Mega Yates: El mundo de los Multimillonarios del planeta

0
964

Hoy conoceremos algunos de los mejores yates del planeta. 

Disfruta de un viaje en barco o yate

Ya sea en un lago, río o cualquier otra manifestación lacustre, la mejor forma de disfrutar el mar es a través de una embarcación dotada de la mayor seguridad y comodidad para vivir la mejor experiencia sobre el agua.

La fascinación del hombre por explorar y conocer todos los rincones de las islas y costas, es lo que ha llevado a construir la diversidad de naves existentes, desde una simple barca hasta el más imponentes trasatlántico.

En medio de esta oferta por escoger la embarcación se encuentran los barcos y los yates, ideales para satisfacer el placer de cada persona o grupo a la hora de disfrutar del mar y sus beneficios. Un buen ejemplo es el servicio de alquiler de yates con Xaloc Charter, el cual hemos probado y nos ha encantado.

Cada barco es particular y tiene sus propiedades y dar con el que necesitas dependerá de lo que cada quien desee y de las expectativas al montarse y explorar el mundo marino.

¿En qué se diferencian un yate y un barco?

Un yate es un barco con fines recreativos y con medidas de seis a 40 metros, teniendo este que estar inscrito en la lista de matrículas de barcos y además tener el permiso de navegación dependiendo de la zona y eslora.

Los yates solo pueden dedicarse a fines recreativos. Por lo tanto, no pueden transportar a personas de un puerto a otro, generalmente tienen medidas estándar de acuerdo a su tipo para ser considerado uno.

Identificar el nombre de un yate es la forma más común para definir una embarcación, ya que normalmente se colocan nombres de personas o ciudades, dependiendo del gusto del dueño.

La cualidad principal del yate es que el mismo es usado para disfrutar a la hora de navegar, exclusivamente mientras los barcos pueden tener diversos tipos como turístico o comercial.

Los yates de lujo son muy solicitados entre ricos y famosos. Destacan por características refinadas muy particulares como un gran diseño o un enorme tamaño muy diferente a los yates convencionales, sin contar los privilegios en cuanto a tecnología y servicios que puedan ofrecer.

En cambio, los barcos son cuerpos flotantes construidos con dimensiones mayores y hasta materiales más resistentes, incluso hasta hormigón, diseñados para transportar grandes dimensiones y volúmenes tanto de carga como de personas a cortas o grandes distancias.

La movilidad, flotabilidad, capacidad de carga, resistencia y capacidad para manejarlo, son algunos de las cualidades que un buen barco debe tener para cumplir con sus funciones.

La diferencia entre yates y barcos es que el primero sirve para transportar personas como parte del entretenimiento y los barcos son más versátiles, teniendo la capacidad de transportar tanto mercancía,  armas y personas, además de ser utilizado tanto para fines oficiales, comerciales o turísticos.