Earth 300: el superyate de propulsión nuclear que ofrecerá excursiones ecológicas de USD 3 millones con científicos

13

¿Salvarán los científicos el mundo a bordo de este superyate de casi 300 metros de largo con propulsión nuclear?

El empresario Aaron Olivera, fundador del proyecto Earth 300, trabajó con Iván Salas Jefferson, fundador de Iddes Yachts, para crear un yate único en su género que combina un diseño futurista, tecnología ecológica e instalaciones de investigación. 

El barco, llamado Earth 300, pretende reunir a los mejores científicos y estudiantes, en un esfuerzo por difundir los problemas medioambientales y contribuir activamente a la investigación sobre la conservación de los océanos. Con casi 300 metros de eslora y 60 de altura, podrá albergar a 425 personas. 

Turistas adinerados harían rentable del proyecto 

Además del personal científico y estudiantes –quienes viajarán gratis– un puñado de turistas adinerados, alojados en 10 suites de lujo con balcones privados pagarán 3 millones de dólares cada uno por un viaje de 10 días, lo que contribuirá a que la empresa sea rentable. 

Según reportó Bloomberg, en una cena de presentación en Singapur, Olivera reunió a una serie de científicos y ecologistas a través de enlaces de vídeo para expresar su apoyo a la empresa. Afirmó que cuenta con el interés de patrocinadores privados no identificados y que la mayor parte de la financiación del proyecto se obtendrá mediante instrumentos financieros tradicionales.

Olivera no se deja intimidar por la larga lista de retos. Según Bloomberg, 80 % de los beneficios se destinarán a causas medioambientales. Su prioridad es que el proyecto sea “inspirador”, dijo. “El futuro de la humanidad está en proyectos ambiciosos como éste”.

El diseño modernista, las líneas limpias, la plataforma de observación y la “esfera científica” de cristal de 13 pisos pretenden provocar asombro, según Olivera.

Sacado de una película de ciencia ficción: 22 laboratorios en la “esfera científica”

La “esfera científica” contará con 22 laboratorios, preparados para 160 científicos y 20 expertos residentes. El Earth 300 pretende ser en un laboratorio de investigación flotante, pero en el que los científicos “son tratados como estrellas del rock”. No solo los laboratorios dispondrán de tecnologías de primer orden, sino que el Earth 300 promete ser el primer barco que lleve a bordo el último ordenador cuántico.

El superyate de Aaron Olivera tiene previsto empezar en 2025. Sin embargo, este ambicioso objetivo podría estar sujeto a retrasos. Para ser totalmente libre de emisiones, el Earth 300 está diseñado para integrar la versión marina de un reactor nuclear de sales fundidas (m-MSR), que todavía se está desarrollando. Si el barco llega a ser una realidad, se convertirá en el primer yate totalmente sostenible.