La demanda global de carne de res es impulsada por el crecimiento de China

0
168

El consumo global de carne vacuna desde los 60 está en torno a los 8/9 kilos per cápita con una leve tendencia a disminuir. La producción acompañó el cambio poblacional que pasó de 3000 a 7300 millones de personas, es decir que la producción total se más que duplicó.

En China el consumo per cápita de carne vacuna es muy inferior, de 4 kilos por año, pequeño en relación con los casi 60 kilos de un argentino. Pero al ser 1400 millones de habitantes, su consumo total es casi el triple que el de Argentina.

Recientes trabajos citados por el IPCVA indican que este consumo se duplicará, llegando a la media mundial en solo 9 años, llegando a los 8 kilos per cápita. En ese momento el consumo pasará de los actuales 5,6 millones de toneladas a 11,2 millones, esto es más que todo el comercio mundial del año pasado.

China es el cuarto productor mundial, dos veces y media Argentina. El sistema productivo chino es muy atomizado y solo en los últimos años aparecieron rebaños de magnitud en feed lots, más del 60 % de los rebaños son de solo 1 o 2 animales (fundamentalmente de trabajo en la granja) y el 95 % son menores de 10 animales. El resultado es que en general la calidad, el progreso genético y la productividad eran de baja intensidad. Esto está cambiando rápidamente, igual que ocurrió con los porcinos en las últimas tres décadas. En bovinos, en 20 años la producción creció un 132,14%, pasando de unas 2,4 a 7,5 millones de toneladas; con sorprendente mejora en la productividad aumentando la tasa de extracción del 6% al 22%. Igual no les alcanzó para sostener el crecimiento del consumo.

El comercio internacional de carne vacuna es de 9 millones de toneladas y se espera que crezca un 3 % en 2018. El 65% de las exportaciones mundiales de carne se divide entre 4 países (India, Brasil, EE. UU. y Australia). China hoy es el mayor importador de carne vacuna, en diez años las multiplicó por 10, siendo en 2017 de 1,4 millones de tn, que ingresaron en China más Hong Kong y Macao. Es solo un kilo por chino y por año, cada trozo del tamaño de un churrasco chico (200 gr) que agreguen por año es más que todo lo que actualmente le vende Argentina a pesar de ser más del 55 % de sus exportaciones.

Del total solo importan 15 mil toneladas como fresco y o con hueso, originadas en más del 80 % en Australia. A partir de los recientes acuerdos comerciales firmados por el gobierno nacional se podrá exportar estos cortes premium, productos boutique. Si en China se expandiera el consumo como en otras categorías de productos de calidad, asistiremos a una explosión de la demanda de estos productos con pocos ofertantes calificados.

Argentina está exportando cortes baratos, congelados y de categorías de bajo precio como vaca, pero que resultan muy importantes para la ecuación del comercio del conjunto de cortes bajo el concepto que hay que vender toda la vaca, todos los cortes y todas las categorías al mercado que mejor los pague, integrándolos. Estos cortes van a procesos de cocción larga (la calidad local no da para otra cocción) , cubeteados, ya que se consumen con palitos, no con cuchillo y tenedor.

Todas las estimaciones indican que duplicarán su consumo, en buena medida sustentada en las importaciones. En esta dinámica es importante posicionarse lo antes posible en este mercado que no conoce la calidad de nuestras carnes ya que a diferencia de los europeos no han sido tradicionales consumidores o importadores nuestros. Esto hace que el momento es ya y no deben perderse el tiempo. El objetivo es lograr que en el crecimiento y desarrollo de este mercado, Argentina, sea una opción asociada a calidad, sistemas sanos de producción, libre de reguladores de crecimiento o antibióticos, todo bajo sistemas de trazabilidad y certificación como los que nuestros empresarios más adelantados están empleando.

LA SITUACIÓN DE LAS EXPORTACIONES DE CARNE PROCEDENTE DE COLOMBIA

Líbano, Jordania y recientemente Emiratos Árabes son los tres mercados del Medio Oriente que le han abierto las puertas a Colombia como proveedor de carne bovina. La expansión de negocios de comida rápida en estos países, así como de supermercados, hoteles y complejos turísticos han incrementado el consumo de este alimento.

Una de las épocas más importantes en las que Emiratos aumenta su consumo es en los periodos cercanos al ramadán, el noveno mes del calendario musulmán (que tiene 20 días menos que el calendario occidental). En esta temporada si bien prima el ayuno mientras está puesto el sol, entre el anochecer y el amanecer se consume una dieta equilibrada, que incluye carne bovina, frutas y verduras.

Además de estos tres mercados, Colombia ha dado pasos importantes para conseguir la admisibilidad en otros países, como: Angola, Curazao, Perú, la Unión Económica Euroasiática (compuesta por Rusia, Kazajistán, Bielorrusia, Kirguistán y Armenia), Venezuela, Libia, Chile, Georgia y Egipto.

Emiratos: restaurantes gourmet demandan carne de cortes finos

El mercado gastronómico de Emiratos Árabes muestra una tendencia hacia los cortes finos de carne, como tenderloins (filetes), ribeyes (lomo vetado), striploin (lomo liso) y T‐bones steak (entrecot), los cuales han tenido éxito en segmento gourmet.

