Porsche Traycan, una pick-up eléctrica deportiva que le planta cara al Tesla Cybertruck

0
571

Si Porsche se decidiera a lanzar una pick-up eléctrica para competir con el Tesla Cybertruck, es posible que tomara como base este Porsche Traycan, diseñado por Adel Bouras, que ha logrado mantener es aspecto deportivo y el formato camioneta.

El Porsche Traycan es un concept generado por ordenador que define el aspecto que tendría una pick-up eléctrica y deportiva fabricada por el constructor alemán. Así lo ha imaginado Adel Bouras, un conocido diseñador especializado en el sector del automóvil. La mezcla entre una camioneta y un superdeportivo se une en este caso con el sistema de tracción eléctrico del primer deportivo de la marca, el Taycan, de ahí el guiño que ha hecho añadiendo una “R” a su nombre.

El estudio de diseño de Bouras está especializado en el sector del automóvil y las nuevas tecnologías. Ha trabajado con muchos de los fabricantes más importantes del mundo, entre ellos Audi, BMW, Citroën, Volkswagen, Peugeot, Mini o Rolls Royce.

Con el Porsche Traycan, Bouras ha tomado un camino diferente al del resto de las pick-up del mercado y ha creado un vehículo que, visto de frente, parece un deportivo, pero que en su perfil, y sin perder la firma de la marca, da paso a una camioneta para dos ocupantes y una caja de carga.

La parte frontal del Traycan hereda los faros con la firma lumínica de las cuatro luces led de la marca unidos mediante una barra de luz que atraviesa todo el capó. Más abajo, en el paragolpes delantero, se sitúan dos faros antiniebla y una rejilla negra que simula una entrada de aire que podría ayudar a refrigerar la batería.

La filosofía de un concept como este, que debería ser capaz de moverse con facilidad en sendas y caminos sin asfaltar se hace particularmente evidente cuando se examina el perfil. Los neumáticos todoterreno montados sobre unas llantas de gran diámetro se ven enmarcados por unos pasaruedas reforzados, taloneras y una altura elevada que ofrece un buen ángulo ventral.

Igualmente, los ángulos de entrada y salida, que se ven penalizados por los refuerzos aerodinámicos que exige el diseño deportivo, se han aumentado todo lo posible empujando los ejes de las ruedas lo más fuera posible.

En la parte trasera, el Traykan monta unos pilotos delgados que se unen por otra tira led, habitual hoy en día en casi todos sus modelos y salidas de escape dobles. La caja de carga en este caso se ve penalizada con un volumen y un espacio bastante limitados.

Como el nombre indica, su tren motriz heredará las características del que monta el Porsche Taycan que en su versión superior, la Turbo S. Alcanza los 560 kW (761 CV) de potencia y 1.050 Nm de par gracias a dos motores síncronos de imanes permanentes, uno en cada eje, que le proporcionan tracción integral.

Es capaz de hacer un 0-100 km/h en 2,8 segundos. Además, monta una caja de cambios automática de dos velocidades y su batería trabaja a 800 voltios en lugar de 400, como suele ser común.

Por ahora, no esperamos ver el Porsche Traycan convertido realidad porque quizás Porsche no se la haya planteado todavía. Una situación similar ocurrió cuando llegó el boom de los SUV y Porsche acabó sacando al mercado el Cayenne. Las pick-ups eléctricas están empezando a ser consideradas por muchos clientes como una opción interesante que podrían hacerle cambiar de opinión. Tienen su máximo exponente en el sorprendente Tesla Cybertruck, en el práctico Rivian R1T o en el robusto Bollinger B2. En ese caso, quizás el diseño de Bouras no esté tan desencaminado y algún día pueda convertirse en realidad.