1

Indígenas de Sudamérica y polinesios cruzaron su ADN en el año 1.200 dC

Arqueólogos e historiadores han debatido durante décadas la posibilidad de que indígenas americanos e isleños del Pacífico se cruzaran en ese periodo.

Indígenas de Sudámerica y polinesios salvaron las miles de millas náuticas que les separaban alrededor del año 1.200, como lo demuestra el ADN presente en poblaciones de hoy en día, reveló un estudio científico. 

Se desconoce no obstante si fueron los pueblos de lo que hoy en día es Colombia y Ecuador quienes navegaron hasta las pequeñas islas de la Polinesia en el Pacífico, o si fueron los polinesios quienes hicieron el viaje de ida y vuelta a Sudamérica. 

Pero lo que es seguro, según el estudio publicado este miércoles (08.07.2020) en Nature, es que el encuentro tuvo lugar varios siglos antes de que los europeos desembarcaran en ambas regiones y que el Nuevo Mundo dejó su huella en el ADN de la población de la Polinesia francesa.  

Datos genéticos de indígenas vivos de Colombia y la Polinesia Francesa

Para llevar a cabo la investigación, Alexander Ioannidis, de la Universidad de Stanford en Estados Unidos, y un equipo de científicos internacionales reunieron datos genéticos de más de 800 habitantes indígenas vivos de Colombia y la Polinesia Francesa, realizando amplios análisis genéticos para encontrar señales de ascendencia común. 

Los resultados se publican en la revista Nature y en el estudio participan también investigadores del Centro de Investigación de Estudios Avanzados de México. 

Hasta ahora, los defensores de la interacción entre los nativos americanos y los polinesios argumentaban que existían elementos culturales comunes, como una palabra similar utilizada para un alimento básico agrícola compartido, que insinuaban que las dos poblaciones se habían mezclado antes de que los europeos se establecieran en Sudamérica. 

Y es que la batata, que originalmente fue domesticada en América del Sur y Central, también ha sido conocida por crecer en Oceanía, incluyendo la Polinesia. 

“La batata es nativa de América, pero también se encuentra en islas a miles de kilómetros de distancia”, detalla Ioannidis, quien añade que, “además, la palabra ‘camote’ en las lenguas polinesias parece estar relacionada con la palabra utilizada en las lenguas indígenas americanas en los Andes”.

Secuencias de ADN con el mismo código

Los investigadores recabaron datos genéticos de 15 grupos indígenas oriundos de la costa del Pacífico de América del Sur y Central y de 17 islas polinesias, contando con un total de más de 800 individuos. “Buscamos largas secuencias de ADN con exactamente el mismo código”, dijo Ioannidis. 

La coincidencia entre los grupos indígenas de Colombia y Ecuador resultó innegable, según permitieron confirmar tanto los métodos estadísticos tradicionales como las técnicas modernas de macrodatos (“big data”). 

“Al medir la longitud de los pequeños fragmentos de ADN de los nativos americanos presentes entre los polinesios, podemos estimar cuántas generaciones atrás tuvo lugar el contacto”. Y la fecha que surgió de ese análisis fue 1.200. 

Entre las grandes teorías que este hallazgo es susceptible de desmontar está la afirmación de que Rapa Nui –más conocido como la Isla de Pascua–, fue el lugar en el que ambas culturas se encontraron cara a cara por primera vez.  

Este nuevo estudio es el primero que demuestra, mediante análisis genéticos concluyentes, que los dos grupos se encontraron y lo hicieron antes de que los europeos llegaran a América del Sur.




NAQSH-E RUSTAM, LA ANTIGUA NECRÓPOLIS DE PODEROSOS REYES PERSAS

Naqsh-e Rustam es una antigua necrópolis situada al noroeste de Persépolis, la capital del Imperio aqueménida. Naqsh-e Rustam (Naqsh-e Rostam) es un recordatorio impresionante del otrora glorioso Imperio persa aqueménida (c. 550-330 a. C.) y se erige como una magnífica manifestación del antiguo arte persa. Naqsh-e Rustam es la casa de las inmensas tumbas de roca excavadas en lo alto del acantilado. Las tumbas de roca pertenecen a cuatro reyes aqueménicos. 

Las antiguas tumbas también atrajeron a los reyes de Sasán. Querían imitar la gloria de los reyes aqueménicos; quizás por eso crearon enormes relieves además de las tumbas. Los inmensos relieves de roca representan principalmente las escenas de investidura y las luchas ecuestres de los reyes sasánidas. 

Sin embargo, la historia de Naqsh-e Rustam no se limita a los períodos Achaemenid y Sassanid. Hay evidencia de que el sitio existe desde el período elamita. Un antiguo relieve rocoso que data del período elamita indica que Naqsh-e Rustam había sido un lugar sagrado durante la antigüedad. Esa podría ser la razón por la que Darius I ordenó tallar su tumba monumental en el acantilado al pie del monte. Hosain (Huseyn Kuh). 

Su tumba de roca es famosa por sus dos inscripciones conocidas como la autobiografía del rey. Las inscripciones indican que Darío el Grande había sido el rey que gobernó de acuerdo con la justicia. Viaja a Irán y disfruta visitando tantas atracciones culturales geniales, especialmente las que están registradas en Esa podría ser la razón por la que Darius I ordenó tallar su tumba monumental en el acantilado al pie del monte. Hosain (Huseyn Kuh). Su tumba de roca es famosa por sus dos inscripciones conocidas como la autobiografía del rey. 

Las inscripciones indican que Darío el Grande había sido el rey que gobernó de acuerdo con la justicia. Viaja a Irán y disfruta visitando tantas atracciones culturales geniales, especialmente las que están registradas enLista del Patrimonio Mundial de la UNESCO o en espera de ser registrado. Pasargadae , Persépolis , Naqsh-e Rajab que se encuentra a unos cientos de metros de Naqsh-e Rustam y Naqsh-e Rustam, la antigua necrópolis de los poderosos reyes persas son las mejores atracciones culturales de Irán ubicadas en Shiraz, provincia de Fars.

Tumbas aqueménidas

Naqsh-e-Rustam alberga cuatro tumbas de roca excavadas en la pared de roca. Dado que las fachadas de las cuatro tumbas aqueménicas parecen cruces persas (calipa), algunos también las llaman cruces persas. La entrada a cada tumba se encuentra en el centro de la cruz y conduce a una pequeña cámara donde yacía el cuerpo del rey en un sarcófago. 

