Gap se hace con la ‘start up’ de inteligencia artificial Cb4

7

El grupo estadounidense, que se encuentra en pleno plan estratégico para reducir su red de distribución e impulsar el canal digital, ha adquirido la compañía tecnológica Context-Based 4 Casting, con sede en Nueva York y Tel Aviv.

Gap sigue apostando por compras para reforzar su digitalización. El grupo estadounidense ha cerrado la adquisición de Context-Based 4 Casting (Cb4), una compañía con oficinas en Nueva York y Tel Aviv y especializada en inteligencia artificial.

La empresa emplea esta tecnología y el machine learning para “transformar operaciones de retail, aumentar las ventas y mejorar la experiencia del consumidor a través de análisis predictivo”, según explica Gap en un comunicado.

“Creemos que la inteligencia artificial y el machine learning definirán el futuro de nuestra industria”, ha asegurado Sally Gilligan, directora de transformación y crecimiento de Gap. El grupo ya había trabajado con Cb4 en el pasado.

El acuerdo fue negociado por la Strategic Growth Office de Gap, una unidad de la compañía que busca oportunidades para impulsar el crecimiento y acelerar nuevas invenciones en su cartera de marcas.

Financiada por inversores como Sequoia Capital, la tecnología de la empresa ha sido implementada por retailers como Levi’s, Urban Outfitters, Lidl y Kum&Go.

Como parte de la adquisición, el equipo de empleados de Cb4 se unirá a Gap a tiempo completo.

A su vez, Tel Aviv es una empresa que utiliza herramientas de inteligencia artificial y aprendizaje automático de vanguardia para transformar las operaciones minoristas, aumentar las ventas y mejorar la experiencia del cliente a través de análisis predictivo y detección de demanda.

El pasado agosto, la Strategic Growth Office también se encargó de liderar la adquisición de la start up Drapr, una aplicación online basada en una tecnología que permite a los clientes crear avatares 3D y probarse virtualmente las prendas de una tienda online de moda.

Esta área de la compañía también participó en la financiación para Obé Fitness, una plataforma de fitness digital que se asocia con la marca Athleta para llevar el entretenimiento, la cultura pop y el diseño al fitness.

Actualmente, Gap se encuentra inmersa en un plan estratégico, llamado Power Plan 2023. El plan incluye un recorte radical de la red de distribución del grupo, el impulso del online y el foco en Old Navy y Athleta.

Gap cerró el ejercicio 2020 con una caída de las ventas del 15,8% y en pérdidas. En el ejercicio, finalizado el pasado 30 de enero, Gap facturó 13.800 millones de dólares, frente a los 16.383 millones de dólares del año anterior.