuncia a ambas cosas: al anuncio y al contenido. De modo que es una fórmula arriesgada para ambas partes y no siempre consigue los resultados perseguidos.

20. Emplazamiento de producto o product placement 

Es colocar un producto o marca en una película, serie, programa de televisión o videojuego. Esta técnica publicitaria, que nació en Estados Unidos, se hizo muy popular en los años 80 y se sigue utilizando en los contenidos audiovisuales. La película “El Show de Truman” hace una parodia de este tipo de marketing con la mujer del protagonista mostrando de forma exagerada los productos que usa en su cocina.

21. Publicidad exterior

La Publicidad Exterior ha existido siempre. Son los mensajes publicitarios que hay en los lugares públicos: vallas, marquesinas, fachadas de edificios, autobuses, paradas de metro… Algunos son realmente llamativos y consiguen captar nuestra atención. Pero, en general, estamos tan acostumbrados a este bombardeo de carteles por todas partes que en muchos casos ni nos percatamos.

También vamos a incluir en este grupo los flyers que se reparten por la calle. Una forma, en mi opinión, poco efectiva de anunciarse porque se ofrece de forma indiscriminada a todos los viandantes, independientemente de si encajan con el público objetivo de la marca o empresa. De hecho, ¿qué es lo primero que buscas cuando te dan un folleto por la calle? ¡Una papelera para deshacerte de él sin ni siquiera haberlo leído!

22. Street Marketing

Son propuestas publicitarias en la calle que se caracterizan por su creatividad, originalidad e innovación. Van más allá de los clásicos carteles. Normalmente son ideas llamativas que sorprenden al transeúnte y captan rápidamente su atención. En ocasiones, las acciones de Street Marketing son tan geniales que podrían considerarse arte.

23. Merchandising

Bolis, mecheros, calendarios, llaveros o camisetas con el logo de una marca. Eso es Merchandising. Esta técnica de marketing se ha usado (y se sigue utilizando) mucho para promocionar la actividad de cualquier empresa, personaje o evento. Muchos negocios crean este tipo de objetos con el fin de regalar a sus clientes habituales y tener un detalle con ellos. Algo que, por cierto, funciona. ¡A quién no le gusta recibir un detalle de vez en cuando! Es una manera más de tenerlos contentos. Además, si pones la imagen de tu marca en tazas de café te aseguras que, cada vez que los usuarios desayunan con ella, se acuerden de ti 😉

El Merchandising también se emplea para dar una mayor difusión a festivales, conciertos, películas o series de televisión. En general, vende más una gorra con la cara de un personaje de Disney que otra que no la lleve. Eso es así.

24. Endomarketing

Algunos expertos en publicidad afirman que toda estrategia de marketing empieza dentro de la propia marca o empresa. Es decir, si quieres que el público hable bien de tus productos o servicios debes, en primer lugar, convencer y conquistar a tus propios empleados. Esto es Endomarketing.

Para lograrlo es importante tener a tu plantilla contenta, motivada, implicada, incentivada y así conseguir aumentar la productividad y mejorar el negocio. Todo está relacionado. Es como la pescadilla que se muerde la cola. Empleados felices, mejores productos y clientes más satisfechos.

25. Neuromarketing

Se llama Neuromarketing a la publicidad que vende sensaciones al consumidor. Está demostrado que las personas reaccionamos ante los estímulos y esa respuesta nos llevar a tomar decisiones. Las marcas pueden aprovechar esa información para conseguir sus objetivos. Los colores, los sonidos, los olores o las imágenes que vemos pueden ser determinantes a la hora de adquirir un producto o servicio. Según los datos, el 90% de las decisiones de compra las tomamos de forma inconsciente y rápida basándonos en sensaciones. Por poner un ejemplo concreto, está estudiado que el olor que se desprende al desenvolver los productos de Apple provoca confort y seguridad. ¿Será algo intencionado? Por supuesto, sin ninguna duda.

El neuromarketing se aplica a todas las fases del proceso de creación y promoción de los productos. Desde la forma que tienen los objetos, hasta su ubicación en los lugares de venta o la música que se pone de fondo en los anuncios. Incluso los colores elegidos para la página web de un comercio electrónico pueden ser claves para el éxito del negocio.

 

Dejar un Comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor entre su nombre aquí