Así es Afterpay, la empresa que Square ha adquirido por 29.000 millones de dólares y que permitirá a los usuarios comprar ahora y pagar después

Square, la fintech de Jack Dorsey con la que quiere conquistar los pagos electrónicos entre empresas y consumidores, adquirirá la startup australiana Afterpay por 29.000 millones de dólares.

Se convierte así en una de las mayores adquisiciones jamás registradas en el país. Todo queda reflejado en la nota de prensa oficial y conjunta de ambas empresas: la compra se com.

¿Por qué se ha interesado Dorsey por esta empresa al nivel de comprarla por tanto dinero? La idea pasa por integrar su solución de pagos fraccionados a todos sus servicios, lo que puede plantear cambios interesantes. Veámoslo parte por parte.

Paga en cuatro plazos sin intereses, todo desde el móvil

Repasemos. Jack Dorsey tiene como armas Square y Cash. Square tiene como objetivo facilitar la implantación de pagos electrónicos a los negocios y a profesionales individuales, mientras que Cash viene a ser una especie de Bizum con la que poder hacer pagos sencillos con nuestro móvil y con la que podemos utilizar códigos QR para simplificar la tarea al máximo. Esos códigos son precisamente lo que triunfa en China, y a lo que Bizum apunta desde hace unos meses.

Afterpay, por su parte, es un servicio que fracciona pagos digitales. Funciona en Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Canadá y Reino Unido; y proporciona al usuario un método de pago integrable en los móviles con el que poder financiar los pagos en cuatro cuotas.

La primera cuota se paga al hacer la compra, de forma inmediata. Las tres cuotas restantes se pagan en periodos de dos semanas, con lo que pagas todo lo que debes en seis semanas. Si eres puntual en tus pagos, el interés es cero. Si te retrasas ese interés crece a un mínimo de 8 dólares y un máximo del 25% del precio de compra original.

Todo queda registrado en una aplicación, que también ofrece crear una tarjeta de pago virtual que puedes añadir en tu iPhone o móvil Android para reemplazar al resto de tarjetas de débito o crédito que tengas integradas.

AfterPay ha empezado trabajando con varias tiendas online como Shutterfly, Shein,  Michael Kors o Forever 21 entre otras; y de momento ha logrado más de 14,6 millones de usuarios en los países donde funciona. La propia aplicación del servicio integra compras en esas tiendas, de modo que toda la experiencia de compra y pago puede quedar centralizada en un mismo sitio.

El equilibrio entre pagos cómodos y no caer en la deuda

Integrando este servicio en Cash, aportas la posibilidad de hacer pagos móviles sencillos fraccionados en cuatro cuotas para quien vaya algo justo de fondos en momentos determinados. También ofreces esta opción a los clientes de tiendas y otros negocios gracias a Square.

La parte mala, opinan desde Mashable, se la lleva el seguir incentivando la deuda como solución a querer adquirir productos y servicios. Bien pensada y sin intereses puede ser útil, pero se convierte en una práctica poco saludable cuando se olvidan hacer los pagos fraccionados y los intereses se acumulan en forma de más deuda.

Dicho de otro modo: Afterpay facilita aplazar y fraccionar el pago de algún bien o servicio sin tener que hablar con bancos o empresas de crédito, y sin intereses si lo planeas todo bien.

El movimiento de Square puede dar lugar a que pensemos posibles movimientos similares por parte de otras empresas. De momento sólo podríamos hacerlo en El Corte InglésDía y Renfe, pero ¿te imaginas poder pagar a plazos las compras en esas compañías y que Bizum se encargue de gestionarlo todo? Esta es la idea que persiguen en Square y Cash.