El eneldo: Beneficios para la Salud y la buena Suerte

61

Hay que destacar las virtudes del eneldo como calmante contra los gases, las flatulencias y los cólicos

Conocemos por plantas medicinales a todos aquellos vegetales con propiedades terapéuticas y curativas que contribuyen a remediar enfermedades o tratar problemas de salud.

Una de las plantas que la naturaleza nos ofrece y que no puede faltar en nuestro botiquín es el eneldo, una hierba versátil que se emplea tanto como condimento culinario, para dar sabor dulzón, fresco y anisado a los platos, como para hacer infusiones, con la finalidad de combatir determinadas molestias, como las digestiones pesadas, la acidez gástrica o los dolores menstruales.

Por sus infinitas bondades y sus asombrosas cualidades, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda su consumo como aderezo saludable y altamente nutritivo.

Fuente de minerales y vitaminas

Esta beneficiosa planta está compuesta en un 86% por agua. Destaca por ser fuente de proteínas, hidratos de carbono, fibra y contiene un bajo porcentaje de grasa, por lo que está recomendada para dotar de sabor los platos de aquellos que desean bajar de peso.

También tiene una alta capacidad antioxidante y contiene minerales importantes para la salud, como calcio, hierro, sodio, potasio, fósforo, magnesio, zinc, cobre y manganeso. Por otro lado, el eneldo es rico en vitaminas A y C y contiene importantes aminoácidos como la fenilalanina, la arginina, el triptófano y la lisina, entre otros.

El poder de la naturaleza

  • Facilita la digestión: El eneldo es una hierba ‘milagrosa’ para la digestión. Uno de los principales beneficios radica en sus virtudes calmantes contra los gases, las flatulencias y los cólicos, estando especialmente recomendado en los cólicos infantiles. Gracias a sus propiedades cardiotónicas, antiinflamatorias y antiespasmódicas, favorece las digestiones livianas y evita las temidas molestias estomacales.
  • Excelente diurético: Esta planta medicinal también destaca por su poder diurético. Está recomendado para eliminar las toxinas del cuerpo de forma natural.
  • Refuerza el sistema inmunológico: Por su alto contenido de vitamina C, ayuda a reforzar el sistema inmunológico y a prevenir resfriados e infecciones.
  • Alivia el insomnio: Esta especia histórica contribuye a aliviar el insomnio por su poder sedante y calmante. Además, también está indicado para suavizar las molestias menstruales y atenuar los espasmos uterinos, así como para calmar el dolor que producen las hemorroides.

Uso en la cocina

El eneldo es un ingrediente indispensable en las cocinas de los países nórdicos y bálticos, del que se aprovechan las hojas, las flores y las semillas para aderezar encurtidos, conservas y platos de pescado, ensaladas y salsas. Como ocurre con la inmensa mayoría de especias, agregando una mínima cantidad de eneldo podemos transformar nuestras recetas, pudiendo emplearse tanto fresco como en seco. Es un ingrediente estrella de platos como el popular salmón en papillote o el tzatziki, una salsa de yogur y pepino que se emplea para acompañar mariscos y pescados azules. Además, puede ser una estupenda alternativa para reducir el consumo de sal.

Por supuesto, podemos obtener todos sus beneficios a través de una sencilla infusión. Basta con hervir una taza de agua y verter una cucharada de hojas de eneldo frescas o secas y dejar reposar la infusión. Prueba a servirla con una cucharada de miel. ¡Te conquistarán tanto por su sabor como por sus beneficios!

Usos esotéricos y de brujería

El eneldo es una planta que se ha usado por sus propiedades curativas desde antiguas civilizaciones.

Su nombre en inglés, dill, proviene del escandinavo dilla, que se traduce como calmar, en alusión a las propiedades calmantes y digestivas de la planta.

Pero además, el eneldo se suma a otras hierbas consideradas mágicas y que han sido usadas desde hace siglos en el esoterismo con diferentes objetivos: como protección, en particular de los niños, así como para ahuyentar espíritus malignos, atraer la fortuna y el amor.

Los griegos y romanos usaban el eneldo para muchas cosas. Estos últimos, por ejemplo, eran usados por gladiadores que la bebían en infusión porque creían que estimulaba su fuerza física y mental.

Y hay textos egipcios donde se menciona al eneldo en ofrendas a faraones.

Conozca más sobre las plantas en nuestro web