4 formas para invertir en China

0
206

Muchos inversionistas alrededor del mundo vuelven los ojos a China cuando se trata de encontrar las formas más recientes y populares de invertir con éxito.

La nación más populosa del mundo está en proceso de convertirse en una economía más moderna y vibrante. China es de uno de los varios puntos de atracción considerados como mercados emergentes con abundante potencial de crecimiento. Sin embargo, cuando inviertas en dicho país, asegúrate de tomar en cuenta las posibles fluctuaciones cambiarias, ya que las inversiones se harán en yuanes chinos y luego quizá cambien al valor de la moneda de tu país, independientemente de su valor real. Este riesgo en el “tipo de cambio” podría funcionar a tu favor o en tu contra.

Si te preguntas cómo invertir en China y participar con éxito en el desarrollo económico del país, existen varios métodos que podrías evaluar para colocar tus fondos de forma deliberada y estratégica.

1- Invertir en títulos valores chinos

Reúne todo el capital disponible. El primer paso para invertir es tener capital de inversión disponible en una cuenta líquida individual.

  • Invierte solo el capital cuya pérdida puedas afrontar. Los precios de los títulos valores son volátiles, y fluctúan en función a la oferta y la demanda. Invertir en valores extranjeros se considera más riesgoso que invertir en compañías nacionales, porque que hay menos reglamentos y requisitos de información.
  • El mercado bursátil chino colapsó a mediados del 2015 y, aunque se ha estabilizado un poco, la volatilidad persiste en cierta manera. Si piensas invertir en acciones chinas, ten en cuenta esta oscilación.

Encuentra un corredor. En China, la gran mayoría de los inversionistas y comerciantes no pueden involucrarse en operaciones económicas sin la participación de un corredor profesional o una firma de corretaje.

  • Considera las grandes firmas virtuales de corretaje. Varias de esas compañías permiten negociar, de manera fácil y accesible, acciones y bonos. Esta es la manera más sencilla de iniciar un portafolio de inversiones que incluya títulos chinos.

Explora las distintas opciones de inversión. Elige las inversiones que parezcan ser las más prácticas. El inversionista principiante tiene a su disposición varias opciones muy distintas:

  • Considera las inversiones de acción única. Una manera simple de invertir en China es mediante la compra de acciones únicas a través de plataformas electrónicas de corretaje o de Forex, un mercado global al servicio de los comerciantes internacionales.
  • Quizá tu corredor no pueda adquirir ciertas acciones chinas, ya que probablemente tendrá que actuar a través de un intermediario. Sin embargo, para tener un mejor acceso, podrías establecer una cuenta de operaciones con una empresa corredora china.
  • Evalúa distintos fondos mutuos, así como otros tipos de fondos. Los fondos mutuos se gestionan de forma activa y combinan varios valores y acciones, de formas diferentes, para obtener tipos distintos de ganancias. Revisa con cuidado los fondos mutuos o los valores negociados en bolsa que estén disponibles. Normalmente, los últimos son menos costosos que los fondos mutuos, pueden negociarse durante todo un día bursátil (a diferencia de los fondos mutuos) y operan más como un índice (no se gestionan activamente). Mientras los fondos mutuos conllevan gastos y comisiones de gestión, los valores negociados en bolsa pueden adquirirse mediante el pago de una comisión mínima, al igual que una acción individual.
  • Se espera que pronto el público pueda acceder a los fondos de inversión inmobiliaria chinos, aunque las regulaciones gubernamentales los han retenido hasta el momento. Un fondo de inversión inmobiliaria permite invertir en un fondo gestionado que compra propiedades rentables. Esto posibilita la inversión en bienes raíces con un riesgo menor.
  • Invierte en alguna compañía local que vaya a expandir sus operaciones a China o que ya trabaje allí. Hay muchas compañías que han ampliado sus operaciones para atender al mercado chino. La ventaja de invertir de esta manera es que tienes la seguridad de hacerlo en una compañía regulada que, además, aprovecha el potencial de crecimiento económico que existe en China.

Analiza las posibles inversiones. Antes de adquirir cualquier inversión específica, investiga con cuidado y lee los prospectos disponibles, los informes de los fondos u otros documentos. Fijarte en las ganancias, en la capitalización del mercado y en la media variable de una acción te permitirá analizar mejor el tipo de negocio en el que inviertes y si habrá ganancias grandes en el futuro.

  • Es probable que parte de esta información no esté disponible, ya que los reglamentos bursátiles en China no son tan sofisticados y confiables como los de otros países.

Controla tus inversiones. Después de adquirir formalmente fondos, acciones u otros productos financieros con base en el crecimiento económico chino, asegúrate de vigilarlos: utiliza los gráficos disponibles y otros recursos a fin de monitorear las inversiones para una eventual venta. Una buena venta es tan importante como una buena compra para producir ganancias.