No está claro si los cuerpos fueron colocados directamente en los sarcófagos o los cuerpos fueron expuestos a una torre de silencio, y luego los huesos fueron colocados allí. Lo cierto es que las tumbas se cerraron tras el entierro, pero las puertas se rompieron y las tumbas fueron saqueadas tras la invasión de Alejandro Magno en el IV a. C.

Naqsh-e Rustam, la antigua necrópolis de poderosos reyes persas

Las cuatro tumbas excavadas en lo alto del acantilado pertenecen a los reyes aqueménidas; sin embargo, solo uno de ellos está explícitamente identificado ya que va acompañado de una inscripción. 

La tumba pertenece a Darío I, que fue el cuarto emperador aqueménida. Hay un relieve sobre su tumba y representa a Darío I, cuyas manos se levantan para adorar, está parado en una plataforma elevada de tres escalones frente a un altar y la figura alada de Ahuramazda (el dios zoroástrico) también está en el centro de el alivio. 

La plataforma está apoyada por 28 portadores del trono que representan a cada uno de los reinos del Imperio Aqueménida. Las otras tres tumbas de roca no llevan inscripciones. Dado que el diseño de las tumbas se acaba de copiar de la tumba de Darío I, se cree que pertenecen a sus sucesores, Jerjes I, Artajerjes I y Darío II. 

Darius I de pie en una plataforma frente a un altar y la figura alada de Ahuramazda

Ka’ba-ye Zartosht 

Frente a las tumbas de roca, hay una torre cuadrada conocida como Ka’ba-ye Zartosht que significa el Cubo de Zoroastro (Ka’ba es el famoso monumento como lugar sagrado para los musulmanes ubicado en La Meca). 

La estructura del edificio es una copia de un edificio hermano en Pasargadae conocido como la Prisión de Salomón; sin embargo, este edificio es algunas décadas más antiguo que Ka’ba-ye Zartosht. En la pared de la torre, hay una inscripción en tres idiomas de la época de Sasán y se considera como una de las inscripciones más importantes de ese período. 

No es obvio cuál había sido el propósito del edificio. Podría haber sido una biblioteca para los libros sagrados, un lugar para guardar el fuego sagrado, o tal vez un tesoro.

Ka’ba-ye Zartosht frente a las tumbas de roca en Naqsh-e Rustam

Según las tabletas de fortificación de Persépolis, debe haber habido árboles en la Necrópolis que aparentemente se refiere a Naqsh-e Rustam. Los expertos creen que debe haber habido tres hileras de árboles en el área entre la torre y las tumbas; sin embargo, ha pasado mucho tiempo desde que los árboles desaparecieron.

Relieves sasánidas

Además de las tumbas, hay siete relieves de piedra de gran tamaño que datan del siglo III d.C. Los enormes relieves rupestres pertenecen principalmente al período sasánida y representan escenas de conquistas imperiales y ceremonias reales. 

Lo sorprendente de los relieves es que indican detalles de eventos tallados en el corazón de rocas rugosas. Por lo tanto, pueden brindar a los visitantes una visión visual de los espíritus de la antigüedad.

El relieve rocoso más famoso de Naqsh-e Rustam pertenece al rey sasánida Shapur I. El relieve representa su victoria sobre dos emperadores romanos; Valeriano y Felipe el Árabe. Sapor I está a caballo, mientras Valeriano se inclina ante él y Felipe el árabe sostiene el caballo de Sapor.

Sapor I celebra su victoria sobre dos emperadores romanos; Valeriano y Felipe el Árabe

También se representa el relieve de investidura de  Ardashir I como fundador del Imperio Sasánida. El relieve indica que Ohrmazd le dio a Ardeshir el anillo de la realeza. La inscripción también tiene el uso más antiguo del término “Irán”.

También están los relieves ecuestres como el relieve ecuestre de  Hormizd II en Naghsh-e Rustam. El relieve representa a Hormozid y sobre el relieve, se vería un relieve muy dañado que aparentemente representa a Sapor II con sus cortesanos.

El relieve de Bahram II representa al rey con una espada de gran tamaño. A la izquierda, se paran cinco figuras y parecen ser los miembros de la familia del rey. A la derecha, hay tres cortesanos y uno de ellos aparentemente es Kartir, un sacerdote zoroástrico muy prominente.

El alivio más antiguo en Naqsh-e Rustam

El relieve más antiguo de Naqsh-e Rustam se remonta aproximadamente al año 1000 a. C. y se remonta al período elamita. Aunque el relieve está muy dañado, muestra una imagen tenue de un hombre con un casco inusual. Se cree que es un elamita.

¿Por qué se llama Naqsh-e Rustam?

Los relieves sasánidas representan principalmente luchas ecuestres o escenas de investidura. Dado que las luchas ecuestres de los reyes de Sasán representan los cuentos de caballería, los lugareños creían que el hombre representado en los relieves era Rustam, el héroe de Shahnameh. La epopeya de Shahnameh es la obra maestra de Ferdowsi, el gran poeta iraní de los siglos X y XI. Por lo tanto, el sitio se llama Naqsh-e Rustam (es decir, las tallas de Rustam); porque los lugareños creían que el hombre tallado en los relieves era su héroe épico “Rustam”.

Los lugareños creían que el hombre tallado en los relieves era su héroe épico “Rustam”

Para explorar el impresionante sitio antiguo de Naqsh-e Rustam, la antigua necrópolis de poderosos reyes persas de la dinastía aqueménida, viaje a Irán, el país de la antigua civilización y diversas culturas, y disfrute visitando sus fantásticos lugares turísticos y sus amables lugareños.




Descubren en Alemania iglesia medieval “majestuosa” de 1.000 años y 70 antiguos entierros

La basílica fue encontrada en el Palacio Real de Helfta, una de las residencias de Otón el Grande, rey de Alemania y emperador del Sacro Imperio Romano Germánico en el siglo X.

Un equipo de arqueólogos descubrió cerca de la ciudad alemana de Eisleben, en el estado de Sajonia-Anhalt, los restos una iglesia medieval “excepcionalmente majestuosa” construida en la segunda mitad del siglo X por Otón I, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, y 70 antiguas tumbas que datan desde el siglo X hasta el XV.

