Asentamiento Humano con dos millones de años de antigüedad

Ubicado en el corazón del este de África, el Rift es una región privilegiada para la investigación del origen humano, que cuenta con registros extraordinarios de especies humanas extintas y registros ambientales que abarcan varios millones de años. 

Durante más de un siglo, los arqueólogos y paleontólogos exploraron los afloramientos del Rift de África Oriental y desenterrando fósiles de homínidos en estudios y excavaciones. Sin embargo, la comprensión de los contextos ambientales en los que vivían estos homínidos fue difícil de alcanzar debido a la escasez de estudios ecológicos en asociación directa con los restos culturales.

La Garganta de Oldupai, ubicada en Tanzania, es uno de los sitios paleoantropológicos más importantes del mundo.

Un grupo internacional de investigadores ha desenterrado el asentamiento más antiguo hallado en la Garganta de Oldupai, en el Gran Valle del Rift (Tanzania), uno de los sitios paleoantropológicos más importantes del mundo, el cual fue incluido en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1979.

Durante la última temporada de excavaciones realizada en el sitio de Ewass Oldupa (que significa en ‘el camino a la garganta’ en la lengua local maa), el equipo descubrió a lo largo de largas secuencias de sedimentos estratificados y horizontes volcánicos evidencia material que indica la presencia de homínidos en el desfiladero hace al menos 1,8 millones de años.

Entre los objetos recuperados destacan las herramientas de piedra más antiguas encontradas en Oldupai, con una antigüedad estimada en unos 2 millones de años. Junto con los utensilios fueron recuperados restos óseos de mamíferos (ganado y cerdos salvajes, hipopótamos, panteras, leones, hienas y primates), así como de reptiles y aves.

Tras analizar la evidencia paleoarqueológica, los académicos han sugerido que el sitio fue ocupado de forma recurrente por cerca de 200.000 años, periodo en el cual se registraron cambios sensibles en el hábitat, así como en los sistemas fluviales y lacustres, lo que muestra complejas adaptaciones de comportamiento entre los primeros grupos humanos, explican los autores.

Estos hallazgos, detallan los investigadores, indican que hace dos millones de años los primeros humanos tenían la capacidad y la tecnología necesarias para explotar de forma continua una variedad de hábitats cambiantes, lo que les permitió expandirse por nuevos ecosistemas a través del continente africano y fuera de él.

Hasta el momento no se han recuperado fósiles de homínidos en Ewass Oldupa; sin embargo, fósiles de ‘Homo habilis’ han sido encontrados a solo 350 metros de distancia, en depósitos que datan de hace 1,8 millones de años. Aunque es difícil saber si el ‘Homo habilis’ estuvo presente en Ewass Oldupa, Julio Mercader, coautor del estudio, no descarta la posibilidad de que otras especies de homínidos, como los australopitecinos, también estuvieran usando y fabricando herramientas de piedra en el área, ya que se sabe de la presencia de estos homínidos en Oldupai durante ese periodo.

La Garganta de Oldupai, conocida como la Cuna de la Humanidad, ha sido de vital importancia para los investigadores para comprender la evolución de los homínidos, así como de los primeros grupos de humanos que habitaron nuestro planeta.

La investigación completa fue publicada recientemente en la revista Nature.