Conoce 5 diferencias entre la circonita y el diamante

Actualmente, tanto la circonita como el diamante, son uno de los materiales más usados dentro del mundo de la joyería. Cada uno posee características y propiedades diferentes que lo convierten en un excelente material para la fabricación de joyas elegantes para todos los gustos.

Durante siglos, las joyas han sido accesorios imprescindibles para mejorar la imagen personal así como símbolo de estatus social. Por esta razón, la circonita y el diamante se han convertido en dos de los materiales más usados dentro de la industria de la joyería, gracias a su belleza, versatilidad y elegancia.

Principales diferencias entre la circonita y el diamante

El diamante es el mejor amigo de hombres y mujeres. Sin embargo, la circonita ha demostrado en las últimas décadas que puede satisfacer las necesidades estéticas de millones de consumidores. Tanto la circonita y el diamante son piedras preciosas que no dejan indiferente a ningún amante de las joyas. No obstante, se diferencian entre sí, por los siguientes aspectos:

  • El aspecto y las inclusiones

Una de las principales diferencias entre el diamante y la circonita es que esta última no cuenta con ningún tipo de imperfecciones o inclusiones. Al ser una piedra sintética y artificial, no cuenta con las líneas, inclusiones, puntos y demás irregularidades que puede mostrar un diamante. Además, al colocar ambas piedras bajo la luz natural, se puede apreciar la diferencia en la luz que emiten ambas piedras. Los diamantes cuentan con un índice de refracción más alto que el de la circonita: 2,42 y 2,15 respectivamente. De esta manera, la circonita, aunque es incolora, desprende una luz y brillo muy colorido muy parecido al arco iris, mientras que el diamante arroja destellos de luz blanca.

  • La duración

A diferencia del diamante, la piedra circonita es más propensa a rayarse o astillarse si se deja caer o se manipula sin cuidado. El diamante es mucho más resistente que la circonita. Sin embargo, una de las ventajas de las joyas fabricadas con circonita es que son mucho más económicas y asequibles que las de diamante, por lo que si se daña o raya, comprar una nueva no supondrá un problema para el bolsillo.

  • La densidad

Uno de los métodos más fáciles para diferenciar dos piedras de similar tamaño de circonita y el diamante es pesándose en una balanza. Aunque compartan el mismo tamaño, la piedra de circonita puede pesar hasta el doble que la de diamante.

  • El precio

Entre las diferencias más notables de la circonita y el diamante, es preciso mencionar la disparidad en los precios de ambas piedras preciosas. Al ser una piedra artificial y sintética, las joyas elaboradas con circonita son mucho más bratas y asequibles. Si embargo, es necesario aclarar que aunque se trata de un material económico, esto no compromete la calidad y los diseños elegantes y sofisticados que ofrecen las colecciones de joyas de circonita.

Por su parte, el diamante es una de las piedras más caras del mundo. Por esta razón, no son pocos los clientes que prefieren vestirse con bellas y originales joyas de circonita, las cuales pueden encontrarse chapadas en oro y otros metales preciosos.

  • Los bordes

Al ser una piedra artificial, en la mayoría de los casos, los bordes de la circonita son más agradables y suaves al tacto, así como de aspecto redondeado. Mientras, que el diamante se caracteriza por poseer bordes afilados.

No obstante, para notar la diferencia entre los bordes de la circonita y el diamante es necesario contar con una lupa de aumento 10x, ya que esta característica no se puede apreciar a simple vista. Asimismo, otra de las pruebas más utilizadas para diferenciar un material de otro es la conductividad térmica.

Si al respirar sobre la piedra, la niebla que deja la respiración se disipa rápidamente, entonces se trata de un diamante genuino. Esto se debe a que la piedra de circonita es un aislante térmico por excelencia.

image_pdfwww.dineroclub.netimage_printwww.dineroclub.net