Dispositivo creado en Israel que permite ver detrás de las paredes

0
117

Todo comenzó con un dispositivo de detección temprana de cáncer de mama.

Vayyar Imaging, una compañía especializada en la creación de sensores desarrolló la tecnología que permite la detección de elementos en tres dimensiones, sin necesidad de cámaras.

Esta innovación se basa en el uso de ondas de radio, tal como lo hacen los grandes radares que nos ayudan cotidianamente en el tráfico aéreo, naval y en defensa.

RADAR es el acrónimo en inglés para la “detección y medición de distancias por radio”, tecnología que vio la luz en 1934 en la Alemania nazi. Posteriormente, el radar jugó un papel determinante para Inglaterra, que también la desarrolló y usó durante la Segunda Guerra Mundial para la detección anticipada de los vuelos de bombardeo contra la isla.

Hoy en día, Vayyar ha convertido el radar en un asunto aún más cotidiano, abriéndole el acceso a las casas, los automóviles particulares, vehículos de carga, robótica industrial, publicidad y mercadeo, análisis de líquidos y materiales, agricultura y construcción. Y más vale que dejemos esta lista abierta, ya que las posibilidades de esta tecnología “se salen del radar”.

Esta compañía israelí, fundada en 2011 y que cuenta con 80 empleados, exhibe en su página web toda la gama de posibilidades que, por ahora, ofrece su exclusivo sensor que viene acompañado de un software que “rastrea el mundo a tu alrededor en tiempo real y sin cámaras”.

En el hogar, Vayyar permite conocer la ubicación de personas en las habitaciones y hasta puede monitorear algunos de sus signos vitales, como la respiración. Debido a que no se producen imágenes visuales sino magnéticas, la privacidad de los individuos monitoreados está completamente protegida y, sin embargo, el sensor puede disparar una alarma cuando detecta situaciones irregulares, por ejemplo, una persona acostada en el piso de un baño, posición que seguramente denotará que se ha caído o se ha desmayado. Entre otras aplicaciones hogareñas, Vayyar es ideal para el monitoreo de personas mayores o de salud delicada.

Según expone la compañía, un único sensor puede monitorear, sin cámara y ubicado discretamente detrás de un cuadro, el apartamento de la abuela que vive sola, por ejemplo, y relacionarse con otros dispositivos de la casa: puede activar las luces y calefacción de las habitaciones que se encuentren ocupadas, monitorear la actividad y horas de sueño, avisar de la aproximación de personas al inmueble y, más importante aún, activar alarmas oportunas mediante el teléfono inteligente.

Otra interesante aplicación del sensor es el dispositivo “Walabot DIY” que, adicionado a un teléfono con sistema operativo Android, escruta el interior de las paredes en el hogar. El sensor ofrece señales visuales en tiempo real en tuberías, paneles y cables que no se perciben a simple vista, de modo que el reparador de fin de semana o el contratista pueda hacer un trabajo limpio y seguro. Para los aficionados a las reparaciones caseras, Walabot DIY cuenta con su propio canal de Youtube donde ofrece variados tutoriales.

En los vehículos automotores el sensor de Vayyar ofrece una visión en tiempo real de 360 grados, previniendo accidentes con transeúntes y otros vehículos y asistiendo en espacios reducidos. También es capaz de monitorear espacios internos del vehículo, ya sea el área de pasajeros o detectando espacios vacíos en los compartimientos de carga, donde también es capaz de disparar alarmas ante movimientos imprevistos de la carga durante la marcha. El sensor también puede detectar el estado de alerta del conductor al monitorear la posición de la cabeza y la cadencia de su respiración, de modo que activa alarmas en caso de adormecimiento.

En la industria, los espacios de trabajo en los que interactúan máquinas autónomas con humanos pueden ser más seguros. El sensor Vayyar regula y advierte sobre la proximidad entre humanos y robots en situaciones y espacios riesgosos.

Asombrosamente, si es que vale la pena asombrarse ante los avances tecnológicos, el sensor puede analizar cantidad y composición de diferentes líquidos y materiales. ¿Será que nadie podrá mentirnos acerca del porcentaje de grasa, lactosa o proteína en la leche del estante del supermercado? Adicionalmente, la data recabada por el sensor puede determinar dónde, cuándo y por cuánto tiempo un cliente se detuvo ante un determinado producto, y hasta puede percibir ciertas reacciones de otra manera “invisibles”. Por eso, sus aplicaciones en publicidad y mercadeo se pierden de vista.

Con el sensor Vayyar los agricultores podrán determinar elementos claves para la cosecha y economizar recursos en el riego de las plantaciones.

Raviv Melamed, Miri Ratner y Naftalí Chayat, fundadores de Vayyar, pertenecen a la élite de la innovación. Los éxitos de esta novedosa tecnología, que lleva el radar a la cotidianidad más cercana, han sido suficientemente cubiertos y reseñados por prestigiosos medios como la BBC, Enterpreneur, Forbes, entre muchos otros.

Dejar un Comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor entre su nombre aquí