Otro corte que tiene preferencia en este nicho es el wagyu, que depende del presupuesto de los restaurantes, puesto que su precio es más alto. Por ejemplo, el reconocido hotel siete estrellas Burj Al Arab utiliza unos 900 kilogramos de wagyu al mes.

El Hotel Fairmont Dubai es otro ejemplo: maneja una variada lista de cortes de wagyu, en la que incluyen filetes, striploin, ribeyes y T‐bone steak.

Aunque las principales importaciones de Emiratos Árabes Unidos corresponden a carne avícola, la demanda por la bovina ha venido incrementándose durante los últimos años, siendo el segundo tipo de carne con mayores compras desde el exterior en los últimos años.

En Emiratos, Colombia tiene cero arancel para exportar carne bovina. Mientras que para la carne bovina congelada y deshuesada es del 5%.

Para el 2020 Rusia demandará 550.000 toneladas más de carne de res importada

Tras el permiso en 2011 para exportar carne bovina a Rusia, este mercado se convirtió en el primer cliente colombiano en solo cinco años. De ventas que en 2011 eran de US$557.061, a 2015 creció 40 veces para alcanzar los US$22,8 millones.

Este mercado ha aumentado su consumo en los últimos años, debido a la recuperación económica que ha vivido el país. Se estima que su producción de carne bovina para el 2020 será de 1.786.000 toneladas, mientras que la demanda será de 2.286.000 toneladas.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se espera que para el año 2020 Rusia consuma más carne de res que la que produce, lo que implicará importaciones por 550.000 toneladas.

Es de destacar que el consumo per cápita de este alimento es de 16,5 kg.

Curazao y Perú, entre los países que más importan carne colombiana

Estos dos países forman parte de los destinos que más importan carne bovina nacional. Para el caso de Perú, este no figura entre los principales países productores de carne bovina en el mundo, su producción es baja y la demanda aumenta cada vez más por al alto consumo de platos típicos como lomo saltado, seco de carne y carapulcra.

En este mercado el gusto por los buenos cortes de res, carne magra y madura es cada vez mayor entre la población peruana. Colombia es el cuarto proveedor en cortes de res en este país. Es importante mencionar que la implementación del sistema HACCP es de cumplimiento obligatorio para la certificación y exportación de carne de bovinos hacia este mercado.

Por su parte, Colombia fue el tercer proveedor de carne bovina a las Antillas Holandesas, con US$4,3 millones exportados en 2015, y 1.083 toneladas exportadas, principalmente de carne bovina refrigerada o congelada, deshuesada.

La carne colombiana con certificado Kosher tiene oportunidad en Israel
A esta conclusión llegó la empresa Colanta tras una visita exploratoria con PROCOLOMBIA a ese país, la cual tuvo por objetivo identificar los nichos de mercado.

El sector cárnico de Colombia tiene en Israel a un socio comercial en potencia, que si bien exige adecuaciones en la oferta, depende en gran medida de las importaciones y ofrece un ambiente de negocios favorable por el Tratado de Libre Comercio en negociación.

A esta conclusión llegó la empresa Colanta luego de participar en una misión exploratoria que organizó PROCOLOMBIA con la Cámara de Comercio Colombo Israelí.   “La visita nos sirvió para identificar que hay demanda pues el mercado de carne de res es deficitario en un 70 por ciento”, señaló Carlos Arturo González, director de la división operativa de Colanta.

Aclaró, además, que para entrar a ese país se necesita obtener la certificación Kosher. “Es indispensable para la comercialización de carne, por lo que ya hemos tenido varias reuniones con un rabino colombiano con el que estamos trabajando de la mano”, añadió.

Para obtener el registro Kosher, que avala el control de calidad de los alimentos según la normativa bíblica judía, se realiza una auditoría por parte de un rabino, quien visita la planta y ofrece alternativas convencionales de sanitización.

La misión, en la que participaron 15 empresas colombianas, tuvo por objetivo explorar las oportunidades comerciales entre los dos países. “Entre otras oportunidades en ese mercado, hemos identificado productos potenciales como los de confitería, flores frescas, alimentos para animales, azúcares y mieles, peces ornamentales, artículos del hogar, cueros en bruto y preparados y prendas de vestir como vestidos de baño”, dijo la presidenta de PROCOLOMBIA, María Claudia Lacouture.

Israel también es un socio potencial para el intercambio tecnológico. Si bien Colanta encontró que para productos como la leche o derivados de la leche no hay posibilidades concretas, pues el mercado es autosuficiente, el sector colombiano puede aprovechar su conocimiento de producción en terrenos difíciles.

“Es sorprendente cómo a pesar de que el terreno en Israel es desértico, existen empresas dedicadas a la tecnología del ordeño y el control lechero,  produciendo una leche de muy buena calidad. Pudimos observar varias tendencias que nos servirán para el mejoramiento de nuestra industria”, afirmó González.

Dejar un Comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor entre su nombre aquí