ACTUALIZACIÓN DEL ESTÁNDAR USB-C SOPORTARÁ HASTA 240W DE ENERGÍA

El conector USB-C, que es una de las tantas presentaciones del masivo y estandarizado puerto universal, recibirá próximamente una importante actualización.

Superando los 100 vatios hoy soportados, el USB Implementers Forum, organismo regulador de este estándar, reveló que su venidera versión 2.1 incrementará su soporte hasta los 240 vatios.

USB-C 2.1 podrá proveer energía a dispositivos más exigentes

Llega una importante actualización para el estándar tras aquel ovalado y reversible puerto USB que ha irrumpido con fuerza en los últimos años, presente en teléfonos, tabletas, ordenadores, auriculares y otros dispositivos más.

El anuncio de esta novedad fue publicado por el USB-IF el pasado martes 25 de mayo. Ahí se reveló el incremento del rango de potencia de energía soportada hasta los 240W, denominada formalmente como EPR o Rango de Potencia Extendido.

De acuerdo a las especificaciones compartidas sobre esta nueva versión del estándar, los nuevos cables que admitan 240 vatios, tendrán que contar con características especiales para su adecuado funcionamiento y resistencia. De igual forma, para evitar confusiones, estos cables tendrán que contar con un icono distintivo.

Cabe resaltar, para evitar confusiones, que hay aspectos sobre este estándar que no están sujetos a una sola norma. Mientras aspectos como este, alusivos a la entrega de energía y la interacción entre los dispositivos y sus cargadores, se rigen por una regulación específica para el caso de cada presentación del puerto USB-C en particular; todo aquello alusivo al flujo de datos a través de los cables se rige por la norma USB (a secas), que actualmente se encuentra en su edición 3.2, próxima a avanzar a su versión 4.

Esta mejora de potencia podría abrir camino para que dispositivos de un mayor consumo se abastezcan de energía mediante esta vía. Esto comprende ordenadores optimizados para juegos, monitores 4K o impresoras. 

Fuera de los dispositivos más comunes, un incremento de capacidad energética podría abrir paso para la implementación de este estándar de conectividad en dispositivos de otras clases, como aquellos del Internet de las Cosas. Esta condición facilitaría conseguir accesorios o repuestos para sus fuentes de energía e incluso, intercambiarlas con otras compatibles.

Y aunque hay dispositivos de alto rendimiento que superan el umbral de consumo energético soportado por el nuevo estándar presentado, este salto cuantitativo amplía considerablemente el rango de dispositivos que podrían integrar esta solución universal, al superar por más del doble la capacidad actual de este puerto.

image_pdfwww.dineroclub.netimage_printwww.dineroclub.net