Según informaron las autoridades, los restos del antiguo templo, fundado cerca del año 968, fueron hallados durante una serie de excavaciones realizadas en el Palacio Real de Helfta, una de las residencias de Otón I, apodado ‘el Grande’, rey de Alemania desde 936 y emperador del Sacro Imperio Romano Germánico desde 962 hasta su muerte en 973.

Acerca del Rey Otón I (Otto)

Otto, nacido el 23 de noviembre de 912 y muerto el 7 de mayo de 973, fue elegido rey de Alemania en 936 y, tras una exitosa invasión de Italia, se declaró rey en 951 y más tarde fue coronado como el primer emperador del Sacro Imperio Romano Germánico en 962.

Fue coronado por el Papa Juan XII, que más tarde se rebeló contra Otto.

Esto provocó una nueva ley por la que un papa ya no podía ser elegido sin la aprobación del emperador.

Esta proclamación abrió una era de dominación alemana del papado y, de hecho, convirtió a Otto en el jefe de la comunidad cristiana.

Otto fue sucedido por su hijo Otto II después de su muerte en 973, pero sus políticas continuaron hasta 1056.

Mucha gente cree que Otto revivió el Imperio Romano y lo consideran uno de los más grandes gobernantes sajones. El Sacro Imperio Romano fue nombrado después del Imperio Romano y se consideró su extensión que tenía como objetivo restaurar el catolicismo como la única religión en el imperio y suprimir el protestantismo.

Los Descubrimientos

Las investigaciones en el lugar, que comenzaron en mayo, han revelado los cimientos de una basílica de aproximadamente 30 metros de largo por 20 de ancho, compuesta por tres naves divididas en seis secciones principales. Entre las reliquias recuperadas del sitio se encuentran un crucifijo románico de bronce con esmalte, elaborado en el siglo XIII, y el gran fragmento de una campana de la iglesia.

Además, en el interior de la iglesia y en su perímetro se hallaron 70 tumbas pertenecientes a diversos periodos que abarcan desde el siglo X hasta el XV. La calidad y cantidad de monedas, lujosos broches con incrustaciones, fragmentos de cerámica, trajes tradicionales, entro otros bienes, sugieren que fue el lugar elegido por la aristocracia de la región para sepultar a sus muertos.

A pesar de que el edificio fue demolido hace siglos, detallaron las autoridades, “las fosas de excavación y los restos de los cimientos, así como las reliquias del mobiliario, todavía permiten vislumbrar el esplendor del edificio”. “Se trata de una iglesia magnífica y excepcionalmente grande, lo que demuestra la importancia de este lugar en la época […] Otón construyó efectivamente una iglesia que se asemeja a una catedral en miniatura”, comentó Felix Biermann, director del sitio.

La ‘pequeña catedral’, consagrada a Santa Radegunda, princesa franca durante el siglo VI y fundadora de la Abadía de la Santa Cruz en Poitiers, en Francia, fue un importante lugar de culto durante más de 500 años, hasta que fue demolida tras la Reforma Protestante iniciada por Martin Lutero en 1517, que cambiaría para siempre las prácticas y actitudes religiosas en toda Europa.

 




Hace 2.000 años construyeron los antiguos mayas sistemas de filtración del agua parecidos a los modernos

Según diversos especialistas, el sistema de tratamiento del agua en la ciudad de Tikal fue uno de los más antiguos en el mundo.

Investigadores de la Universidad de Cincinnati (EE.UU.)  encontraron evidencias de un sistema de filtración de agua con materiales naturales en la antigua ciudad maya de Tikal, en el norte de Guatemala, comunicó este jueves esa institución educativa.

Tikal, Selva del Petén, Guatemala. Zona donde los guerreros tenían sus viviendas.

Tikal, Selva del Petén, Guatemala. Zona donde los guerreros tenían su vivienda. Contaban con agua cerca a sus viviendas

Tikal, Selva del Petén, Guatemala. Llegó a ser una ciudad de más de 100.000 habitantes, con los servicios públicos esenciales, agua, vías para caminar, seguridad

En uno de los depósitos, el equipo multidisciplinario de antropólogos, geógrafos y biólogos descubrió cuarzo de cristal y zeolita –minerales que se utilizan en la moderna purificación del agua– que fueron llevados desde kilómetros de distancia. Los filtros habrían eliminado del agua los microbios nocivos, compuestos nitrogenados y metales pesados, como el mercurio y otras toxinas.

Tikal, Selva del Petén, Guatemala. En la foto, una de las dos pirámides de la plaza central. En la imagen Alvaro Abril (CEO de www.sistemasgeniales.com), Arq. Aldíber Castaño y Arq. Juan Manuel Lopera

Tikal, Selva del Petén, Guatemala. Una pirámide era una estructura ceremonial. En su cúspide estaba la casa del sumo sacerdote

“Probablemente, fue a través de una observación empírica muy inteligente que los antiguos mayas vieron que este material en particular estaba asociado con el agua limpia e hicieron algún esfuerzo para llevarlo allí”, afirmó Nicholas Dunning, profesor de geografía y uno de los autores del estudio, publicado en la revista Scientific Reports. 

Tikal, Selva del Petén, Guatemala. Plaza central de la ciudad maya de Tikal. La sonoridad es tan perfecta que si Usted susurra desde arriba se escucha en la parte baja. En el círculo central existe un eco perfecto, Usted golpea sus manos y recibe ecos desde todas las direcciones

El experto detalló que los mayas tenían “tanques de sedimentación donde el agua corría hacia el depósito antes de entrar en él”.

Tikal, Selva del Petén, Guatemala. Este era el contrato entre Tikal, la mega ciudad de la antiguedad y Copán (hoy Honduras).

“Lo interesante es que este sistema todavía sería efectivo hoy y los mayas lo descubrieron hace más de 2.000 años”, afirmo Kenneth Barnett Tankersley, profesor asociado de antropología y autor principal del estudio. 

Tikal, Selva del Petén, Guatemala. Desde este punto se filmó la Guerra de las Galaxias. En la foto, Alvaro Abril (CEO www.sistemasgeniales.com)

Además, el científico subrayó que este sistema de tratamiento de agua es uno de los más antiguos de su tipo en el mundo.