2- Comprar títulos de deuda chinos

Encuentra un corredor que negocie bonos chinos. Para un inversionista inteligente, los bonos chinos, en especial los corporativos, pueden ser una inversión lucrativa. Sin embargo, el Programa de Inversionistas Institucionales Extranjeros Calificados (QFII por sus siglas en inglés) limita la participación de los extranjeros. Este programa establece el límite máximo de inversión para los extranjeros. Algunos bancos o plataformas de negociación podrían introducirte en el mercado, pero primero consulta con ellos para saber si ofrecen ese servicio.

  • Los llamados bonos “Panda”, emitidos en moneda china pero comercializados por compañías que no son de ese país, también están disponibles. Por lo general, las empresas que los emiten son más conocidas fuera de China, así que probablemente los inversionistas que buscan mayor seguridad quieran cambiarse a estos bonos.

Compra bonos corporativos chinos. Los bonos corporativos chinos son aquellos que las compañías chinas venden. Al igual que otros bonos corporativos, normalmente estos tienen una tasa de interés más alta que la de los del gobierno, debido a su mayor riesgo identificado. El mercado chino recientemente permitió que las compañías pequeñas y medianas oferten bonos, lo cual permite que, aunque el riesgo sea mayor, los inversionistas tengan una oportunidad de invertir en estos instrumentos de alto retorno. 

  • Recuerda investigar exhaustivamente cualquier inversión, en especial cuando se trate de bonos corporativos riesgosos y, antes de invertir, evalúa tu tolerancia al riesgo.
  • Por lo general, el mercado para la deuda emitida en China continental solo es accesible para las empresas y podría obstruir la inversión de personas naturales. Los inversionistas impedidos de entrar en el mercado pueden invertir en lo que se conoce como los bonos “Dim Sum”. Los inversionistas extranjeros pueden acceder a estos bonos, denominados en yuanes y emitidos en en Hong Kong, más fácilmente.

Invierte en bonos gubernamentales chinos. Los bonos gubernamentales son aquellos que emite el propio Estado chino. Estos títulos se denominan en yuanes, en vez de dólares americanos, así que debes tener en cuenta el riesgo del tipo cambiario. Consulta con tu corredor antes de investigar más esta inversión, ya que, hasta fines del 2015, estos bonos solo estaban disponibles en el Reino Unido.

Ten en cuenta los fondos de bonos de mercados emergentes. Estos fondos invierten en una variedad de mercados emergentes e incluyen tanto los bonos gubernamentales como los corporativos. Además, el foco geográfico de cada fondo individual varía, pero todos se concentran, principalmente, en países fuera de Norteamérica y Europa. Invertir en estos fondos permite que los inversionistas, por lo general, experimenten menos riesgos que los que afrontarían si simplemente invirtieran en bonos extranjeros ellos mismos. Sin embargo, ellos también conllevan un riesgo significativo asociado.

  • Asegúrate de escoger un fondo que combine adecuadamente una tasa alta de retorno y un riesgo más bajo. Analiza varios fondos y evalúa las equivalencias entre ellos.

Entiende cuáles son los riesgos. La economía china, al igual que las de muchos países emergentes, todavía no es tan estable como una economía desarrollada, como la de los Estados Unidos. Eso significa que los factores económicos que influyen en la seguridad de los precios, como las tasas de interés y las regulaciones gubernamentales, pueden cambiar dramáticamente en periodos cortos, lo cual podría tener consecuencias dramáticas en el rendimiento de tu cartera. Además, al adquirir muchas de estas inversiones en yuanes estarás más expuesto al riesgo del tipo cambiario en caso el valor de la divisa china en relación al dólar americano caiga. Cuando inviertas en China, toma en cuenta estos riesgos.

3- Invertir en el mercado inmobiliario chino

Compra inmuebles. La manera más directa de invertir en el mercado inmobiliario chino es adquirir propiedades allí.

  • Ten en cuenta que no es posible comprar inmuebles en China a menos que seas residente. Si quieres seguir por este camino, tendrás que mudarte a China, para vivir y trabajar allí durante por lo menos un año, antes de que se te permita adquirir una propiedad.  Además, tendrás que demostrar que la vivienda es para uso personal. 
  • Adicionalmente, ten en cuenta que, al ser China un país comunista, la tierra es propiedad del Estado. Eso significa que aunque puedes “comprar” un terreno, en realidad este no te pertenece, sino que habrás pagado por el derecho de usarlo.  Esto también significa que el Estado podría comprar tu propiedad en cualquier momento, por lo general por menos de lo que pagues por ella. 
  • A la fecha, dada la cantidad de dinero invertido en el mercado inmobiliario chino, hay más viviendas disponibles que personas dispuestas a comprarlas (o que al menos puedan pagarlas). Ello ha creado una de las más grandes burbujas inmobiliarias en la historia, así que por ahora comprar en China es un gran riesgo.

Encuentra la ciudad adecuada para comprar inmuebles. Se recomienda que los extranjeros que quieran adquirir inmuebles se concentren en las grandes ciudades, como Shanghai y Pekín, que probablemente tengan infraestructuras mejores y más desarrolladas, y una comunidad de expatriados más grande.

