La Central de Abasto de México alimenta 20 millones de personas

0
890

LA CENTRAL DE ABASTO, EL PROVEEDOR DE ALIMENTOS MÁS GRANDE DEL MUNDO

El mercado más grande del mundo está en la Ciudad de México y alimenta a más de 20 millones de personas con la oferta de productos agroalimentarios más diversa que se pueda encontrar.

Todos los días, cerca de 500,000 personas realizan transacciones comerciales en la Central de Abasto de la Ciudad de México, considerada la más grande del mundo por la Unión Mundial de Mercados Mayoristas.

Con una superficie de 327 hectáreas, en ella se distribuye alrededor del 35 por ciento de la producción hortofrutícola nacional y se concentra la oferta de productos agroalimentarios más grande y diversa del mundo, por lo que fija los precios de una gran cantidad de productos básicos.

Entre los 30 mil millones de toneladas de alimento que abastece comercializa un poco más del 30% de las frutas, verduras y legumbres del país, y bajo su techo se comercian montos anuales cercanos a los 9 mil millones de dólares, lo que coloca a este mercado apenas por debajo de la Bolsa Mexicana de Valores en términos del valor de las transacciones. Más de cinco millones de personas acuden una vez al mes a esta central que alimenta a cerca de 20 millones de habitantes de la Ciudad de México y su zona conurbada.

¿Por qué tanta gente prefiere ir a la Central? Porque además de la oferta de productos, el que estos sean comprados directamente a los productores hace que los precios sean los más bajos de toda la ciudad. A este mercado llegan chiles de Tuxpan o de Tampico, nopales de Milpa Alta, jitomate de Sinaloa o Morelos, plátanos de Chiapas, fresas de Guanajuato y mangos de Guerrero, es decir,  la Central recibe mercancías de todos los estados de la República Mexicana y de países como Canadá, Chile, Turquía, España, Alemania y la India.

Al interior de la Central se mueven a diario un promedio de 2,000 tráileres, 1,500 camiones torton y 58,500 vehículos que comienzan su descarga diaria a las 10 de la noche en la zona de subasta y productores, donde a partir de las 3 de la mañana empieza la puja por obtener los productos más frescos en función de la oferta y la demanda: el desabasto provoca un alza de precios, mientras que la sobreproducción los baja. Conforme avanzan las horas las transacciones se trasladan a los pasillos de venta al mayoreo, para llegar finalmente –al alba– a la zona dedicada a pequeños comerciantes, amas de casa y venta al menudeo..

La decisión de construir la Central se tomó en 1980, ante la necesidad de atender la demanda de los consumidores que ya no cabían en el mercado de La Merced. El proyecto corrió a cargo del arquitecto Abraham Zabludovsky y tras dos años de obras fue inaugurada el 22 de noviembre de 1982.

 Cuenta con ocho sectores especializados: abarrotes y víveres, frutas y legumbres, flores y hortalizas, subasta y productores, envases vacíos, aves y cárnicos, zona de pernocta y bodegas de transferencia en donde pueden llegar a transitar hasta 550,000 personas en temporada de alta demanda como Semana Santa, Día de Muertos y Navidad.

Para atender a tanto visitante, la Central cuenta con sucursales bancarias, vigilancia permanente de la Secretaría de Seguridad Pública, cuerpo de bomberos, helipuerto, Cedabus, Banco de Alimentos, Bodega de Arte, Centro de Atención Infantil para los hijos de sus trabajadores y hasta estación de radio por Internet. También ofrece visitas guiadas para visitantes de primera vez.

Los precios de los productos se pueden consultar en la app de del mercado y a partir de febrero de este año ya se pueden hacer compras en línea.

LA CENTRAL DE ABASTO DE MÉXICO COMO DESTINO TURÍSTICO

El 20 de junio, se presentaron 25 murales de 50 artistas nacionales e internacionales en la Central de Abasto de la Ciudad de México (CEDA). Se espera que para agosto, cuando termine el proyecto nombrado Central de Muros, habrá 32 murales más decorando la Central de Abasto, convirtiéndola según los organizadores, a su vez, en la galería de arte urbano más grande de Latinoamérica. Artistas como Pogo, Rootrises, Paola Delfín, Gleo, Atentamente una fresa e It’s a Living, revelan sus murales y plantean un cambio social a partir del arte, cambiando un foco particularmente reconocido por la inseguridad e índices de criminalidad dentro de las áreas circundantes a la CEDA.

Dentro de una charla previa al recorrido que se daría en turibús alrededor de la central, los organizadores de la dirección de la CEDA, We do Things —principales promotores y curadores del proyecto—, una marca de pintura y el Centro de Información de las Naciones Unidas (CINU) hablaron sobre el impacto que —supuestamente— ya tienen los murales sobre las vidas cotidianas de las personas que trabajan diariamente en la Central de Abasto. Mencionaron que la basura se había reducido y que era palpable un cambio prácticamente inmediato desde que comenzó el proyecto. Sin embargo, después rectificaron, les gustaría aliarse con una universidad pública para que se pudieran llevar a cabo estudios para comprobar estas declaraciones, dejando entrever que sus conjeturas empíricas aún estaban por ponerse a prueba, por lo que me pareció acertado preguntarle a los trabajadores locales qué piensan sobre esas declaraciones, los murales y el impacto que tienen.

“Sí se ven padres las paredes, pero tampoco es como que las cosas hayan cambiado”, me dice Salvador, diablito de la Central de 18 años. “Eso no creo que vaya a cambiar nunca y no solo porque pinten un par de paredes dejarán de existir cosas malas. Así no funciona, carnal. Aquí lo de cada día es crimen: asalto, asesinato, peleas, violencia”. Salvador me dice que no confía y prefiere que no salga su retrato, visiblemente sorprendido, él y un compañero suyo, agregan que está gracioso cómo venimos literalmente en un turibús a ver cómo la gente trabaja. “Está bien que vengan a conocer con su camioncito y todo, pero hay cosas que pasan aquí todos los días de las que seguro ahí nadie habla”.

 

Referencias:

http://ficeda.com.mx/

http://www.cdmx.gob.mx/vive-cdmx/post/central-de-abasto

http://www.defe.mx/mexico-df/mercados/central-de-abastos

Dejar un Comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor entre su nombre aquí