Tikal, Selva del Petén, Guatemala. Imagen de una habitación de un guerrero, tenía buena ventilación, solidez, y una cama en el centro de piedra

Para los antiguos mayas, encontrar formas de recolectar y almacenar agua limpia era de importancia vital, ya que Tikal y otras ciudades se construyeron sobre una piedra caliza porosa que hacía difícil el acceso al agua potable durante gran parte del año por las sequías estacionales.

Tikal, Selva del Petén, Guatemala. Plaza central




Nawarla Gabarnmang: Centro Ceremonial con 40.000 años en Australia

Nawarla Gabarnmang es un gran refugio rocoso ubicado en el remoto país aborigen Jawoyn en el suroeste de Arnhem Land, Australia. Dentro de ella está la pintura más antigua a la que se le haya hecho el carbono 14.

En el techo y los pilares hay cientos de vívidas figuras entretejidas de humanos, animales, peces y figuras fantasmagóricas, todos pintados con radiantes pigmentos rojos, blancos, naranjas y negros que representan generaciones de obras de arte que abarcan miles de años. Este ensayo fotográfico describe algunos de los resultados iniciales de las investigaciones en curso de este sitio extraordinario.


La entrada de Nawarla Gabarnmang está a 400 metros (1.300 pies) sobre el nivel del mar, y aproximadamente a 180 m (590 pies) sobre las llanuras circundantes en la meseta de Arnhem Land.

El lecho de roca de la cueva es parte de la formación Kombolgie, y la apertura inicial fue creada por la erosión diferencial del lecho rocoso de ortoquartzita estratificado horizontalmente intercalado con arenisca más blanda.

El plan resultante es una galería de 19 m (52,8 pies) de ancho que se abre a la luz del día en el norte y el sur, con un techo sub-horizontal que oscila entre 1,75 a 2,45 m (5,7-8 pies) sobre el piso de la cueva.

Las espléndidas pinturas del techo son fascinantes, pero solo representan una parte de los muebles de la cueva: muebles que aparentemente fueron reordenados por los ocupantes durante los últimos 28,000 años y más. Esas generaciones de pinturas muestran cómo la cueva se ha involucrado socialmente durante miles de años.

Al otro lado de la parte más abierta de la cueva se encuentra una rejilla natural de 36 pilares de piedra, pilares que son predominantemente los restos del efecto erosivo sobre las fisuras en el lecho de roca.

Sin embargo, las investigaciones arqueológicas han demostrado a los investigadores que algunos de los pilares colapsaron y fueron removidos, algunos de ellos fueron remodelados o incluso desplazados, y algunas de las losas del techo fueron desmontadas y pintadas por las personas que usaron la cueva.

Las marcas de herramientas en el techo y los pilares ilustran claramente que parte del propósito de las modificaciones fue facilitar la extracción de la roca de la cueva.

Pero los investigadores están convencidos de que el espacio habitable de la cueva fue diseñado a propósito, una de las entradas se amplió significativamente y la cueva se redecora más de una vez.

El suelo de la cueva está cubierto con aproximadamente 70 centímetros (28 pulgadas) de sustratos; una mezcla de cenizas de incendios, arena eólica fina y limo, rocas areniscas y cuarcitas localmente fragmentadas.

Siete capas estratigráficas horizontales han sido identificadas en unidades de excavación en varias partes de la cueva hasta la fecha, con una integridad cronoestratigráfica generalmente buena entre ellos y entre ellos. Se cree que muchas de las seis unidades estratigráficas principales se han depositado durante los últimos 40,000 años.

 




Descubren en Egipto fábrica de cerveza de 4.000 años

Los investigadores han estimado que la planta cervecera podía producir más de 22.000 litros a la vez.

Una misión arqueológica egipcio-estadounidense ha encontrado en Abydos, en la gobernación egipcia de Sohag, lo que se sospecha podría tratarse de la fábrica de cerveza mas antigua del mundo, informó el Ministerio de Turismo y Antigüedades este sábado a través de un comunicado.

Los investigadores sospechan que la construcción del complejo podría remontarse a la época del faraón Narmer, fundador de la Primera Dinastía del Reino Temprano (3150-2613 a. C.), lo que la convertiría en la fábrica de cerveza mas antigua hasta ahora conocida.

Durante los trabajos de excavación fueron hallados ocho sectores de producción de 20 metros de largo por 2,5 de ancho. Cada uno de ellos contenía cerca de 40 tanques de arcilla en los que se calentaba la mezcla de agua y granos para producir la bebida alcohólica, explicó el jefe del Consejo Supremo de Antigüedades, Mustafa Vaziri.

Grabado encontrado en otro lugar donde se ilustra la costumbre de beber cerveza, principalmente porque era la forma más saludable de consumir agua sin contaminantes en aquellos tiempos.

Se estima que la cervecería podía producir alrededor de 22.400 litros de cerveza a la vez, y que parte de su producción pudo haberse destinado a prácticas ceremoniales reales en complejos funerarios privados, señaló Matthew Adams, líder de la exploración.

La planta cervecera fue descubierta por una exploración británica conducida a principios del siglo XX. No obstante, su ubicación no fue registrada con precisión, por lo que su localización, así como su contenido arqueológico, permaneció desconocido hasta que fue redescubierta por el equipo de investigación encabezado por Adams.




México: descubren el monumento maya más antiguo y grande conocido hasta la fecha

Los restos, aseguran los investigadores, datan de entre el 800 y 1.000 a.C., superando así al centro ceremonial del Ceibal (Guatemala), considerado por su construcción del 950 a.C. el enclave maya más antiguo hasta hoy.

Un grupo internacional de arqueólogos encontró en el Estado de Tabasco (México) la estructura ceremonial más antigua y grande construida por los mayas conocida hasta el momento, un hallazgo que revela la importancia del trabajo comunitario desde los primeros momentos de esta civilización. 

Según publica este miércoles (03.06.2020) la revista Nature, el enclave, llamado Aguada Fénix, consiste en una plataforma elevada entre 10 y 15 metros, que se extiende 1,4 kilómetros de norte a sur, y desde la que surgen nueve calzadas anchas. En volumen total, superó la Gran Pirámide de Giza del antiguo Egipto construida 1.500 años antes.

Sistema láser Lidar

Para revelar la edad, el equipo utilizó un sistema láser de detección por luz y distancia (Lidar, en inglés) a fin de distinguir las formas tridimensionales de los restos arqueológicos, a lo que se sumó una excavación “in situ” y la prueba de datación por radiocarbono de 69 muestras.