Toma en cuenta el desarrollo de la ciudad. Es probable que ciertas áreas de la ciudad de tu interés estén más desarrolladas que otras; quizá estas sean más populares y, por lo tanto, más caras. Sin embargo, ya que vivirás allí, tendrás la oportunidad de descubrir qué partes de la ciudad son prometedoras y cuales se deben evitar. Si quieres arriesgarte un poco, podrías considerar invertir en inmuebles ubicados en algún área que no sea tan popular de momento, pero que con el paso del tiempo pudiera volverse más conocida y vanguardista.

  • Es probable que en estas áreas emergentes puedas adquirir inmuebles mucho más baratos y vivir allí por un tiempo. Si tienes suerte y el área realmente se convierte en el nuevo punto de atracción, entonces podrás vender la propiedad por mucho más dinero del que hayas pagado por ella, especialmente si inviertes en mejorarla antes de venderla.

Compra inmuebles. Hay varios pasos que deberás seguir una vez que hayas encontrado la propiedad que quisieras comprar. El primero consiste en presentar una oferta oficial escrita al propietario o al constructor. Esta carta debe incluir el precio de compra, el cronograma de pagos y cualquier condición que deba cumplirse. Si aceptan la oferta, tendrás que pagar el 1 % del precio de compra como adelanto. 

  • En este punto, el representante legal del propietario podría hacer una verificación de antecedentes; si es satisfactoria, suscribirás un contrato oficial de venta, el cual (ya que eres extranjero) tendrá que legalizarse. Una vez que esté completo, tendrás que pagar otro 30 % del precio de compra al vendedor. 
  • Una vez que todo se complete, tendrás que presentar una solicitud al gobierno para la transferencia de la escritura y el título, del vendedor a ti, lo cual exigirá pagar cualquier hipoteca prexistente, así como los impuestos y tasas exigidos.

4- Invertir en divisa china

Entiende el mercado Forex. El mercado de divisas, o Forex, permite que los inversionistas comercien con las monedas del mundo. Las transacciones se hacen intercambiando una divisa por otra. Ello significa que todas las transacciones se hacen por montos relativos a otras divisas, como un dólar americano por ochenta centavos de euro, por ejemplo. Esto permite que cualquier operador, desde un inversionista privado a un gran banco, apueste que el valor de una divisa aumentará o disminuirá en relación con otra. La ganancia está, como en otras inversiones, en comprar barato y vender caro.

Invierte directamente en yuanes. La manera más fácil de invertir en la divisa china es mediante la compra y venta directa de yuanes. Para ello, se utilizan contratos a futuro sin entrega física (NDF por sus siglas en inglés) que permiten que el inversionista apueste que el valor de una divisa subirá o se depreciará dentro de un plazo determinado. Sin embargo, obtener ganancias a partir de este tipo de inversiones requiere, en muchos casos, tanto velocidad como grandes sumas de capital, lo cual lo hace impráctico para muchos inversionistas privados.

Negocia divisas relacionadas. El valor relativo de algunas divisas avanza de manera conjunta, lo cual significa que puedes invertir de forma indirecta en una divisa al negociar otra. Por ejemplo, por una serie de razones, el yuan y el peso mexicano parecen moverse juntos. En ese caso, un inversionista podría invertir en pesos mediante un contrato a plazo u otro instrumento comercial; al hacerlo, apostaría indirectamente a que el yuan (y en consecuencia el peso) incrementará su valor.

Invierte en fondos de inversión en yuanes. Un fondo de inversión cotizado en bolsa (ETF por sus siglas en inglés) es básicamente un grupo de acciones que se negocian como si fueran una sola. Algunos fondos de inversión se centran en los valores de una divisa y existen varios que se centran directamente en el yuan.[26] Invierte en estos fondos de inversión para agregar yuanes a tu cartera sin el riesgo o el problema de la inversión directa.

Consejos para Invertir

  • Antes de invertir en emprendimientos locales (por ejemplo, invertir en una escuela o comprar inmuebles) asegúrate de consultar con el gobierno local, ya que es probable que cada distrito tenga sus propias restricciones.
  • Algo importante que debes evaluar cuando elijas cómo quisieras invertir en China son tus razones para invertir. ¿Quieres invertir para finalmente (y con suerte) obtener un retorno (es decir dinero) o simplemente quieres invertir en el país para contribuir al desarrollo de la compañía, sin ninguna esperanza o expectativa acerca de las ganancias financieras? Si quieres ganar dinero, tienes mejores oportunidades en el mercado de acciones o a través de los bienes raíces, pero si solo quieres invertir de manera altruista, una escuela es una buena alternativa.

Advertencias

Sé cauto cuando inviertas en el extranjero, ya que las cosas no siempre funcionan igual que en tu país. China tiene una historia de corrupción, aunque eso parece mejorar lentamente.

Dejar un Comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor entre su nombre aquí