Construido entre muchas personas y sin indicadores claros de marcada desigualdad social, como esculturas de individuos de alto estatus, el monumento sugiere que el trabajo comunitario fue más importante de lo que se creía en el desarrollo inicial de la civilización maya. 

“Siempre se ha debatido si la civilización olmeca condujo al desarrollo de la civilización maya o si los mayas se desarrollaron independientemente”, destacó Inomata. 

Período de vacío de poder

El estudio, que se centra en una zona clave de la interacción entre las dos comunidades, apunta que Aguada Fénix fue construido durante un periodo de vacío de poder, una etapa en la que se pudieron intercambiar nuevas ideas, como construcciones o estilos arquitectónicos en varias regiones del sur de Mesoamérica. 

Según los investigadores, el hecho de que construcciones como esta se realizaran antes de lo pensado, cuando la sociedad maya presentaba un grado menor de desigualdad social del que registró en etapas posteriores, hará que se repiensen los procesos de creación. 

“No es solo la organización social jerárquica con la élite lo que hace posibles monumentos como este”, señaló el profesor de la Universidad de Arizona Takeshi Inomata, uno de los autores principales del estudio.  

“Es probable que muchas personas de las áreas circundantes se reunieran para ocasiones especiales, posiblemente vinculadas a ciclos calendáricos”, dijo Inomata. “Los rituales probablemente involucraban procesiones a lo largo de las calzadas y dentro de la plaza rectangular. La gente también depositaba objetos simbólicos como hachas de jade en el centro de la meseta”.

“Este tipo de comprensión nos ofrece implicaciones importantes sobre la capacidad humana y el potencial de los grupos humanos. Es posible que no sea necesario un gobierno bien organizado para llevar a cabo este tipo de grandes proyectos. Las personas pueden trabajar juntas para lograr resultados sorprendentes”, añadió.

 




El Guerrero de Sutton Hoo, el “Tutankamón británico”

La historia de los hallazgos arqueológicos

En el corazón del entierro del barco Sutton Hoo había una cámara rodeada de riquezas de Bizancio y más allá, lo que apunta a la existencia de conexiones internacionales.

El origen del término ‘vikingo’ es incierto, quizás proveniente de palabras en nórdico antiguo para piratas, expediciones marítimas o un área en el sureste de Noruega llamada Viken.  

Una espada de doble filo, como la que se exhibe, era el arma más prestigiosa utilizada por los vikingos, solo disponible para guerreros de alto estatus.  

El descubrimiento

En 1939, Edith Pretty , una terrateniente en Sutton Hoo, Suffolk, le pidió al arqueólogo Basil Brown que investigara el más grande de varios túmulos funerarios anglosajones en su propiedad. En el interior, realizó uno de los descubrimientos arqueológicos más espectaculares de todos los tiempos.

Debajo del montículo estaba la huella de un barco de 27 metros de largo (86 pies). En su centro había una cámara funeraria en ruinas repleta de tesoros: cubiertos bizantinos, suntuosas joyas de oro, un lujoso conjunto de banquete y, lo más famoso, un casco de hierro ornamentado. Este destacado entierro, que data de principios del año 600 d.C., conmemoraba claramente a una figura destacada de East Anglia, el reino anglosajón local. Incluso pudo haber pertenecido a un rey.

El entierro del barco Sutton Hoo proporciona una visión notable de la Inglaterra anglosajona temprana. Revela un lugar de exquisita artesanía y amplias conexiones internacionales, que abarcan Europa y más allá. También muestra que el mundo de los grandes salones, los tesoros relucientes y los formidables guerreros descritos en la poesía anglosajona no era un mito.

Edith Pretty donó los hallazgos al Museo Británico en 1939, y ahora forman una pieza central impresionante para esta galería. El sitio en Sutton Hoo es administrado por National Trust. Visite la  página de National Trust sobre Sutton Hoo(Abre en nueva ventana) Para descubrir mas.

Comenzaron con las primeras luces del día. Los más fuertes de la guardia del rey, con los músculos tensos y las ásperas cuerdas rozándoles, arrastraron el pesado barco de roble desde el río hasta la orilla.

Y luego, con el sol naciente quemando lentamente la fría niebla de la mañana, levantaron la embarcación sobre la llanura, hasta el pie de la colina.

La multitud que se encontraba en la ladera observó en silencio cómo se acercaban a la cima y de ahí al cementerio reservado a los descendientes reales del dios tuerto.

Cuando se introdujo el navío en la zanja preparada para tal fin, depositaron el ajuar funerario en la cámara sepulcral.

Luego se alzó un montículo sobre él. Y allí quedó el barco, anclado en la tierra de la Anglia Oriental, pero viajando a través del tiempo hasta que, trece siglos después, en vísperas de la Segunda Guerra Mundial, un hombre llamado Basil Brown lo descubrió.

Un inconformista de la arqueología

Brown era un hombre de Suffolk que había dejado la escuela a los 12 años. Había sido trabajador agrícola y agente de seguros, pero también había aprendido por su cuenta varios idiomas, astronomía y arqueología.

Ello lo llevó a ser contratado como arqueólogo por el Museo de Ipswich, que a su vez recomendó a Pretty para que lo contratara.

Él comenzó en junio de 1938 a trabajar en algunos de los montículos más pequeños, y encontró pruebas de que habían sido asaltados por ladrones de tumbas, pero también halló un disco de bronce que sugería que podían ser anteriores a la época vikinga.

Cuando empezó a trabajar en el más grande, en el verano de 1939, mientras se acercaban los nubarrones de la guerra, enseguida encontró fragmentos de hierro que identificó como remaches de barco.

Y entonces lo encontró: un asombroso barco de 90 pies (27,4 metros), lo suficientemente grande como para acomodar hasta 20 remeros a cada lado.

La propia madera se había disuelto en el suelo junto con los restos humanos que había, pero quedaba una huella clara: un barco fantasma de más de un milenio de antigüedad.

Se habían hallado otros enterramientos de barcos, pero ninguno de este tamaño.

Antes de este, el barco más grande descubierto era una embarcación vikinga de 78 pies (23,8 m), hallada en Noruega en 1880.

Debido a hallazgos anteriores en otros lugares, Brown sabía que podía haber un cargamento de objetos en honor a los muertos, y el 14 de junio encontró lo que creía que podía ser la cámara funeraria: una estructura de madera parecida a una cabaña, ahora desintegrada, que se había construido en el centro del barco.

Pero los responsables del Museo Británico y de la Universidad de Cambridge ya se habían enterado de su gran hallazgo y, apenas unos días después, se entrometieron.

Antes de que pudiera seguir explorando, fue marginado y relegado a labores básicas.

Los profesionales no podían permitir que un hombre local, un simple aficionado, se dedicara a esa tarea.

¿Por qué habrían de dejarle? ¡El tipo ni siquiera tenía un título!

Trajeron entonces un equipo de arqueólogos y fue uno de ellos, Peggy Piggott, quien, el 21 de julio, apenas dos días después de su llegada, encontró la primera pieza de oro.

Luego encontró otra. Y en poco tiempo habían descubierto un brillante botín de más de 250 objetos para los que la expresión “tesoro escondido” se quedaba corta.

Había vasijas para banquetes y cuernos para beber. Elaboradas joyas. Una lira y un cetro, una espada, piedras originarias de Asia, platería de Bizancio y monedas de Francia (que ayudaron a datar el tesoro).

Había una hebilla de oro grabada con serpientes y bestias entrelazadas, una pieza tan extraordinaria que el conservador de las antigüedades medievales del Museo Británico casi se desmayó al verla.

Había broches y cinturones de joyas, un maravilloso casco ornamentado y con una máscara completa: el inquietante rostro de algún antiguo héroe que parece observar a través de los siglos.

Lo que significó el descubrimiento

El hallazgo de Brown hizo que se reescribieran, literalmente, los libros de historia.

El barco y su contenido pertenecían a la Edad Media, y el descubrimiento iluminó esos cuatro siglos entre la partida de los romanos y la llegada de los vikingos, un periodo del que se sabía muy poco.

Los anglosajones que gobernaban los distintos reinos de Inglaterra durante esta época habían sido considerados un pueblo rudo y atrasado -casi primitivo-, pero allí había objetos de gran belleza y exquisita factura.

Se trataba de una sociedad que valoraba la pericia, la artesanía y el arte; y que comerciaba con Europa y más allá.

Y estas reliquias de una civilización sofisticada y perdida aparecieron justo cuando la Británica estaba amenazada de desaparición por los nazis.

El líder de los arqueólogos dio un discurso a los visitantes del lugar, y tuvo que gritar para que se le oyera por encima del rugido de un Spitfire [un avión de guerra].

EMBARGOED TO 0001 MONDAY AUGUST 5 Detail of a shield, believed to have belonged to King Raedwald of East Anglia, on display in the new exhibition at the National Trust’s Sutton Hoo site in Suffolk, following a ??4m revamp.




Santa Rosa Xtampak, una ciudad maya a punto de revelar sus misterios

Santa Rosa Xtampak es un sitio bien conocido por su gran palacio, pero poco explorado y apenas mencionado en cuanto a sus inscripciones.

Plano Santa Rosa Xtampak

El ensayo, tras abordar brevemente la historia de su descubrimiento y los avances arqueológicos, se centra en sus inscripciones, particularmente las contenidas en las estelas, que muestran rasgos locales a la vez que de patrones regionales.

Templo Maya en Santa Rosa Xtampak

Si bien muestran estructuras próximas a las inscripciones de las Tierras Bajas centrales y meridionales, se argumenta su inserción en la tradición propia del área del Yucatán noroccidental.

La ciudad maya de Santa Rosa Xtampak sigue cubierta en gran parte por la selva, pero un equipo de arqueólogos intentará revelar detalles de su origen y sus relaciones con otras ciudades coetáneas de la península mexicana de Yucatán.

Otros yacimientos mundialmente conocidos, como Chichén Itzá o Uxmal, han sido objeto de amplios estudios, pero en esta ciudad -considerada, junto con Edzná, como el centro más significativo del Período Clásico Maya (entre 250 y 900 d.C.) en el centro de la península de Yucatán- apenas se han realizado excavaciones.

Más información sobre Santa Rosa Xtampak en México (Yucatán)

El sitio arqueológico de Santa Rosa Xtampak se localiza en la región de Los Chenes, en el noroeste de la península de Yucatán. La zona colinda al poniente con otra provincia estilística, conocida como Puuc, con la cual comparte muchos elementos, pero difiere de ella al contar con un estilo arquitectónico específico y por sus rasgos particulares en las inscripciones jeroglíficas (Thompson, 1977; Grube, 1994; Graña-Behrens, 2002). Santa Rosa Xtampak está situada prácticamente a mitad de camino, en línea recta, entre los bien conocidos sitios de Edzná, en Campeche, y Uxmal, en el estado de Yucatán, México (cf. plano).

El explorador Teobert Maler (1997) fue uno de los primeros en visitar la zona a fines del siglo XIX y en documentar el grandioso “Palacio” de tres pisos con dos escaleras interiores, característica por la cual Santa Rosa Xtampak ha llamado la atención de diversos investigadores. Empero, hasta la fecha sólo se han llevado a cabo exploraciones ocasionales (Ruz, 1945; DeBloois, 1970; Stamps, 1970; Gendrop, 1983; Andrews, 1987, 1997), un mapeo preliminar (Pollock, 1970; Folan, 1990), investigaciones de la cerámica de superficie (Brainerd, 1958) y labores de conservación en algunos edificios, sobre todo en el “Palacio” (Benavides, 1991, 1992). En años recientes varios inmuebles han sido intervenidos pero aún se carece de publicaciones al respecto.

Templo de la Serpiente en Santa Rosa Xtampak

Desde el tiempo de Maler se reportaron inscripciones en el denominado Palacio, en algunas tapas de bóveda conservadas y en uno de los paneles de piedra ensamblados en un muro exterior del edificio (Maler, 1997; Pollock, 1970: 56; Mayer, 1983: 38-41). A esto se agregan ocho estelas descubiertas por H. D. Pollock y H. B. Roberts en los años treinta del siglo pasado, en una plaza rodeada por grandes plataformas, al sureste del Palacio (Pollock, 1936, 1970: 62-63; Proskouriakoff, 1950: fig. 85a-d, fig. 86a-b). Además, existe un monumento tipo “altar” formado al menos por 68 bloques jeroglíficos en sus lados y en su cara superior, pero hoy en día está quebrado en varias partes y muy mal preservado (Mayer, 1982; Mayer, 1989). Posiblemente se trata del mismo que Evan DeBloois reportó en 1969 al descubrir un monumento tipo “estela” al poniente del “Palacio” (Mayer, 1989: 26).

Qué Investigadores están interesados

Investigadores del Instituto Ibero-Americano (IAI) de Berlín y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de Campeche, México, tienen previsto comenzar este año las primeras excavaciones a gran escala que se realizarán en la zona.

Muy similar a Tikal podemos ver la ciudad maya ubicada en Santa Rosa Xtampak, México

“Santa Rosa Xtampak es una ciudad importante. Lo sabemos por la cantidad y la calidad de sus vestigios prehispánicos. Es un sitio que tiene grandes edificios monumentales, estelas y se conoce poco”, dice a Efe Antonio Benavides, arqueólogo e investigador principal del INAH.

Agrega en una conversación a distancia que el desconocimiento estimula al equipo para saber cuál era su papel en la región y “cuáles son las relaciones con otros asentamientos contemporáneos”.

UN PALACIO EN SU CENTRO MONUMENTAL RODEADO DE VEGETACIÓN

Santa Rosa Xtampak se encuentra a unos cien kilómetros al este de la ciudad de Campeche, la capital del Estado. Inmersa en la selva, se sitúa encima de una colina de unos 50 metros de altura.

En la cumbre, y cubierta de vegetación, está su centro monumental, que ocupa un espacio de unas 50 hectáreas. En él se encuentra uno de los edificios más destacados de la arquitectura maya: un palacio de tres pisos, 44 habitaciones abovedadas y dos escaleras de caracol interiores -lo que, según Benavides, es muy inusual en el mundo maya-.

Ubicados en el centro se pueden observar una serie de desniveles y edificios dispuestos de tal manera que forman patios y plazas.

“Aunque parezca que estén en desorden, todo tiene sentido, porque todo está orientado a los puntos cardinales”, aclara Benavides.

Recuerda que los mayas construían sus edificios de modo que estuvieran orientados a los cuatro puntos cardinales y a cada punto le asignaban una deidad y un color.

Según indican algunas exploraciones previas, la ciudad parecía tener una extensión aproximada de unos 10 kilómetros cuadrados.

“Hay que recordar que la sociedad maya fue siempre una pirámide, con una élite arriba, en la cúspide de la pirámide, que eran los que gobernaban y mantenían el control a través de la religión. Pero fuera de ese centro era donde vivía la gente común”, comenta.

En Santa Rosa la vegetación es tan densa que ahora un visitante del yacimiento “puede incluso perderse si no se va por los senderos que están abiertos”, advierte el mexicano.

Iken Paap, arqueóloga del IAI, añade desde Berlín que se han tenido que talar árboles que dañaban los restos arquitectónicos y que, precisamente por la exuberante vegetación, no se sabe mucho de lo que hay fuera del centro monumental.

LAS EXCAVACIONES PREVIAS SE FIJARON EN EL CENTRO DE LA CIUDAD

Aunque apenas se han hecho excavaciones en el lugar, desde el siglo XIX se hicieron estudios sobre la arquitectura que se encuentra en pie, fundamentalmente en la parte central de la ciudad.

“Ahí es donde más se ha conservado, porque al derrumbarse los edificios, dentro quedaron muchas cosas. En especial, las banquetas, los mascarones de piedra, las estelas, los tableros, los paneles y, adentro, las tumbas de los grandes señores”, explica Benavides.

Los primeros científicos que investigaron Santa Rosa Xtampak fueron el estadounidense John Lloyd Stephens y el británico Frederick Catherwood, en 1841, y, 50 años después, llegó Teoberto Maler (1842-1917), de origen austro-alemán y nacido en Roma.

El IAI conserva el legado -el material está digitalizado y disponible en línea- de este arquitecto y explorador dentro de sus colecciones especiales, lo que incluye sus diarios de campo y una importante colección de las fotografías tomadas por Maler, cuyo significado va más allá del interés de las imágenes en sí porque dan testimonio del estado original en el que fueron descubiertos restos arqueológicos mayas.

“A fines de los años 60 llegó un equipo de arqueólogos de Utah, en EEUU, que hicieron algunos pozos estratigráficos. Y desde hace dos años los colegas del INAH acompañan sus trabajos con nuevos pozos pero, excavar a gran escala, lo que está bajo tierra, casi no se hizo”, indica Paap.

Explica Benavides que también se realizaron algunos planos de la ciudad, aunque se encuentran incompletos y con errores.

Se sabe que la ciudad fue habitada desde el período Preclásico (alrededor del 500 a.C.), que alcanzó una importancia suprarregional en los períodos Clásico Tardío y Terminal (alrededor del 700-1000 d.C.) y que tiene un papel clave en la comprensión de la estructura económica y sociopolítica en la región central de Yucatán.

UNA CIUDAD POR DESCUBRIR

Sin embargo, como recuerdan los científicos que codirigen este nuevo estudio, hay muy poca información sobre la ciudad y su historia. “Lo poco que se conoce de la ciudad es ‘el cascarón’, lo que está fuera, lo que se ha conservado en ruinas”, señala Benavides.

“Por eso ahí tenemos que excavar poco a poco para saber cuáles son los elementos que se fueron agregando a través del tiempo”, precisa el mexicano.

Reconoce que no se sabe qué relaciones tuvo la ciudad con otras de los alrededores, su origen preciso y cómo se desarrolló.

LAS PRIMERAS EXCAVACIONES A GRAN ESCALA

“De entrada hay que saber cuándo comenzaron; desde cuándo se formaron como asentamientos relevantes dominando sus alrededores y cuál es la secuencia de ocupación a través del tiempo”, explica Benavides sobre las excavaciones previstas.

Paap aporta que para ello establecerán una cronología a partir de los estudios de la cerámica que se encuentre y realizarán un mapa completo del sitio, con el fin de saber “dónde estamos y dónde nos ubicamos” geográfica y cronológicamente.

Se excavarán calas estratigráficas extensas en varios sectores del asentamiento para tratar de averiguar cómo creció la ciudad.

Paap señala que con el análisis del material cerámico y lítico, huesos y conchas que esperan encontrar se podrá datar, refinar lo que ya se sabe y determinar cuándo comenzó a existir.

Aunque estaba previsto que las excavaciones comenzaran en enero de 2021, como consecuencia de la pandemia no se sabe con exactitud cuándo se iniciarán. “La pandemia vino a trastocar todo, es un desbarajuste”, lamenta Benavides.

El proyecto, patrocinado por la Delegada del Gobierno Federal para la Cultura y los Medios y que se prevé dure un año en su primera etapa, tendrá un equipo de unas 15 o 20 personas. “Será importante esperar a que exista un buen número de gente vacunada para que se pueda empezar a contratar”, reconoce el mexicano sobre las restricciones a las que obliga la covid-19.

El INAH, organismo estatal para investigar, proteger y difundir el patrimonio prehistórico y arqueológico mexicano, es responsable de más de 110.000 monumentos históricos construidos entre los siglos XVI y XIX, y de 53.009 zonas arqueológicas.

El Ibero-Amerikanisches Institut (IAI, Instituto Ibero-Americano) de la Stiftung Preußischer Kulturbesitz (SPK, Fundación Patrimonio Cultural Prusiano) situado en Berlín, es una institución extrauniversitaria de orientación interdisciplinaria para las humanidades, las ciencias culturales y las ciencias sociales especializada en América Latina, el Caribe, España y Portugal.

Combina un centro de información, un centro de investigación y un centro cultural y tiene una de las bibliotecas y colecciones especiales más grandes del mundo sobre estas regiones, con más de un millón de títulos en su biblioteca.

 




Encuentran la pintura rupestre de un animal más antigua del mundo

Un equipo de arqueólogos ha descubierto la pintura rupestre de animales más antigua del mundo de la que se tiene conocimiento.

Fue encontrada en la cueva Leang Tedongnge, en un valle remoto en la isla de Sulawesi, en Indonesia.

La imagen representa un cerdo salvaje que se cree que fue dibujado hace 45.500 años.

Está pintada con pigmento ocre rojo oscuro a tamaño natural y parece ser parte de una escena narrativa mucho mayor.

Su descubrimiento proporciona la evidencia más antigua de que hubo asentamientos humanos en la región.

“Las personas que la hicieron eran completamente modernas, eran como nosotros, tenían la capacidad y las herramientas para pintar cualquier pintura que quisieran”, explicó Maxime Aubert, coautor del informe publicado en la revista Science Advances.

Como especialista en datación, Aubert identificó un depósito de calcita formado en la parte superior de la pintura y usó el sistema de datación de isótopos con uranio para determinar que el depósito tenía 45.500 años.

Esto hace que la pintura sea como mínimo así de antigua.

“Pero podría ser mucho más antigua porque la datación que estamos usando solo fecha la calcita de encima”, agregó.

Huellas humanas

El informe dice que la pintura, que mide 136 cm por 54 cm, representa un cerdo verrugoso, un tipo de cerdo salvaje, que parece tener cuernos, dos características de los machos adultos de la especie.

Hay dos huellas de manos sobre el lomo del cerdo que parece estar frente a otros dos ejemplares de esta especie, aunque de ellos solo se conserva una parte.

“El cerdo parece estar observando una pelea o interacción social entre otros dos cerdos verrugosos”, agregó Adam Brumm, coautor de la publicación.

Para hacer las huellas de las manos, los artistas habrían tenido que colocar sus manos sobre una superficie antes de escupir pigmento sobre ella, dijeron los investigadores.

El equipo espera poder extraer también muestras de ADN.

La pintura es la representación artística de una figura más antigua del mundo, pero no es el arte más antiguo producido por humanos.

En Sudáfrica existe un dibujo similar a un hashtag (#) que se cree que fue hecho hace 73.000 años.

Este sería el dibujo más antiguo conocido.

Wallacea

Sulawesi se encuentra en una ubicación clave.

Es la isla más grande de un grupo al que los científicos a menudo se refieren como Wallacea, en honor al gran naturalista del siglo XIX y XXAlfred Wallace.

El grupo se asienta en una línea divisoria, a cada lado de la cual se encuentran animales y plantas muy diferentes.

Pero el significado de Wallacea también es que debe haber sido un lugar de asentamiento para los humanos modernos en su viaje hacia Australia.

“Sabemos que estuvieron en esa masa terrestre hace unos 65.000 años, por lo que es razonable suponer que también estaban en Sulawesi al mismo tiempo o incluso antes”, explica el corresponsal de Ciencia de la BBC Jonathan Amos.

“Esto plantea la tentadora teoría de que existe arte figurativo, ya sea en Sulawesi o en las islas cercanas, que supera los 45.500 años de antigüedad”, añade.

“Las colinas de piedra caliza, situadas a una hora en coche de Makassar, tienen innumerables recovecos, como los de la cueva de Leang Tedongnge”, dice.

Por eso, Amos cree que es probable que haya más descubrimientos en el futuro.




El Secreto del Arca – Película (2011)

Un profesor universitario pide ayuda a su sobrino Robert para que investigue la desaparición de un colega de profesión. Robert descubre que el hombre ha sido asesinado, pero no es lo único que encuentra.

En sus manos cae un manuscrito medieval armenio que tendrá que descifrar. Mientras tanto, un expedición constituida por una secta religiosa encuentra en las profundidades del océano los restos de un antiguo naufragio en donde se haya la famosa reliquia del ojo de Dios.

Película de aventuras alemana basada en una novela del escritor Richard Hayer. La cinta, realizada para la televisión, está dirigida por Tobias Baumenn, quien tiene en su haber un gran número de series en el país germano.

Pese a tratarse de un proyecto pensado expresamente para la pequeña pantalla, no se escatimó en labores de producción, lo que convirtió a esta cinta en una de las más caras rodadas para la televisión en Alemania. Y la jugada no salió nada mal, ya que consiguió unas buenas cifras de audiencia.

“El secreto del arca” está protagonizada por rostros habituales de la pequeña pantalla europea, como son Stephan Luca a nivel germano y Julia Molkhou en Francia.

Reparto:Stephan Luca Julia Molkhou Hilmi Sözer Reparto completo

Género:DramaAcción y Aventuras

Director:Tobi Baumann

País:DE

Calificación:+7